05/04/2019 - 12:01 a.m. viernes 5 de abril de 2019

Panamá crecería 6% este año, según el Banco Mundial

El año pasado, el país cerró con 3.7% del PIB. Este año augura recuperar el dinamismo a partir de las exportaciones de concentrado de cobre y otras obras de infraestructura pública

El año pasado el crecimiento alcanzó el 3.7% / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El año pasado el crecimiento alcanzó el 3.7%

Rekha Chandiramani
rchandiramani@laestrella.com.pa

P anamá sería el segundo país de mayor crecimiento en toda la región, incluyendo Centroamérica, Latinoamérica y el Caribe, con un pronóstico de 6% del PIB real para este año, solo por debajo de San Cristóbal y Nieves, que crecería alrededor de 6.8%.

El Banco Mundial calculó el déficit fiscal de este año para Panamá en un 2%, algo menor al 2.5% con el que terminó el 2018, en torno a un crecimiento real de 3.7% en ese período.

Para el 2020, el crecimiento sería de 5.4% del PIB real. Los otros países de Centroamérica crecerían por debajo del 4%.

El pronóstico 2019 para Costa Rica, por ejemplo, es del 3%; mientras que para El Salvador crecería 2.6%. Guatemala, 3.3% y Honduras, un 3.6%. Nicaragua, en contraste, decrecería un 5%, una caída mayor a la registrada el año pasado, que fue de 3.8%.

PLANO REGIONAL

Los pronósticos de crecimiento del Banco Mundial para la región no se cumplieron el año pasado. De una proyección original de 1.8%, el crecimiento de América Latina y el Caribe llegó el año pasado a solo 0.7%.

Esto, según el banco, por algunos obstáculos que aparecieron en el camino; entre ellos, la crisis financiera que golpeó a Argentina en abril del 2018 y que provocó una fuerte contracción del PIB de 2.5%, la débil recuperación de Brasil después de la fuerte recesión de los años 2015-2016, el anémico crecimiento en México en medio de la incertidumbre política y la continua implosión de la economía de Venezuela.

Todo lo anterior ‘se tradujo en una tormenta perfecta que bajó el crecimiento de la región'.

‘En tiempos desafiantes para la economía, es más importante que nunca que los países hagan las reformas necesarias para impulsar un crecimiento sostenible e inclusivo', dijo Axel van Trotsenburg, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe. Y añadió: ‘No podemos dar por sentados los logros recientes en la reducción de la pobreza y debemos redoblar los esfuerzos para consolidarlos y aprovecharlos'.

Se espera que la región crezca un 0.9% en 2019 (excluyendo a Venezuela, el crecimiento en 2018 fue de 1.4% y sería de 1.9% en 2019).

Las tres economías más grandes de la región (Brasil, México y Argentina) crecerían muy poco o se contraerían en 2019, mientras que el PIB de Venezuela caería un 25% adicional este año, vaticinó el organismo.

Por otro lado, Carlos Végh, economista jefe del Banco Mundial para la región, puso el dedo en la llaga de la pobreza. ‘Los programas sociales que ayudan a absorber el impacto de las crisis económicas son comunes en los países desarrollados, pero no están lo suficientemente extendidos en esta parte del mundo', dijo.

Además, el economista señaló que esta es una agenda social pendiente en la región para asegurar que aquellos que recientemente escaparon de la pobreza no den ningún paso atrás.

Las economías de América Latina y el Caribe enfrentan varios desafíos externos e internos, entre los cuales destaca la necesidad de que los responsables de políticas públicas desarrollen redes de protección social para apoyar a la población más pobre y vulnerable durante los ciclos de desaceleración económica, concluye el balance.

Políticas redistributivas, como las transferencias monetarias condicionadas, están actualmente muy extendidas en toda la región y contribuyeron a cerca del 35% de la disminución de la pobreza durante el auge de las materias primas a principios del siglo, de acuerdo con el último informe semestral de la Oficina del Economista Jefe del Banco Mundial para la región.

comments powered by Disqus