Cultura 17/05/2018 - 12:00 a.m. jueves 17 de mayo de 2018

Los árboles son fuente de vida

El Día del Árbol en Panamá se celebra el tercer viernes del mes de mayo, con el objetivo de promover la protección y reforestación de bosques

‘Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol', Martin Luther King. / Shutterstock
Shutterstock

‘Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol', Martin Luther King.

Yelina Pérez S.
yperez@laestrella.com.pa

Los árboles son esenciales para la vida en la Tierra, ya que purifican el ambiente al oxigenar el aire, brindan sombra, refrescan y humedecen el ambiente, reducen el ruido, transforman el dióxido de carbono y son responsables del efecto invernadero, del biomasa; además minimizan los riesgos de inundación y evitan la erosión. Sin dejar de mencionar que producen alimentos y múltiples recursos a los seres vivos. Pero la constante deforestación de los bosques por parte del hombre y empresas madereras y papeleras cada vez más pone en peligro la existencia de los seres vivos que habitan la tierra.

LA INICIATIVA

Fue Suecia la pionera o principal propulsora de esta actividad en 1840.

A raíz de esta iniciativa cada 28 de junio se celebra el Día Mundial del Árbol.

El Día Mundial del Árbol, también llamado Día Forestal Mundial, fue inicialmente una recomendación del Congreso Forestal Mundial que se celebró en Roma en 1969.

Esta recomendación fue aceptada por la FAO en 1971.

En España el Día Mundial del Árbol se celebra desde el año 1972, aunque en el año 1898 se realizó la celebración del La Fiesta del Árbol en Barcelona gracias a la asociación denominada Amigos de la Fiesta del Árbol.

Debido a la importancia que tienen los árboles para el planeta, se escogió como Día Mundial del Árbol el 28 de junio; sin embargo muchos países de América celebran su propio Día del Árbol, según sus condiciones naturales. En Panamá esta iniciativa fue adoptada el 11 de mayo de 1967, cuando el Órgano Ejecutivo expidió el Decreto Ejecutivo 165, que creó la celebración del Día del Árbol, donde se instituye que se conmemore el tercer viernes de mayo y se promueva el incremento de bosques en todo el país.

De ahí que el Ministerio de Ambiente (MiAmbiente) de Panamá hace un llamado a la conservación y protección de los bosques, como un recurso vital para el sostenimiento del planeta.

Para conmemorar este día, el organismo viene realizando desde entonces una serie de actividades didácticas especialmente con los niños y adultos para que conozcan la importancia de conservar los bosques y los recursos forestales que la naturaleza ofrece.

Entre las actividades más frecuentes que cada año suelen realizarse en todo el país se encuentran: plantar árboles, limpiar los bosques, realización de trabajos manuales, como descubrir las características de los árboles.

PÉRDIDA DE BOSQUE A NIVEL GLOBAL

Según el informe ‘Evaluación de los recursos forestales mundiales 2015 (FRA)' de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), los bosques del mundo siguen disminuyendo, a medida que la población aumenta y las áreas forestales se reconvierten a la agricultura y otros usos, pero en los últimos 25 años la tasa de deforestación neta mundial ha disminuido en más del 50%.

Desde 1990 se han perdido unas 129 millones de hectáreas de bosques –una superficie casi equivalente a la de Sudáfrica-, de acuerdo con el estudio sobre los bosques más completo de la FAO hasta la fecha.

El informe de la FAO, que abarca 234 países y territorios, fue presentado en el Congreso Forestal Mundialcelebrado en Durban, Sudáfrica en septiembre de 2015.

‘Los bosques juegan un papel fundamental en la lucha contra la pobreza rural, en la seguridad alimentaria y en proporcionar a las personas medios de subsistencia. Y aportan servicios ambientales vitales como aire puro y agua, la conservación de la biodiversidad y la lucha contra el cambio climático', aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, en el lanzamiento del informe en Durban.

Las as conclusiones reflejan, sin embargo, que una superficie cada vez mayor de áreas forestales ha sido objeto de protección, mientras que más países están mejorando la gestión forestal. Esto suele lograrse a través de la legislación, incluyendo la medición y el monitoreo de los recursos forestales y una mayor participación de las comunidades locales en la planificación y las políticas de desarrollo.

comments powered by Disqus