19/08/2016 - 12:00 a.m. viernes 19 de agosto de 2016

Ocupación hotelera desciende a 45.9%

La ocupación hotelera no deja de bajar

En junio, la ocupación hotelera alcanzó el nivel más bajo de los últimos años. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

En junio, la ocupación hotelera alcanzó el nivel más bajo de los últimos años.

Anterior Siguiente

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

La ocupación hotelera no deja de bajar. Así lo revela la Contraloría General de la República.

De acuerdo con el reporte, la ocupación se ubicó en 45.9% en junio de 2016, el nivel más bajo de los últimos años. En ese mes, el número de habitaciones disponibles en la ciudad de Panamá fue de 10,447 y la ocupación promedio, 5,127 habitaciones por día.

Los resultados de esta actividad en junio 2016 contrastan con la época de oro que vivió este sector económico en años anteriores. Los hoteles lograron porcentajes de ocupación de 66.8% en 2010 y 65.2% en 2011.

A partir de estos años, la situación cambió. En 2012, la tasa de ocupación hotelera fue de 58.8%, en 2013 de 56.9%, en 2014 en 56.1% y en 2015 de solo 52.3%, una tendencia continua a la baja.

La disminución en la ocupación hotelera se da a pesar de que se incrementó la entrada de turistas al país en los primeros seis meses del presente año, lo que sugiere que la sobreoferta de habitaciones sigue pesando en los resultados que ha tenido esta industria en el último quinquenio.

En el primer semestre de 2016, el número de turistas aumentó 2.6%. En estos seis meses entraron al país un millón 46 mil turistas.

CASINOS

Otra actividad económica vinculada al turismo y que se encuentra muy afectada son los casinos. La mayoría de los casinos se encuentran ubicados en hoteles.

Según la Contraloría General de la República, en el primer semestre de 2016 las apuestas en las mesas de juegos cayeron 31.1% y en las máquinas tragamonedas tipo A se redujeron 12.2%.

Otras de las explicaciones de la fuerte caída de las apuestas estaría en un nuevo impuesto que se aplica directamente a los apostadores, ganen o pierdan, y que ha desmotivado las apuestas.

La situación se ha traducido en cerca de 1,500 despidos, según cifras dadas a conocer recientemente por la Asociación de Administradores de Juegos de Suerte y Azar (ASAJA).

Se trata de un impuesto selectivo al consumo de 5.5% a las apostadores, que se implementó a partir de julio 2015.


comments powered by Disqus