12/07/2018 - 12:00 a.m. jueves 12 de julio de 2018

Falta de normas ISO afecta la competitividad

Empresas e instituciones en polos de desarrollo como logística, energía, gobierno locales y antisoborno no se certifican en normas internacionales de gestión

Santa Alvarado, gerente Comercial de MAG Corporation. / Albín García | La Estrella de Panamá
Albín García | La Estrella de Panamá

Santa Alvarado, gerente Comercial de MAG Corporation.

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa

En Panamá las empresas del sector logístico, energético, transporte, así como gobiernos locales e instituciones, carecen de normas como las de la Organización Internacional de Normalización (ISO, por sus siglas en inglés), lo que resta competitividad en su operación, así como su potencial para llegar a más y nuevos mercados.

CERTIFICACIÓN

Para obtener una norma ISO se deben cumplir planes de gestión y auditoría

Las normas ISO más frecuentes en Panamá son la 9001, sobre gestión de calidad; la 22000, de inocuidad de alimentos; la 14001, de ambiente; y ahora la 45001, de seguridad y salud laboral.

Santa Alvarado, gerente Comercial de MAG Corporation y experta en temas de gestión, comentó a La Estrella de Panamá que, en materia de normas ISO, al país todavía le falta mucho por hacer. Son pocas las empresas o instituciones públicas que han gestionado por lo menos una certificación.

La ejecutiva aclaró que ‘contar con una certificación ISO no es un gasto, sino una inversión a largo plazo, pues hay negocios que hacen negocio solo con aquellas que entienden y gestionan este tipo de normas universales'.

TRANSPARENCIA

‘He tenido la oportunidad de conversar sobre la norma antisoborno y la gente aún se sorprende, pues la desconocen, pero fomenta que la gestión del negocio o entidad del gobierno sea transparente', dijo Alvarado.

Agregó que aunque la logística es uno de los principales polos de servicios de Panamá, todavía los negocios no tienen una certificación, tampoco aquellos de gestión y eficiencia energética.

Otra norma poco conocida es la de gobiernos locales, pero que a manera de ejemplo en el municipio vigilaría la gestión de entidades descentralizadas, para analizar su gestión en la recolección de basura, alumbrado público, transporte o protección civil.

‘La norma de gobiernos locales se diferenciaría de la norma de calidad debido a tres desarrollos: económico, institucional y ambiental', acotó.

CERTIFICACIONES

‘En Panamá las certificaciones más conocidas son la ISO 9001, que se refiere a la calidad; la ISO 22000, de inocuidad alimentaria; la 14001, de ambiente; y la ISO 45001, que reemplaza la OHSA 18001. En la mayoría de los casos, estas certificaciones son solicitadas por la contraparte del negocio, no por iniciativa propia', detalló.

Independientemente del año en que se expide la norma, estas son mejoradas, y los negocios tienen la oportunidad de actualizarse antes de la recertificación. Ahora estas normas ISO cuentan con el contexto de la organización, donde los negocios visualizan el riesgo, lo que les permite hacer las mejoras y adecuaciones que le eviten la quiebra o el cese de operación.

‘Hay negocios que han gestionado una ISO, pero luego de un tiempo caen en bancarrota y desaparecen, pero las certificaciones solo deben ser actualizadas', acotó.

Estos temas se discutirán la próxima semana en el Primer Congreso Internacional de Gestión de la Calidad, que se realizará el 17 y 18 de julio de 2018, en el hotel Wyndham Albrook.

El propósito del evento es dar a conocer los avances que ha tenido el país en materia de la aplicación de las Normas Internacionales de Calidad ISO, cuyo uso mejora la calidad y seguridad de cualquier actividad tecnológica, científica, industrial o de servicio, lo que potencia la competitividad del país.

comments powered by Disqus