12:00 a.m. lunes 13 de septiembre de 2010

A finales de año, abre el banco Uni Bank & Trust

PANAMÁ. A final de este año, un banco panameño iniciará operaciones en la República de Panamá, con la apertura de dos sucursales al mism...

Redacción Digital La Estrella
online@laestrella.com.pa

PANAMÁ. A final de este año, un banco panameño iniciará operaciones en la República de Panamá, con la apertura de dos sucursales al mismo tiempo y con una inversión arriba de 50 millones de dólares, el capital más grande registrado para un banco incipiente.

Se trata de Uni Bank & Trust, Inc., liderizado por su presidente Joseph L. Salterio y conformado por 18 grupos accionarios panameños procedentes de Panamá, la Zona Libre y el interior del país; entre los cuales hay importantes y exitosos promotores y desarrolladores de proyectos hoteleros, comerciales y residenciales, médicos, profesionales, ganaderos y agricultores.

Por norma, la mayoría de los bancos nuevos prefieren iniciar con sólo su sede principal y luego en un año o dos inician su expansión mediante la apertura de sucursales. Uni Bank & Trust Inc. arrancará con dos sucursales a la vez, una en Avenida Balboa que será la casa matriz, y la segunda en la Zona Libre de Colón, por ser una de las zonas comerciales más pujantes de Panamá.

LOS INICIOS

A Joseph L. Salterio, se le han atribuido muchos logros durante su carrera profesional, pero el más admirado por todos es el que está forjando en la actualidad, ‘la formación del banco que siempre soñó’.

Para Salterio, iniciar un banco no es una experiencia nueva, ya que conjuntamente con 12 colaboradores lograron en noviembre de 1973 el inicio de operaciones del Marine Midland Bank en Panamá; banco que Salterio lideró por más de 30 años, convirtiendo el Marine Midland de un banco incipiente al HSBC Bank (Panama) S. A., el banco más grande de Centroamérica y Panamá.

Este proceso se inició con la gestión de Salterio, con la compra del Marine Midland Bank en Panamá por el Hong Kong & Shanghai Bank, pasando luego a ser reconocido en Panamá como HSBC Bank plc, HSBC Bank USA y finalmente como HSBC Bank (Panama) S. A. Bajo HSBC Bank (Panama) S.A., logró la compra del Chase Manhattan Bank y luego realizó la operación más grande de la historia del mercado financiero centroamericano y panameño al concretizar la compra de Banistmo.

Cuando decide acogerse a su merecida jubilación del HSBC, después de más de 34 años de servicio, conforma su propia empresa, JS Management & Consulting Inc., dedicada a la asesoría financiera y a estudios de factibilidad para proyectos de construcción de hoteles, oficinas comerciales y proyectos residenciales encauzándolos en el financiamiento; sin embargo, su ‘alma de banquero’ lo lleva a lugares como Turquía, donde logra captar la atención de un poderoso grupo de hombres de negocios interesados en invertir en nuestro país. Viaja a Nueva York, República Dominicana, México, entre otros, en su condición de asesor en la reconstrucción financiera de varios grupos de empresarios. El sendero lo hace explorar la adquisición de un banco de la localidad, pero el destino le tenía deparada su lucha ‘personal’ y un llamado interior lo lleva a reunirse con buenos amigos, reconocidos hombres de negocios, todos probos en sus empresas. Se le escucha incesantemente decir: ‘Voy a organizar un banco de clase mundial’ y, trabajando arduamente y multifuncionalmente entre JS Management y sus alianzas con otras empresas del extranjero, continúa en su afán diario dándole forma a la gran ‘idea’, a la creación de un banco diferente, un banco único.

LA ORIENTACIÓN DEL BANCO

Es así cuando en noviembre de 2009, cristaliza el primer encuentro con los potenciales accionistas, esbozando su visión como banquero de gran trayectoria, y presenta el Plan de Negocios del futuro banco que él denomina será de ‘clase mundial’, mediante el uso de las mejores prácticas bancarias globales existentes.

