11/06/2017 - 12:05 a.m. domingo 11 de junio de 2017

Panamá podría ahorrar 35% de energía en el 2050

El país podría reducir la demanda energética, con el uso racional y eficiente de la energía, la diversificación de la matriz energética 

Parque Eólico Penonomé es considerado el más grande de la región de Centroamérica y el Caribe. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Parque Eólico Penonomé es considerado el más grande de la región de Centroamérica y el Caribe.

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Para el año 2050, Panamá podría lograr la meta de ahorrar hasta un 35% el consumo energético, revela un informe del Banco Mundial basado en las proyecciones de la Secretaría Nacional de Energía.

La reducción del consumo de energía se podría lograr con el uso más racional y eficiente del recurso, la diversificación de la matriz energética y la dependencia de los combustibles fósiles, señaló a La Estrella de Panamá , Mariano González, especialista senior de energía y coordinador de las actividades del Banco Mundial.

Con relación al potencial impacto de las medidas de eficiencia energética, la Secretaría Nacional de Energía ha establecido el Plan Energético Nacional 2015-2050, una ruta de modulación del crecimiento de la demanda eléctrica respecto al caso ‘business as usual' (BAU) o de referencia, dijo.

‘Las proyecciones también se hacen en base a la demanda y la incorporación de energía renovable',

MARIANO GONZÁLEZ

BANCO MUNDIAL

‘En esas proyecciones (de la Secretaría Nacional de Energía) se refleja que con los trabajos que se está impulsando en eficiencia energética se podria reducir hasta en un 35% el consumo proyectado para el 2050', señaló González.

El especialista del Banco Mundial indicó que ‘las proyecciones también se han realizado para atender esa demanda energética en 2050, para que la matriz energética incorpore más energía renovable y se reduzca la dependencia del consumo del petróleo a nivel de las compras y las importaciones a nivel internacional'.

PROYECCIÓN Y CAPACIDAD

En la proyección de consumo, el escenario de referencia es aquel que considera que las tendencias de consumo de energía se mantienen inalteradas y no se aplican políticas específicas -en particular, iniciativas en el ámbito de la eficiencia energética- para introducir cambios en la demanda de energía.

Para este escenario, las proyecciones indican que la demanda de electricidad presenta una tasa de crecimiento anual de 5.2%, lo que se traduce en una demanda 6.18 veces mayor en 2050, respecto al 2014. Las proyecciones de demanda energética para el 2014 se ubicaron en 10,000 GWH, y para el 2050 superarán los 55,000 GWH.. Otro escenario es el objetivo o alternativo que muestra cómo evolucionaría la demanda eléctrica prevista si se implementan políticas de uso racional y eficiente de la energía.

En este caso, la demanda prevista crecería en un 3.9% anual, llegando a ser 4 veces mayor en 2050 respecto a 2014. Bajo este escenario, el consumo de energía en el país se situaría por debajo de los 35,000 GWH. Esto significa que para dentro de 33 años, se ahorraría un 35% de energía respecto al escenario base del proyección de consumo (60,000 GWH).

Según el Banco Mundial, la reducción de la demanda energética se traduciría, asimismo, en una menor necesidad de la generación y de inversión de nuevas plantas eléctricas y en infraestructuras de transmisión.

Por otro lado, el informe también destaca que la capacidad de generación instalada sería un 6% menor en el escenario alternativo que en el de referencia (BAU) en el año 2050.

En el escenario alternativo, la proyección de capacidad instalada sería de 12,795 MW. De este total, la mayor parte (52%) provendría de fuentes renovables no convencional, el 26% de gas natural, 15% de hidroeléctricas y solo el 7% de térmicas. Para el de referencia, la proyección de capacidad instalada sería de 13,574 MW, de la cual el 49% se generaría del gas natural, el 27% de las térmicas, el 17% de las hidroeléctricas y solo el 7% de las renovables.

Según el Banco Mundial, la evolución tecnológica de las energías renovables y la progresiva reducción de los costos darían lugar a una matriz eléctrica más limpia que le permitirían al país cumplir parte de su compromiso adquirido en el Acuerdo de París, de lograr el 30% de la capacidad instalada de la matriz eléctrica de fuentes renovables (solar y eólica).

‘El gas no va a bajar los precios de la electricidad pero sí los va a estabilizar', afirmó el experto del Banco Mundial. No obstante, el organismo señala que el reto que enfrentan el sector público es la integración de estas tecnologías en la matriz energética sin que se resienta la seguridad del suministro por la variabilidad intrínseca al recurso solar o eólico.

Explicó que las fuentes de energía renovable como el sol o el viento son variables, dependen de la meteorología y no están disponibles en todo momento. Por ello, indica, es necesario disponer de plantas de generación eléctrica de reservas que estén listas para operar cuando falte el recurso renovable.

En países como Guatemala y Honduras, la optimización del procedimiento de gestión de la citada reserva ha dado lugar a ahorros anuales de hasta $40 millones.

En materia de eficiencia energética, el organismo internacional apoya la implementación de varias iniciativas desarrolladas en el marco de la Ley UREE Uso Racional y Eficiente de la Energía), aprobada en el año 2012.

Algunas de ellas serán implantadas en el país en pocos meses, como la Guía de Construcción Sostenible para nuevas edificaciones, el etiquetado para equipos de aires acondicionados y refrigeradoras y el plan de eficiencia energética, informaron portavoces de la Secretaría Nacional de Energía, Marta Bernal y Rebeca Acosta, respectivamente.

El apoyo del Banco Mundial se materializa en la movilización de asistencia técnica especializada para asegurar la transferencia de las mejores prácticas internacionales. El acompañamiento técnico se financia a través fondos de donaciones no reembolsables, administradas por el Banco Mundial, por un valor de $1.8 millones.

Durante el mes de mayo, la disponibilidad de potencia del Sistema Interconectado estuvo entre los 2,306,4 MW y los 2,929,8 MW, según la Secretaría de Energía.

comments powered by Disqus