22/08/2018 - 12:01 a.m. miércoles 22 de agosto de 2018

SPNF gastó 18.5% más de lo que recaudó, superando el margen legal de responsabilidad fiscal

El Ministerio de Economía y Finanzas reveló ayer que de enero a junio de 2018, el total de gastos de las entidades del SPNF fue de $6,785 millones, mientras los ingresos sólo alcanzaron los $5,723 millones

Ministra encargada del MEF, Eyda Varela de Chinchilla en conferencia de prensa. / Larish Julio | La Estrella de Panamá
Larish Julio | La Estrella de Panamá

Ministra encargada del MEF, Eyda Varela de Chinchilla en conferencia de prensa.

Anterior Siguiente

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa

La brecha entre ingresos y gastos en la gestión pública se ahonda. Por años, el Gobierno ha gastado más de lo que ha ingresado, situación que no había encendido las alarmas hasta que el Gobierno anunció la solicitud-que después retiró- de una dispensa fiscal a la Asamblea.

El déficit en el Balance Fiscal del Sector Público No Financiero (SPNF), presentado ayer por el Ministerio de Economía y Finanzas y correspondiente al primer semestre del año 2018, alcanzó $1,061 millones, es decir, que el SPNF gastó 18.5% más de lo que ganó en tan solo seis meses.

El déficit es producto de la sustracción entre los ingresos totales, que ascendieron a $5,723 millones y los gastos totales, que fueron por $6,785 millones.

El resultado representa el 1.6% del Producto Interno Bruto (PIB), cuando la Ley de Responsabilidad Social Fiscal (LRSF) establece que este año el déficit no podía exceder el 0.5%. El monto es similar al presupuesto de inversión solicitado por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) para el año 2019.

El balance total ajustado por $1,061 millones es mayor en $966 millones al alcanzado en igual periodo de 2017, cuando siguiendo la LRSF, el Gobierno logró un déficit fiscal de $95 millones y que representó el 0.2% del PIB.

Ayer, en conferencia de prensa, Eyda Varela de Chichilla, ministra encargada del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), dijo que la ejecución ‘marchaba a buen ritmo' a ‘diferencia de años anteriores'.

‘A la fecha, en funcionamiento, el presupuesto ejecutado está en un 46% y la inversión va por arriba del 50%, cuando usualmente la ejecución era del 30% al 35%', detalló.

La encargada de las finanzas del Estado espera que para finales del año se registren los ingresos más fuertes o representativos, como los aportes del Canal de Panamá y los dividendos de las empresas mixtas, pilares en base a los cuales solicitaron más de $23 mil millones para el presupuesto estatal del año 2019.

DÉFICIT

El endeudamiento alcanzado alarmó a economistas como Adolfo Quintero, expresidente del Colegio de Economistas de Panamá, quien apuntó que el porcentaje alcanzado en el primer semestre del 2018, supera incluso la propuesta de elevar el tope de la LRSF que propuso esta misma administración.

En la opinión de Quintero, el panorama actual es difícil porque los gastos están disparados, así ‘lo más prudente es una reforma fiscal, la cual podría incluir un aumento en el déficit o bien la contención del gasto público'.

No sería la primera vez que está administración realice una contención del gasto, pues a inicios de su mandato lo hicieron, recordó el economista. ‘Ahora están solicitado equivocadamente una dispensa fiscal, cuando la Ley establece que solo se puede solicitar cuando la economía crezca por debajo del 2% o por emergencia, y no es el caso'.

El también expresidente del Colegio de Economistas de Panamá manifestó que, a pesar de que los ingresos registrados fueron de $5,723 millones, la realidad es que ya estamos en el tercer trimestre del año, el cual es el más bajo, y muy a al contrario de lograr lo proyectado en ingresos, los gastos no son manejados de igual manera, ya que no están contempladas las demandas, los pagos a proveedores —los cuales están retrasados—. ‘No creó que se generen más ingresos y la contención del gasto público es la solución más adecuada'.

PROPUESTA DE ELEVAR EL DÉFICIT

A inicios de junio, el entonces titular de la cartera del MEF, Dulcidio De La Guardia explicó a los medios de comunicación el proyecto de ley con las modificaciones de la LRSF, las que estaban determinadas por cuatro puntos medulares: fijar el valor del déficit del SPNF en 1.5% como porcentaje del PIB, eliminar la regla de ajuste y establecer un mecanismo explícito para el cumplimiento de la regla y mayor transparencia con un menor déficit efectivo, además de contener el crecimiento del gasto corriente sin intereses.

A mediados de julio, Benicio Robinson, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional, refutó al Gobierno indicando que el déficit real sería de unos $900 millones por los grandes proyectos que se desarrollan, y que por eso necesitarían de una dispensa fiscal de unos $600 millones a los $300 millones solicitados.

Ante la presión y los cuestionamientos, el MEF retiró a fines de julio la solicitud de la dispensa. En ese momento, las autoridades alegaron que el proyecto se retiraría para generar un ‘debate técnico', a pesar de que estaba aprobado por el Consejo de Gabinete.

Para adecuar la modificación a la ley que elevaría el tope de endeudamiento a 1.5% actualmente, el MEF realiza una serie de visitas a representantes del sector privado y medios de comunicación.

Una de las acciones, que destacó la ministra encargada, es que, a manera de ahorro, los $60 millones correspondientes al subsidio de la tarifa eléctrica ‘ya están localizados y depositados, $50 millones corresponden a ahorros e intereses de deuda, pero aún tenemos hasta final del año para detectar los $10 millones pendientes', aclaró Varela de Chinchilla.

OTRAS MODIFICACIONES A LA LRSF

A principios del 2012, bajo la administración del entonces ministro Frank De Lima, se extendió el tope del déficit para ese año en dos puntos, pasando de 2.7% a 2.9%. El porcentaje disminuyó gradualmente hasta el 2017, cuando llegó a 1%.

En 2013 el tope de déficit era de 2.8% del PIB, luego bajó a 2.7% en 2014 y 2% para el año 2015. La reducción continuó en 2016, ajustándose a 1.5% y después bajó a 1% en 2017, para quedar actualmente en 0.5% del PIB Nominal.

Quintero recordó además que durante la administración de la exmandataria, Mireya Moscoso, junto al excontralor Alvin Weeden, se hizo una contención por $200 millones.

El economista vaticinó que la próxima administración estará forzada a llevar a cabo dos tipos de reformas, la fiscal y la tributaria, donde esta última podría representar un incremento al Impuesto de Traslado de Bienes Materiales y Servicios (ITBMS)'.


comments powered by Disqus