13/02/2018 - 12:00 a.m. martes 13 de febrero de 2018

Fitch califica a Constructora MECO con ‘AA-(pan)'

La calificación estudió el perfil financiero de MECO, que mostró una volatilidad baja en sus métricas financieras

En 2012, MECO de Costa Rica se encargó de la construcción del aeropuerto de Río Hato, Coclé. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

En 2012, MECO de Costa Rica se encargó de la construcción del aeropuerto de Río Hato, Coclé.

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa

Fitch Ratings afirmó la calificación de Largo Plazo en escala nacional en ‘AA-(pan)' de Constructora Meco S.A. (MECO), dándole una perspectiva estable.

La empresa cuenta con un portafolio de proyectos Backlog robusto: a septiembre de 2017, MECO acumulaba proyectos por $2,426 millones ($1,344 millones por ejecutar), comparado con $2,092 millones ($1,321 millones por ejecutar) a octubre de 2016.

El portafolio equivale aproximadamente a dos años de operación actual. La renovación de proyectos brinda una visibilidad mayor sobre los ingresos futuros ante la volatilidad propia de la industria de la construcción. Hacia adelante, Fitch espera que la compañía se beneficie de proyectos de infraestructura públicos en Centroamérica, principalmente en Costa Rica y Panamá, así como de mercados potenciales nuevos como Perú, lo cual reforzaría su cartera de proyectos.

El perfil de negocios de MECO se soporta en la diversificación de proyectos de infraestructura por tipo de obra, entre ellos puentes, acueductos, puertos, aeropuertos, y energía. Meco tiene operaciones en Costa Rica, Panamá, Colombia y Nicaragua. En términos de EBITDA, Panamá representa el mercado más importante para la compañía, contribuyendo con 39%, seguido por Costa Rica con 30%, Colombia con 25%, y Nicaragua con 6% a septiembre de 2017.

La calificación estudió el perfil financiero de MECO, que mostró una volatilidad baja en sus métricas financieras, resultado de la ejecución adecuada y renovación constante de su cartera de proyectos. Históricamente, el flujo de caja de la compañía se ha cimentado en la eficiencia de las operaciones, anticipos de clientes y la no distribución de dividendos, que ha resultado en niveles bajos de deuda.

Por su parte, el margen EBITDA fue de alrededor de 13% entre 2013 y 2016, y se redujo hasta 7.6% en los último doce meses (UDM) -finalizados en septiembre de 2017- debido en mayor parte al incremento en costos relacionados con mano de obra, precios de insumos y entorno competitivo mayor. Fitch espera que el margen EBITDA de la compañía se normalice en torno a 10%, conforme la compañía se enfoca en proyectos de rentabilidad mayor en Panamá y Costa Rica.

Para la evaluación, la calificadora analizó la posición adecuada de liquidez, donde a septiembre de 2017 la posición de caja fue de $61.2 millones y disponibilidades de crédito (aseguradoras, bancarias y para compra de equipos), por un total de $1,363 millones, que compara favorablemente con la deuda de corto plazo de $61 millones.

comments powered by Disqus