25/05/2019 - 12:00 a.m. sábado 25 de mayo de 2019

PIB Regional ALC, condicionada a las materias primas

Las perspectivas económicas para la región ALC dependen significativamente de las fluctuaciones de demanda y precios de la materia prima, por lo que la materialización de las incertidumbres que se generan a partir de las tensiones comerciales podría deteriorar aún más las recientes publicadas proyecciones económicas regionales

  /

Anterior Siguiente

Laritza Lezcano
periodistas@laestrella.com.pa

Las recientes proyecciones económicas 2019 indican un moderado repunte del 1.4% con respecto al crecimiento económico regional de América Latina y el Caribe (ALC). Sin embargo, se hace un llamado de atención a potenciales deterioros de estas estimaciones considerando la incidencia negativa de las tensiones generadas a partir de las disputas entre potencias comerciales de Norteamérica, Asia y Europa.

Estas últimas, en su ánimo por lograr dominio del comercio internacional, han desencadenado entre el 2018 a la fecha la implementación de una serie de acciones proteccionistas que terminan por afectar la estabilidad de la demanda y por ende precios de materia prima no solo de sus mercados locales sino en el ámbito internacional.

Esto, como resultado de que diversos productos agrícolas, como minerales a los que se les ha impuestos elevadas tarifas, se producen en gran escala en otros países distintos de estas regiones. Tal es el caso de Brasil, quien siendo el segundo productor de soja en el ámbito global (30%) luego de Estados Unidos (34%) le ha tocado enfrentar una reducción del -12.6% de este renglón de su exportación (abril, 2019).

A pesar de que los países líderes en actividad comercial de la región ALC han potenciado su sector industrial en busca de diversificación de medios de crecimiento y desarrollo en la última década, esta región continúa dependiendo significativamente de la exportación de materia prima, principalmente de la primaria. Dicha dependencia se torna entonces en una limitante de crecimiento y desarrollo económico dado que la prosperidad regional se encuentra condicionada a la estabilidad de estos mercados. Por lo que las variaciones a la baja en cuanto a demanda y precios de estos activos no es favorable.

Así se corrobora citando la correlación positiva que se alude existe entre estas variables. Acorde a cifras históricas de crecimiento PIB ALC y las variaciones de los precios de las materias primas de la región, la expresión directa se reporta en los años 2009 y 2016. Ambos períodos de impactante contracción económica regional (2009: -1.8%; 2016: -0.365%) así como de contracción y desaceleración económica internacional (2009: -1.7%; 2016: 2.5%).

Para el período 2009 la crisis económica desencadenada en los años 2007-2008 dio como resultado una disminución entre el 30%-40% de las exportaciones ALC, principalmente de la Región Andina, el Cono Sur y México. Posteriormente, la ralentización económica de la República Popular de China y un dólar estadounidense más fuerte en el 2015 originan para el período 2016 una importante baja en los precios de productos primarios como hierro, zinc.

Para estos años, ya la potencia asiática caracterizaba entre los principales receptores de estas exportaciones provenientes principalmente de América del Sur, por lo que una desaceleración en la manufactura del mercado chino y disminución de consumo de producto agrícola a falta de recursos se tornó en la disminución de la demanda y por ende crecimiento de la oferta.

Por otro lado, el dólar revalorizado otorgó en ese período un mayor poder adquisitivo y dado que la mayoría de las materias primas se comercian en dólares estadounidenses, se hacía posible adquirir más cantidad por dólar.

De acuerdo con Bloomberg Commodity Index (BCOM) —referencia que transmite información sobre variaciones de precios en puntos básicos de diversas materias primas— en la actualidad este mercado no ha fluctuado de manera favorable. Para el 24 de mayo 2019 el BCOM reporta un 78.18 versus un 90.19 en el 2018. La variación a la baja equivalente a -12.00 potencialmente se mantenga en esta tendencia considerando los hechos reportados el 10 de mayo 2019 en cuanto a la aplicación de tarifas a las demás importaciones que se efectúan desde China.

Si bien existen diversos factores que inciden en estas variaciones negativas, la disputa comercial es uno de los que ha intensificado la volatilidad de la cual ya se caracterizan las materias primas. La ilustración la tenemos en la fuerte baja de 8% que reportó el mercado de venta minorista de China para finales del período 2018, sin considerar que el consumo de activos de mayor valor como los autos y el inmueble también ha reducido.

Dicha reducción viene acompañada de una percepción negativa de la economía doméstica de china, donde el consumista busca crear contingencias frente a un panorama de incertidumbres donde las decisiones parecen no formalizarse.

Considerando la incidencia de estos hechos en el desarrollo comercial y por ende en el crecimiento generado del consumo e inversión, a la perspectiva económica ALC es fundamental que se integre el análisis de potenciales riesgos a la baja generados de la dependencia que existe en del comercio internacional de las materias primas.

Entre la amplitud de variaciones que existe entre las categorías de este activo, la región ALC destaca en la exportación de ciertos productos agrícolas, minerales y combustibles, como el café, soja, cobre, petróleo y gas, identificándose entre los mayores exportadores aquellas naciones ubicadas en América del Sur, principalmente Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Uruguay y Perú.

Según los perfiles comerciales de los países citados (OMC, 2016), entre el 40% al 78% de las exportaciones de Argentina, Brasil y Uruguay pertenecen a la categoría de productos agrícolas. Mientras Chile, Perú y Colombia entre el 48% al 55% de sus exportaciones se derivan de los combustibles y los minerales.

A pesar de que estos países comercian productos similares, cada uno de ellos posee particularidades que conllevan a distinguir entre aquellos países que están expuestos a una mayor afectación. Es decir, Brasil, como mayor exportador de soja, tiene una mayor exposición a la baja que Argentina que también es un exportador de soja y sus derivados a menor escala.

Para ello los análisis indican como referencia el índice de los términos de intercambio de las materias primas, cálculo que consiste en el promedio entre precio promedio de materias primas exportadas/precio promedio de materias primas importadas). De acuerdo con resultados publicados, desde la perspectiva del más afectado al menos afectado, en lo que a exportaciones de productos agrícolas y metales respecta, Brasil es el más afectado seguido de Argentina, Chile, Perú y Uruguay.

La dependencia de crecimiento PIB sobre activos con elevada volatilidad incrementa los riesgos a la baja a los que está expuesta la región en general resultado de que estos líderes en la exportación son un promotor importante de la actividad comercial intrarregional.

FICHA

La autora conduce el segmento ‘Su ventana financiera' en @Estrellaonline

Nombre completo: Laritza del Rosario Lezcano Navarro

Ocupación: Consultora Financiera

Resumen de su carrera: Master en Inversiones y Finanzas y Diplomado de Economía y Finanzas de la Universidad Queen Mary University of London. Licenciatura en Contabilidad, Banca y Finanzas de la Universidad Santa María La Antigua de Panamá. Experiencia laboral en auditoría comercial, análisis financiero e implementación de análisis cuantitativo.

comments powered by Disqus