16/05/2019 - 12:06 a.m. jueves 16 de mayo de 2019

‘El primer atributo del líder deber ser el ético'

El economista y sociólogo Bernardo Kliksberg destacó que el papa Francisco pide a los líderes una actitud de servicio y de escuchar a la gente; y desde allí hagan empresas eficientes que beneficien a la sociedad

Bernardo Kliksberg, considerado el padre de la gerencia social, visitó Panamá a finales de marzo de 2019. / Larish Julio | La Estrella de Panamá
Larish Julio | La Estrella de Panamá

Bernardo Kliksberg, considerado el padre de la gerencia social, visitó Panamá a finales de marzo de 2019.

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

El economista y sociólogo argentino de ascendencia judío polaca, Bernardo Kliksberg, considera que la ética se constituye como un valor primordial para reducir los niveles de desigualdad, la pobreza y la corrupción que afecta a los pueblos del mundo. Vestido de traje y con la kipá característica de los varones judíos, expresó que ‘el primer atributo que debe tener un líder es el ético, sentir que llegó al puesto para servir, no para servirse él'. En una reciente entrevista con La Estrella de Panamá , el gurú de la ética del desarrollo y autor de 65 libros también abogó por una alianza entre la empresa privada, la sociedad civil, medios de comunicación y políticas públicas que velen por la gente. Kliksberg es considerado el padre de la gerencia social.

¿CUÁL ES LA REALIDAD DE LA EXCLUSIÓN SOCIAL?

Vivimos en un mundo lleno de oportunidades y de posibilidad de producir muchos más bienes y servicios que podrían dar posibilidad de desarrollo a todos sus habitantes, pero esa no es la realidad. La realidad es que hay —como el papa Francisco lo ha señalado en su reciente visita a Panamá— una exclusión social. Actualmente, 2,400 millones de personas no tienen una instalación sanitaria, 825 millones sufren de hambre, 1,200 millones no tienen electricidad, 16 mil niños mueren por día por hambre, por falta de agua potable, instalaciones sanitarias, hacinamiento y atención médica y 300 mil madres mueren por año durante el parto. La desigualdad en el mundo es muy alta y hace falta concitar esfuerzos en una gran alianza por la inclusión entre la empresa pública y la privada, que es un motor de la economía.

¿CÓMO ESTÁ LA BRECHA DE GÉNERO ACTUALMENTE?

La brecha de género es muy real y no hay justificación alguna. La mujer gana menos que el hombre. A nivel internacional y en América Latina está muy acentuada, puede ser del 15% al 30% menos que el hombre. Las mujeres tienen menos acceso que los hombres a los cargos directivos de las empresas y de las organizaciones. Hay avances, pero falta muchísimo. Los cálculos del foro de Davos dicen que a este ritmo en sí va a haber igualdad de los salarios dentro de 170 años y no podemos permitir eso. Hay que acelerar totalmente las políticas para eliminar la violencia contra la mujer, para darle plenas garantías en ese campo, para que no haya ninguna impunidad frente a la violencia, para eliminar el acoso sexual, un tema muy importante... y para darle oportunidades productivas reales como se merecen en el mercado laboral. Hay que romper la campana de cristal y liberar el potencial inmenso que tiene la mujer.

¿Y EL PAPEL DE LA RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL (RSE) PARA LOGRAR LA IGUALDAD DE GÉNERO?

El desarrollo de la responsabilidad social de la empresa privada es muy esperanzador. Panamá tiene expresiones muy activas en organizaciones empresariales que lo están asumiendo. Una alianza entre la empresa privada, sociedad civil, medios de comunicación y políticas públicas que velen realmente por la gente. Que la gente sea lo primero, con oportunidad de educación y protección en salud para todos, la eliminación de las discriminaciones de todo tipo contra la mujer, que sigue siendo postergada en remuneración; plenas oportunidades para los jóvenes, apoyo a los emprendimientos y a las pequeñas y medianas empresas. Todo esto forma parte de una política pública que realmente tome como primero a la gente. Una coalición entre todos permitiría cambiar la sociedad. Y no es una suposición.

¿POR QUÉ DICE QUE NO ES UNA SUPOSICIÓN, PODRÍA MENCIONAR ALGUNOS EJEMPLOS DE ÉXITO?

