08/09/2018 - 10:28 a.m. sábado 8 de septiembre de 2018

Tolerancia al Riesgo

A manera de ejemplo, procedamos a hacer una comparación entre un individuo que se encuentra en sus 70 años versus una persona que tiene 50 años. 

Laritza Lezcano
periodistas@laestrella.com.pa

Para aquellas personas que les interesa el tema de las inversiones y a la fecha no son participantes de los mercados de capitales, es común que no hayan tomado acción alguna ya que dudan ser candidatos apropiados para dicho mercado basados en la idea de que no cuentan con sumas de dinero significativas. 

A pesar de que la capacidad financiera debe de ser considerada, no es el factor determinante de si una persona puede o no ser participe, existen otros conceptos y factores que son fundamentales. 

La tolerancia al riesgo es uno de estos conceptos fundamentales que no debe de ser ignorado a la hora de tomar decisiones de inversión de capital, dado que dicho concepto es una guía a los niveles de riesgo que una persona aceptaría a cambio de un retorno especifico. 
A partir de la tolerancia de riesgo se podrá determinar el perfil de la persona y establecer políticas de inversión que permitan crear portafolios que combinen instrumentos de inversión que permitan obtener el retorno requerido para el logro de metas y objetivos del inversionista.

Componentes del concepto

El riesgo de tolerancia se determina a partir de dos componentes, la capacidad financiera y la disponibilidad a tomar riesgos como lo es la probabilidad de perdida parcial o total del capital invertido. A partir de esta composición corroboramos la afirmación de que la capacidad financiera no es el factor determinante de la decisión de adentrase en el mundo de los mercados de capitales.

Estos componentes se verán influenciados en gran parte por la etapa de ciclo de vida en la que el individuo se encuentre, la cual es determinada tanto por su edad como por las circunstancias personales. Las etapas enmarcan: la fundación, acumulación, mantenimiento y distribución de capital.

A manera de ejemplo, procedamos a hacer una comparación entre un individuo que se encuentra en sus 70 años versus una persona que tiene 50 años. 

El individuo de 70 años próximo al retiro se ubica en etapa de mantenimiento y distribución de capital, por lo general muestra una tendencia a localizar la mayor parte de su capital en instrumentos de inversión que ofrezcan retornos más predecibles y seguros como lo son los activos de renta fija, ejemplo los bonos.

Mientras la persona de 70 años busca el preservar su capital exponiéndolo a menores riesgos, la persona de 50 años aun se ubica en una etapa de acumulación caracterizada por locación en instrumentos de crecimiento de capital, que ofrecen mayor retorno, pero a mayor riesgo, por ejemplo, acciones. Las personas en este rango de edad tienen la ventaja del tiempo versus una persona en el rango de 70 años que no tendrá tiempo suficiente para recuperar las pérdidas.

En teoría, las inversiones que implican mayor riesgo son más atractivas para las personas considerablemente jóvenes en comparación a quienes se aproximan a la edad de retiro. El riesgo que una persona en su etapa joven a etapa media de vida acepte también se relaciona con la seguridad de captación y dependencia de estos recursos financieros.

comments powered by Disqus