18/05/2017 - 12:04 a.m. jueves 18 de mayo de 2017

‘Las piezas de un rompecabezas rodeado de peligros'

La plataforma perfecta para trasladar sus actividades y prácticas en Las Américas. 

En la Zona Libre de Colón opera la empresa panameña Saint Honore, cuyos dueños son dos paquistaníes. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

En la Zona Libre de Colón opera la empresa panameña Saint Honore, cuyos dueños son dos paquistaníes.

Anterior Siguiente

Redacción La Estrella de Panamá
periodistas@laestrella.com.pa

Chalhoub Group, el imperio del Medio Oriente que domina la industria del lujo, perfumes y cosméticos, pone sus ojos en el continente americano.

Patrick Chalhoub, junto con su hermano Antoine, encabezan ese grupo familiar, fundado por su padre en Siria en 1955. Los dos hermanos tomaron las riendas del negocio familiar en los años 80 y lograron un crecimiento exponencial en los años 90. Un crecimiento acompañado de rumores, sospechas e incógnitas.

Para las organizaciones que lucran del contrabando y el lavado de activos hacia Rusia e Irán, Dubái les funciona de manera ideal como corazón de la cadena, pues recibe oxígeno de marcas y productos de lujo que llegan desde Europa legalmente y los ‘bombea' hacia los diferentes puntos en la región.

Se trafica con todo, también con los productos que distribuye Chalhoub Group, en una mezcla de actividades lícitas e ilícitas en las que los empresarios reconocidos se relacionan con los individuos más oscuros de las mafias internacionales. El volumen de actividad y los montos que se generan en Dubái ofrecen la fachada perfecta para cubrir el negocio real e ilegal que subyace en las mismas redes y con los mismos productos que Chalhoub negocia desde la legalidad.

El crecimiento del Grupo Chalhoub en los años 90 coincide extrañamente con la explosión del contrabando y de la economía subterránea entre Dubái, Rusia, Irán, Pakistán e India.

Saint Honoré es una compañía panameña establecida en la Zona Libre de Colón, cuyos dueños son dos paquistaníes, Fazal Abbas y Ariv Naqvi, que se dedica a la comercialización de artículos lujo, perfumes y cosméticos.

Pero Ariq Aqvi, el misterioso socio financiero Pakistaní de Saint Honoré, tiene un remedio para todos sus problemas económicos.

Aqvi ha realizado varias operaciones financieras con Patrick Chalhoub desde los años 90.

El rompecabezas se está definiendo… Aqvi invita Chalhoub a adquirir una participación accionaria en Saint Honoré, y él se compromete a tomar una participación a través de su fondo de inversión. Uno de los principales socios de Abraaj Group es la familia Jafar, cuyo patriarca es el Dr. Jafar Dhiar Jafar, miembro del ‘círculo 0' del dictador iraquí Saddam Hussein y conocido como el ‘padre del programa iraquí de armas nucleares'.

Se convierte en una situación de ganar-ganar perfecta: Saint Honoré recibe oxígeno financiero inmediato, y Patrick Chalhoub puede diversificar geográficamente sus actividades y las de sus ‘socios' estratégicos del medio oriente.

Las conversaciones entre Ariq Aqvi y Patrick Chalhoub se iniciaron en los primeros meses del año 2016, pero se aceleraron durante el segundo trimestre de aquel año cuando un evento inesperado redistribuyó las cartas de la industria. Las dificultades comerciales del Grupo Wisa, luego de su inclusión en la ‘Lista Clinton', dejaron un vacío en la industria de los perfumes y del lujo de la región, y abrieron oportunidades, aceleró las negociaciones con Ariq Aqvi y concretó la compra de una importante participación en Saint Honoré.

La nueva composición accionaria de Saint Honoré se divide en cuatro bloques: Fazal Abbas, Ariq Navi y la familia Jafar a través del Abraaj Group, la familia Chalhoub y un cuarto socio misterioso, una opaca sociedad constituida en uno de los paraísos fiscales del Medio Oriente.

Al borde de la quiebra algunos meses atrás, Saint Honoré anuncia ahora ambiciosas inversiones por más cien millones de dólares, dirigidos principalmente al mercado colombiano.

Están a un paso de establecer unas nuevas rutas del comercio, del contrabando y lavado de activos entre Dubái, Panamá, Colombia, Rusia, Irak e Irán…. Patrick Chalhoub, Ariq Aqvi y la familia Jafar conocen el camino y la receta; el rompecabezas se terminó de definir.

################################################LA CONEXIÓN CON PANAMÁ

Saint Honore es una compañía panameña establecida en la Zona Libre de Colón

Chalhoub Group es un imperio del Medio Oriente que domina la industria de lujo, perfume y cosméticos. Se trafica con todo, también con los productos que distribuye en una mezcla de actividades lícitas e ilícitas.

El volumen de actividad y los montos que se generan en Dubái ofrecen la fachada perfecta para cubrir el negocio real e ilegal.

comments powered by Disqus