21/05/2018 - 12:01 a.m. lunes 21 de mayo de 2018

¿Panamá crecía con dinero sucio?

En declaraciones previas el viceministro de Economía, Gustavo Valderrama, aseguró a este diario que el comercio al por menor estaba influenciado por dinero de dudosa procedencia, lo que alarma a expertos

El viceministro Gustavo Valderrama hizo las declaraciones al ‘Polígrafo' de este diario. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El viceministro Gustavo Valderrama hizo las declaraciones al ‘Polígrafo' de este diario.

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa

Panamá liderará el crecimiento regional con un 5.6%, según proyecta el Ministerio de Economía y Finanzas, al igual que los organismos financieros internacionales. Números bajos, en comparación con años anteriores cuando el país crecía a dos dígitos, pero aun así, el más alto de la región y uno de los más altos del mundo.

Sin embargo, parte de la solidez de esa bonanza fue cuestionada por el mismo viceministro de Economía, Gustavo Valderrama, cuando argumentó en una entrevista previa con La Estrella de Panamá que la economía sigue siendo sana, está creciendo 5%, pero no el 8% de los años anteriores ya que ‘se alimentaba de la corrupción'.

Lo anterior, según Valderrama, se debía a que el consumo al por menor se daba con ‘compras al detal, lujos y departamentos, muchas compras de autos y todo era proveniente del dinero de la corrupción. Eso no hay forma de negarlo'.

‘Aquí la gran ausente es una verdadera política pública. Panamá cuenta con una economía muy cíclica, y por eso no crece al mismo ritmo que antes',

ADOLFO QUINTERO,

ECONOMISTA

El punto de vista de Valderrama no es compartido por el expresidente del Colegio de Economistas de Panamá Adolfo Quintero, para quien el comentario se desenfocó. ¿Cómo va a decir que el crecimiento obedece al dinero de procedencia dudosa?, se preguntó. Según Quintero, el funcionario está equivocado ‘y no puede explicar que el comercio interno decayó por eso, pues este está vinculado al comercio externo'.

Más allá de la percepción, el economista explicó que falta una verdadera política publica que realice los cambios necesarios para impulsar las bajas de una economía cíclica y que, efectivamente, no está creciendo al mismo ritmo que durante los dos quinquenios anteriores.

Por su parte, la diputada opositora Zulay Rodríguez después de recordar que los panameñistas estuvieron 26 meses en la pasada administración, reconoció que hay un estancamiento económico, pero es ‘porque no hay confianza de los inversionistas, extranjeros ni nacionales, a falta de seguridad jurídica', planteó.

‘Hay muchos inversionistas que vienen a Panamá y reciben una llamada de algún local que se enamora de sus negocios y como es allegado al Ejecutivo, entonces le inventan un proceso, le implantan pruebas y las contaminan, y luego con una llamada del Ejecutivo a los magistrados de la Corte, se aseguran un fallo a favor de sus amigos; entonces hay que preguntar: ¿de parte de quién ha venido la corrupción, del gobierno pasado o de las anteriores administraciones?', inquirió la diputada.

Quien también considera desafortunadas las declaraciones de Valderrama debido a su posición de funcionario es Pedro Acosta, de la Unión Nacional de Consumidores y Usuarios de Panamá, quien opinó que ‘los consumidores seguimos sufriendo de precios altos y escasez porque no se produce aquí la comida que necesitamos, y peor aún tenemos cuatro años con el control de precio de 22 alimentos y el precio de los combustibles, nadie sabe la distorsión que esos controles genera en la economía'.

El empresario y economista Felipe Argote consideró que el análisis que hizo el viceministro Valderrama es muy difícil de comprobar. ‘Lo cierto es la situación crítica de Zona Libre de Colón, las listas negras que desmotivan la actividad bancaria, la salida de los inmigrantes de clase media por los cambios en Migración y la sobreoferta de malls que ha resultado en desaceleración de la construcción, entre otros', manifestó.

En tanto, el abogado Adolfo Linares atribuyó la reducción del crecimiento del país a la implementación de los estándares de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), producto de las ‘presiones y ataques que ha venido recibiendo' el centro financiero y bancario. Entre ellos los Panama Papers, los ataques de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, la OCDE, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) y a las historias del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés).

El abogado piensa que el gobierno ha dejando ‘sin defensa' al país ante estos ataques, lo que ha provocado la pérdida de cientos de empleos.

La incorporación de estructuras jurídicas panameñas se ha visto igualmente afectada, continuó Linares, al igual que los ingresos tributarios del Gobierno. La Zona Libre de Colón sigue en problemas, entre otras cosas, por la imposibilidad de Panamá de hacer valer el fallo de la Organización Mundial del Comercio a su favor ante Colombia.

El también expresidente de la Cámara de Comercio de Panamá enumeró otros factores que golpearon el crecimiento económico del país, tales como la eliminación de un plumazo de la ‘confidencialidad' bancaria, lo que traerá una fuga de depósitos extranjeros que ya se está reflejando.

Y para el jurista, el icing del pastel es la aprobación de la criminalización de la evasión fiscal, ‘igualmente por presiones del GAFI'.

Todas estas regulaciones, comentó Linares, ‘las hemos implementado en contra de nuestros propios intereses financieros y económicos, pues les estamos entregando de gratis nuestras ventajas competitivas, producto de estas presiones'.

 

comments powered by Disqus