En diciembre de 2009, convoca, en el Hotel Meridien, a la Primera Junta de Accionistas de Uni B & T de Panamá, S. A., la cual fue extensa y contó con la asistencia de los accionistas. La experiencia fue muy significativa para todos los que tuvieron la oportunidad de compartir ese momento, ya que Salterio efusivamente expresó la filosofía y visión del futuro banco, al manifestarles que: ‘Nuestro objetivo es ayudar, facilitar, servir, administrar y asegurar que nuestros clientes corporativos, personales y familiares logren crecimiento sostenido en sus negocios, en su patrimonio y así puedan dejar un legado permanente a las futuras generaciones’.

Esta filosofía resultó ser cónsona con los ideales y deseos de los accionistas, ya que muchos de ellos han iniciado el relevo generacional en sus respectivos negocios.

Es así como empieza la organización del banco, que sería celosamente armado por conocidos y experimentados banqueros. Se inicia la selección del sistema tecnológico, el reclutamiento y entrenamiento de las primeras 36 personas de los 72 empleados que formarán el banco en su primera etapa.

LA LICENCIA BANCARIA

El 22 de febrero de 2010, Salterio, a través de sus abogados Morgan y Morgan, inicia formalmente la solicitud de la licencia bancaria general y luego pide la licencia fiduciaria. Su equipo gerencial trabaja arduamente con el equipo de Morgan y Morgan, liderizado por Eduardo Ferrer, en la confección y presentación de toda la documentación adicional requerida para la aprobación de la licencia.

Salterio comentó que el Plan de Negocios presentado a la Superintendencia de Bancos se concentrará en pequeñas, medianas y grandes empresas, así como en clientes individuales, o sea, a la banca de consumo y a la banca privada. El objetivo es ofrecer los productos tradicionales bancarios y en el futuro productos bancarios innovadores.

Ambas licencias bancarias fueron acogidas favorablemente por la Superintendencia Bancaria y aprobadas en una forma expedita, la licencia general el 19 de julio de 2010 y la licencia fiduciaria el 26 de julio de 2010.

EL EQUIPO DE TRABAJO

El presidente del banco dijo que su equipo gerencial está comprendido por el gerente general y nueve gerentes. La mayor parte de su equipo gerencial ha estado vinculado a su previa gestión bancaria administrativa y ha estado ligado a él por muchísimos años y, según explica, son de su entera confianza. A ellos se une un grupo de jóvenes profesionales que han sido muy exitosos en sus respectivas carreras bancarias. Para la gerencia general, Salterio escogió a Rafael Reyes Esquivel, banquero de reconocida e intachable trayectoria. Reyes fungió como subgerente general del Banco Nacional de Panamá y previamente del Banco Continental. Actualmente, Reyes y su equipo de trabajo se encuentran implementando los sistemas de tecnología y el core bancario conjuntamente con la empresa asesora de tecnología, Business & Solutions Consulting S.A.

TECNOLOGÍA INNOVADORA

Para Salterio, el factor más crítico para el éxito de su futuro banco fue la cuidadosa selección de su ‘Socio Tecnológico’, FISERV. Esta empresa tecnológica con sede en Wisconsin, Estados Unidos, es reconocida por la organización FinTech como la empresa N°1 en el ranking de compañías que le dan servicio tecnológico a la industria financiera, con presencia en 230 oficinas alrededor del mundo, contando con más de 20.000 empleados.

Comenta Salterio que con esta selección se creará una diferencia palpable en el mercado bancario panameño, el cual actualmente es sumamente competitivo.

No quiso revelar la inversión de este sofisticado sistema, pero aseguró que la mayor inversión que el banco hará es en tecnología, pues la entidad se caracterizará por contar con los mejores sistemas y cores bancarios de tecnología de punta disponible en el mercado financiero.

PLANES A FUTURO

Su plan de crecimiento es agresivo con la implementación de apertura de varias sucursales por año hasta lograr una cobertura consistente al negocio en todo el país, aseguró el banquero, al paso que dijo que en unos dos años Uni Bank tendrá presencia en las provincias centrales del país.

Mencionó que el capital inicial declarado es de $100 millones, de los cuales $50 millones han sido aportados por los socios en su etapa inicial.

Dentro de estos planes a futuro, los accionistas proyectan lograr en un plazo de cinco años una oferta pública de acciones (OPA).

comments powered by Disqus