Sí. Los países más exitosos en todo el mundo actualmente son los nórdicos, Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia están primero en todas las tablas. Los nórdicos, por ejemplo, se basan en una gran coalición entre empresa privada responsable, políticas públicas que velan por los más débiles y por los excluidos. Oportunidades totales de educación y salud para todos. Los nórdicos han logrado derrotar las desigualdades. Tienen el nivel más bajo de desigualdad en el mundo y han eliminado la pobreza. Ese es uno de sus secretos. Y América Latina debe marchar en esa dirección, pero con las características propias de su propio desarrollo histórico. Yo la llamo economías inclusivas, economía y con rostro humano. Para eso se necesita que los directivos y líderes del sector privado y público cumplan con lo que la Biblia pregona: hagámonos los unos responsables de los otros. El primer atributo del líder deber ser el ético. Sentir que estamos sirviendo, que no se llegó al cargo para servirse él, sino para servir. Eso es lo que el papa Francisco pide, que los líderes de todos los sectores tomen una actitud de servicio y de escuchar a la ciudadanía; y desde esa actitud de servicio hagan empresas eficientes, pero con una mirada siempre a que la sociedad reciba los beneficios. Que hagan organizaciones públicas eficientes puestas al servicio.

¿CÓMO SE PUEDE LOGRAR LA ÉTICA Y EL LIDERAZGO RESPONSABLE EN UN ENTORNO DONDE LA CORRUPCIÓN ESTÁ EN BOGA?

Es importante tener en cuenta las referencias internacionales. ¿Por qué Noruega, Suecia, Dinamarca y Finlandia están siempre en los primeros puestos de transparencia internacional? ¿Cómo han logrado erradicar virtualmente la corrupción? Tal vez son (países) muy aislados, pero lo han hecho con una legislación fuerte y mucho control social. Los ciudadanos participan muchísimo y están siempre pendientes de la gestión pública y privada, exigiendo gestiones responsables. Pero, además, han trabajado fuerte en el sistema educativo, y desarrollado una cultura donde el corrupto es visto como alguien que debe ser condenado por toda la sociedad y excluido de todos los ámbitos. En América Latina tenemos que recorrer un largo camino para enseñar. Hay que mejorar las leyes y los controles. La ciudadanía debe participar mucho más a través de oenegés y de toda forma de expresión en el control. Cerrar la impunidad es fundamental. Además, hay que enseñar en las escuelas, desde el preescolar, los valores éticos. Aprender la cultura de la integridad se puede desarrollar muy bien desde los primeros años. Los humanos nacieron para ser íntegros, no para ser corruptos.

PERFIL

Bernardo Kliksberg es un economista argentino de ascendencia judío-polaca, reconocido por sus trabajos sobre pobreza y desigualdad en América Latina. Es autor de 65 obras, entre las cuales destaca ‘Primero la gente', en colaboración con el premio Nobel Amartya Sen. Ha sido asesor de la ONU, Unicef, Unesco, OMS y otros organismos internacionales.

¿CÓMO VE A PANAMÁ EN MATERIA DE INVERSIÓN EDUCATIVA?

Panamá tiene una inversión en educación baja. Es menor que la que pide Unesco. El organismo pide que sea el 6% del PIB. En América Latina, solo Costa Rica y Uruguay tienen una inversión superior al 6% del PIB. La educación debería ser la prioridad en América Latina, como lo fue en Finlandia, que puso sus recursos a la educación y organizó un sistema donde no hay más de veinte alumnos por maestro. Y los maestros son elegidos entre los mejores en la sociedad. Se tiene que ser un máster para poder ser maestro, y el conjunto del paquete del sueldo es superior al promedio de remuneración de otras actividades de la economía y tienen oportunidades para desarrollarse. En pocas palabras, los finlandeses apostaron por la educación y les salió muy bien (sonríe). En América Latina tenemos el progreso, pero falta hacer muchísimo más por la educación.

¿CÓMO SE PODRÍA BAJAR EL ÍNDICE DE POBREZA AL MARGEN DEL CRECIMIENTO?

Mi opinión personal es que el crecimiento tiene que transformarse en oportunidades de educación y protección en salud. La base de un crecimiento sostenido es la población, es el empoderamiento de la población de un país. La mejora en el nivel de la población es la base del éxito de los países nórdicos. Han invertido en su población y sus recursos humanos. Entonces, esto significa políticas muy agresivas en materia de educación.

comments powered by Disqus