12/08/2016 - 12:00 a.m. viernes 12 de agosto de 2016

La rana dorada celebra su día, pero el hongo ya está en Darién

El quítrido es un hongo letal que afecta la piel de los anfibios, descompensando sus niveles de sal y ocasionándole ataques al corazón

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Este domingo 14 de agosto se celebra en Panamá el Día Nacional de la Rana Dorada ( Atelopus zeteki ), considerada como un emblema ecológico y cultural de este país, pero sigue amenazada por el hongo letal quítrido ( Bratachochytrium dentrobatidis ).

Esto porque el hongo se ha desplazado al área este del país, disminuyendo las posibilidades de que el anfibio sea encontrado en estado silvestre, alertó Roberto Ibáñez, investigador del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés) y director del Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá.

ROBERTO IBÁÑEZ

‘Las especies del género Atelopus, entre otras, son las que están amenazadas. Se estima que un tercio de las especies de anfibios de Panamá está bajo amenaza'

INVESTIGADOR DEL SMITHSONIAN

‘La principal amenaza para la rana dorada ha sido la aparición de una enfermedad causada por un hongo quítrido que sigue avanzando hacia el este del país, y ya se encuentra en la provincia Darién', señaló Ibáñez a La Estrella de Panamá.

El quítrido es un hongo letal que afecta la piel de los anfibios, descompensando sus niveles de sal y ocasionándole ataques al corazón.

El hongo quítrido comenzó a expandirse en la década de los ochenta y está incluido en la lista de las cien especies exóticas invasoras más perjudiciales del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Es especialmente agresivo en América Latina y el Caribe y todavía no se ha encontrado un tratamiento para combatirlo en estas regiones tropicales.

A inicios de este año 2016, por primera vez, biólogos de España y el Reino Unido lograron eliminar este hongo mortal en cuatro de cinco estanques tratados de la isla española de Mallorca, situada en el Mediterráneo, lo cual representa un significativo avance.

Por ello y para sensibilizar a la sociedad sobre la conservación de los anfibios y el impacto que les está ocasionando el hongo quítrido a los anfibios, desde el 13 y hasta el 20 de agosto el Smithsonian organiza el Festival de la Rana Dorada, una especie que se encuentra en peligro de amenaza desde hace más de cincuenta años.

Asimismo, el Smithsonian, cuya sede principal está en Washington, Estados Unidos, estudia en Panamá la evolución del hongo quítrido en la región y cómo afecta a la rana dorada.

‘Actualmente, no se conocen poblaciones de la rana dorada Atelopus zeteki , en el medio silvestre. Desde 2009, aproximadamente, no se han visto en El Valle de Antón y sus alrededores. Investigadores han regresado a sitios donde antes habían y no las han encontrado', afirmó Ibáñez, encargado del Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá, donde se investiga la evolución del hongo.

De hecho, recordó Ibáñez, la rana dorada fue una de las primeras de Latinoamérica considerada como amenazada y fue protegida. El Decreto No. 23 del 30 de enero de 1967 la estableció como especie protegida (en ese entonces, como una subespecie de Atelopus varius ).

Según Ibáñez, en Panamá existe una diversidad de anfibios, 174 especies de ranas, 30 especies de salamandras y 11 especies de cecilias.

De las 174 ranas que habitan en este país, Ibáñez estima que de 40 a 50 especies están amenazadas por el hongo quítrido.

‘Las especies del género Atelopus, entre otras, son las que particularmente están amenazadas. Se estima que un tercio de las especies de anfibios de Panamá están consideradas bajo una categoría de amenaza', expresó.

Pero, actualmente (solo) estamos concentrándonos (en la recuperación de las poblaciones) en diez especies; (sin embargo) esperamos poder llegar a tener poblaciones estables en cautividad de aproximadamente quince especies', indicó el investigador del Smithsonian.

Para ello, dijo Ibáñez, en el proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá ‘hemos iniciado un programa de conservación ex situ para algunas especies, por lo que estamos manteniendo y reproduciendo individuos para crear poblaciones estables en cautividad' con el fin de poder repoblar áreas en el futuro.

Agregó que ‘simultáneamente, estamos colaborando con otros investigadores para estudiar esta enfermedad y encontrar formas de cómo controlarla, especialmente por medio de bacterias que viven en su piel y que inhiben el crecimiento de este hongo'.

El Proyecto de Rescate y Conservación de Anfibios de Panamá es un esfuerzo del Smithsonian con el apoyo de varios zoológicos internacionales. Se centra en el establecimiento de colonias de anfibios y el desarrollo de metodologías para reducir el impacto del hongo quítrido con el propósito de que estos anfibios en cautiverio puedan reproducirse en su hábitat.

El proyecto cuenta con dos centros, el primero es el Centro de Conservación de Anfibios de El Valle (EVACC, por sus siglas en inglés), ubicado en El Valle de Antón; y el segundo es el Centro de Investigación y Conservación de Anfibios de Gamboa (ARCC), que también posee una exhibición de ranas, además de las instalaciones dedicadas a la investigación en torno al hongo quítrido.

 

comments powered by Disqus