09/08/2018 - 3:44 p.m. jueves 9 de agosto de 2018

Utilidad neta del centro bancario sube 6.5%, pero activos líquidos caen 17.1%

¿Fuga de capitales extranjeros? En un año, $3,367 millones salieron de la plaza panameña, redireccionados por bancos internacionales.

Archivo. / La Estrella de Panamá
La Estrella de Panamá

Archivo.

Rekha Chandiramani
rchandiramani@laestrella.com.pa

La utilidad neta del Centro Bancario Internacional fue de $808 millones al cierre de mayo 2018, con un índice de eficiencia positivo y consistente en los últimos meses, según la  Superintendencia de Bancos de Panamá.

Los resultados ilustran un crecimiento moderado en los ingresos financieros, similares al del costo de fondos. El Sistema Bancario Nacional en cambio, obtuvo una utilidad de $627 millones a a mayo de 2018, esto excluyendo los bancos de licencia internacional. Este monto representa un 6.7% más con respecto al mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, los activos líquidos del CBI se redujeron en $3,367 millones desde mayo de 2017, cuando cifraban $19,631 millones a $16,265 en mayo de 2018, es decir, 17.1% menos. El regulador bancario atribuye esta reducción  a una disminución de las captaciones externas, producto de "los movimientos de bancos internacionales con su grupo, en busca de posiciones que generen mejores perfiles de ingresos, como también una reducción por parte de la banca oficial por pago de obligaciones con compromisos adquiridos".

El crecimiento de otros activos como la cartera crediticia (+2.4%), las inversiones en valores (+1.8%) y "otros activos" (+11.1%)  contrarrestaron medianamente la caída del  total de activos a -0.7%, cifrándose  $117,376 millones a mayo de 2018, cuando en mayo del año pasado la cifra era de $118,154 millones.

La tendencia a la baja de los activos líquidos (dineros depositados en los bancos)  se viene observando desde el 2016, año en que estalló el escándalo internacional Panama Papers, que puso en la lupa a Panamá como creador de sociedades anónimas a nivel mundial. Aunque según la Superintendencia, esta estrategia  ha permitido a los bancos mejorar sus niveles de rentabilidad, sin comprometer la salud financiera del CBI, algunos expertos consultados señalan que los activos líquidos internacionales, cuya proporción ronda el 50% del total de los mismos, es el que permite ofrecer un crédito más barato, es decir, que amplía el acceso al crédito para una gran parte de la población y a mejores tasas y plazos, algo que con menor capital líquido, a los bancos le costaría más poder ofrecer.

Aún así, el informe financiero de la Superintendencia Bancaria también revela que el crédito doméstico al sector privado creció en 5.9% versus similar período del año anterior. 

La Superintendencia reiteró en su informe que las cifras del CBI son saludables y que los  indicadores de solidez financiera, principalmente los de liquidez legal y solvencia, registran "casi el doble del mínimo requerido por la regulación".

 

comments powered by Disqus