Cultura 29/07/2017 - 12:05 a.m. sábado 29 de julio de 2017

Las aventuras del gato Cósmico

El robot que nació como personaje de manga llegó al cine y se ha convertido en un embajador japonés

  /

Anterior Siguiente

Rolando Rodríguez De León
periodistas@laestrella.com.pa

De todas las series de anime que se transmitieron en los canales locales, hubo una cuyo personaje principal terminó sobrepasando el medio animado. Se trata de Doraemon, mejor conocido en Panamá como ‘El gato cósmico'; cuya primera transmisión fue hecha por RPC tv canal 4, de septiembre hasta diciembre de 1982.

‘La popularidad global del anime japonés, representado en Doraemon es un poderoso recordatorio de la habilidad del Japón para inspirar a los jóvenes

MASATO MIZUNO

Fue creado en 1969 por Hiroshi Fujimoto, mientras formaba parte del duo de mangakas conocido como Fujiko Fujio. Las aventuras, contadas de forma individual, fueron serializadas en diversas revistas japonesas con un tiraje que duró de diciembre de 1969 hasta agosto de 1994 y totalizó más de 1,300 historietas. Su fama fue tal, que cualquier revista que tuviese a Doraemon en la portada se vendía como ‘pan caliente', lo que motivó que en el año 1974 las historietas se reeditaran en formato tankobon (Volumen compilatorio de 13 x 18 centímetros) y alcanzara 45 tomos de entre 170 y 200 páginas. El atractivo de las narraciones para el público japonés fue tan grande que en 1973 se crea la primera serie animada, basada en los mangas de Fujimoto.

La historia de Doraemon es sencilla: el gato robot es enviado desde el siglo XXII por Sewachi, con la intención de mejorar la vida de su tatarabuelo Nobita Nobi, un niño vago, enamorado de Shizuka, al que le va mal en la escuela por no estudiar y ninguneado por Gigante (Gian) y Tsuneo, sus compañeros de juego y colegio. La función de Doraemon es ayudar a Nobita a tener un mejor porvenir mediante el uso de artilugios del futuro que el gato robot saca del ‘bolsillo de la cuarta dimensión', una especie de bolsa pegada en el vientre tipo canguro. Pero, el mal uso que hace Nobita de los inventos y los desperfectos de algunos terminan empeorando las situaciones que estaban supuestos a mejorar.

Este anime dio el salto al cine en 1980 con Doraemon: El dinosaurio de Nobita (‘Doraemon Nobita no kyoryu') y hasta la fecha en Japón se presenta una película nueva cada año, totalizando 38, además, ya se cuenta con fecha de estreno para la siguiente en marzo de 2018, titulada Doraemon: La isla del tesoro de Nobita (‘Eiga Doraemon: Nobita no Takarajima') que además será la primera no basada en las historias de Fujiko F. Fujio, sino en la novela de Robert Louis Stevenson, La isla del tesoro .

En Japón, Doraemon es más que un dibujo animado infantil o personaje de manga, su imagen se utiliza en todo tipo de campañas publicitarias para niños, jóvenes y adultos, desde clases en escuelas técnicas a marcas de autos. Quienes visitan la ciudad de Kawasaki en la prefectura de Kanagawa, —lugar donde trabajó Fujimoto— la parada obligada es el Museo Fujiko F. Fujio, coloquialmente llamado Museo de Doraemon, un edificio de dos pisos que recibe a chicos y grandes por igual, cuenta con salas de lectura de mangas en japonés, exhibición de animaciones exclusivas del museo, cafetería temática, un patio con figuras y la tienda del museo, repleta de mercancías alusivas a las creaciones de Hiroshi Fujimoto.

Pero fue el año 2008, cuando Doraemon dio el salto a la palestra pública a nivel internacional, en ese entonces el ministro de relaciones exteriores Masahiko Komura le nombró ‘Embajador anime' y en su discurso de investidura le solicitó que: ‘...viajase por el mundo, para que las personas obtuviesen un mejor entendimiento del Japón y fuesen sus amigos.' Este es un ejemplo del ‘poder suave' que ejercen los personajes animados en nuestra época. Cinco años después, en 2013, fue nombrado Embajador especial para optar a los juegos olímpicos del 2020. El Comité Olímpico dijo que le habían escogido porque representaba los valores de amistad y respeto tan apreciados por los japoneses, así como también por su popularidad a nivel mundial.

Masato Mizuno, Vice presidente del Comité Olímpico Japonés expresó en su discurso que: ‘La popularidad global del anime japonés, representado en Doraemon es un poderoso recordatorio de la habilidad del Japón para inspirar a los jóvenes. Además, le añade credibilidad a nuestra promesa de hacer unos juegos olímpicos dinámicos y de alentar a la juventud a perseguir sus sueños en los deportes. Estamos encantados de contar con un amigo tan ingenioso en nuestro grupo.'.

Por otro lado, en España, la editorial Planeta DeAgostini ha sacado compilaciones de las historias en formato cómic, tomos A4 y recientemente en tomos a color. La fama de Doraemon en este país ha logrado que se presenten algunos de los filmes en los cines, incluyendo Doraemon: Stand by me (2014); la incursión de la franquicia en la animación 3D; además de que el anime se transmite en televisión abierta en algunas comunidades autónomas y se dobla en sus respectivos idiomas.

Como en la mayoría de los países de occidente, en España se considera a Doraemon un personaje infantil por lo tanto, la industria alimenticia dirigida a este mercado lo ha utilizado como reclamo publicitario, es el caso de la leche de chocolate Okey, en cuyos envases anunciaban un sitio de juegos en internet basado en los personajes; los Bollicao Dokyo, pastelitos rellenos de chocolate que traían calcomanías de Doraemon y sus amigos; Pepsi regalaba sus películas y Nocilla, vasos coleccionables impresos con los miembros de la serie.

Doraemon tuvo varias repeticiones en nuestro país, la siguiente vez que se pudo disfrutar fue también por Canal 4, de marzo a abril de 1983 y en Telemetro Canal 13, en septiembre y octubre del año 2000, pero no fue hasta el año 2009, que gracias a los esfuerzos del ex-embajador del Japón en Panamá, Su Excelencia Makoto Misawa y la Fundación Japón, que se pudo disfrutar por primera vez en los cines una de las películas de la pandilla Doraemon y el pequeño Dinosaurio (Nobita no kyoryu, 2006). Sin embargo, el gato cósmico se ha mantenido como un desconocido en Panamá, mientras que en Asia y España su fama es grande. Tanto la serie animada como el manga gozan de una gran cantidad de seguidores y la animación ha tenido tres producciones diferentes, en 1973, contó con 52 episodios, en 1979, se crea una segunda serie con más de 1700 episodios y la última, del 2005 a la fecha, cuenta con más de 800 episodios.

Este entrañable personaje, que en el 2019 cumplirá 50 años —a pesar de ‘haber nacido' el 3 de septiembre de 2112— ha entretenido a varias generaciones de niños y adultos en el mundo entero, ‘nació' antes que muchos de sus espectadores y seguramente seguirá siendo el deleite de futuras generaciones.

comments powered by Disqus