04/09/2018 - 12:00 a.m. martes 4 de septiembre de 2018

Unas 22 de cada 100 mujeres jóvenes no tiene un empleo

Las estadísticas consolidadas muestran un desempleo total de 5.8% a marzo, pero cuando se trata de mujeres y jóvenes, las cifras se disparan, poniendo el dedo en la llaga de la educación y el trabajo infantil

Unas 22 de cada 100 mujeres jóvenes no tiene un empleo

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Las últimas cifras de desempleo juvenil no son nada alentadoras.

De 100 mujeres entre 20 y 24 años, 22 de ellas están desempleadas, y de cada 100 hombres en el mismo rango de edad, 16 no tienen empleo.

Según datos de la Universidad de Panamá (UP), de cada diez personas que se graduaron de sus aulas en el año 2014, siete de ellas fueron mujeres.

Lo anterior hace pensar que las mujeres o están estudiando más que los hombres o no se están creando las plazas laborales debidas para ellas.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el origen de las tendencias sociales (desigualdades) y del mercado laboral globales son las disparidades entre grupos demográficos. ‘Las disparidades de género son especialmente preocupantes', afirmó el organismo.

Señaló que en promedio, las mujeres tienen menos probabilidades de participar en el mercado de trabajo; a nivel mundial, sufren un déficit de participación de más de 26 puntos porcentuales respecto de los hombres; cuando sí participan, tienen menos probabilidades de encontrar un empleo.

Esas diferencias, agregó, son especialmente amplias en África del Norte y los Estados Árabes, donde las mujeres tienen dos veces más posibilidades de estar desempleadas que los hombres.

‘4 de cada 5 de los nuevos empleos generados entre el 2017 y 2018, beneficiaron a trabajadores con 12 o menos años de escolaridad'

RENÉ QUEVEDO

CONSULTOR LABORAL

Una vez que tienen empleo padecen la segregación por lo que se refiere al sector, la ocupación y el tipo de relación de empleo, lo cual limita su acceso a un empleo de calidad. Por ejemplo, en 2017, el 82% de las mujeres de los países en desarrollo se encuentran en modalidades de empleo vulnerable en comparación con el 72% de los hombres.

Cifras de la Contraloría muestran que la tasa de desempleo es mayor en este rango de edad, entre los 20 y los 24 años, edad juvenil más consolidada para el empleo, aunque el Ministerio de Economía y Finanzas prefiere redirigir la atención a la baja del desempleo juvenil pero en el rango de edad entre 15 y 19 años.

Con respecto al resto de los grupos de adultos activos, los números muestran que el desempleo comienza a descender a partir de los 25 años. Y esa brecha de la vida laboral activa se empieza a reducir con mayor prominencia después de los 30 años, reduciendo la cantidad de tiempo en que el empleado es ‘cotizado'.

CALIDAD DEL EMPLEO

El consultor laboral y asesor del Ministerio de Trabajo,René Quevedo, opinó sobre la calidad y las oportunidades de la oferta laboral que hay en el mercado panameño para las mujeres.

Señaló que el 62% de los nuevos empleos femeninos 2017-2018 fueron para vendedoras y trabajadoras del comercio, mientras que un 19% benefició a técnicas y profesionales de nivel medio.

Destacó que se crearon 2,189 empleos para mujeres de 15 a 19 años (en su mayoría en el sector comercio) y 1,929 para mujeres entre 20 a 24 años.

Sin embargo, añadió Quevedo, muchas más jóvenes de 15 a 19 años ingresaron al mercado laboral por la ampliación del rango definido como Población Económicamente Activa (PEA) por la OIT.

La Contraloría de Panamá adoptó ese estándar para ‘expandir la encuesta de mercado laboral de propósitos múltiples' en 2010 y empezó a computar las estadísticas laborales a partir de los 15 años, a pesar de que las leyes panameñas penalizan el trabajo infantil y en esa edad aún el estudiante se encuentran en el nivel de educación media (de décimo al duodécimo grado).

Esta expansión de edad explica la diferencia en la tasa de desempleo entre los rangos de 15 a 19 años, donde el 80% de los empleos son para hombres, y el repunte del desempleo en edades entre 20 y 24 años.

DESEMPLEO TOTAL

La tasa de desempleo total para marzo de 2017 fue de 5.6% y para marzo de 2018 fue de 5.8%, es decir, aumentó en 0.2 puntos porcentuales. A lo interno del país, el área urbana mostró una tasa de 6.9% en el 2018, en contraste con el área rural, cuya tasa fue de 3.0%.

Consecuente con la brecha entre mujeres y hombres, la tasa de desempleo de las mujeres fue de 7.9%, mientras que la de hombres fue de 4.3%, según cifras de la Contraloría.

PANORAMA REGIONAL

Según la OIT, en el 2018 la tasa de desempleo para el segmento de edad entre 15 y 24 años, a nivel de Latinoamérica, será de 19.6%, el más alto en 14 años. Y según Quevedo, Panamá no será la excepción, pero que mostró una recuperación entre el 2017 y 2018, generando 20,233 empleos en esa franja de edad, 80% de ellos masculinos.

Más aún, añade el consultor laboral, 4 de cada 5 de los nuevos empleos generados entre el 2017 y 2018, tanto para hombres como mujeres, beneficiaron a trabajadores con 12 o menos años de escolaridad. Una apuesta a la inversa de la educación.

El informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo, Tendencias 2018 de la OIT señala que los jóvenes tienen muchas menos probabilidades de estar empleados que los adultos, siendo su tasa mundial de desempleo del 13%, tres veces más elevada que la de los adultos, que es de 4.3%.

El problema es particularmente grave en África del Norte, donde casi el 30% de los jóvenes en el mercado laboral no tiene trabajo. Además, las desigualdades de género ya están establecidas entre los trabajadores jóvenes y complican aún más el avance futuro en la reducción de las brechas entre los géneros.


comments powered by Disqus