18/10/2016 - 12:00 a.m. martes 18 de octubre de 2016

Disminuye 11% el interés por los juegos de suerte y azar

Esto quiere decir que de enero a junio 2016, la actividad económica de esta industria se redujo 14.8%.

Las apuestas en las máquinas tragamonedas disminuyeron 9.8%. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Las apuestas en las máquinas tragamonedas disminuyeron 9.8%.

Anterior Siguiente

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa

La población panameña está cambiando sus hábitos de juegos. Según se desprende del último informe económico del Instituto de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República, el interés por los juegos de suerte y azar disminuyó un 11% de enero a agosto pasado de 2016.

$97

millones menos registraron las apuestas de enero a junio según la JCJ.

29% caída que registraron las apuestas y juegos de azar en las mesas de juego.

Según el informe de apuestas brutas (incluye premios pagados) de los operadores de juegos de suerte y azar, hubo una variación negativa principalmente en las máquinas tragamonedas tipo ‘A', que cayó en 9.8%, mesas de juegos en 28.7%, salas de apuestas de eventos deportivos 15.4%, salas de bingo 6.6% y el hipódromo en 1.3%.

Además, al excluir los premios, las apuestas netas cayeron en 4.7%, principalmente, las mesas de juego en 17.4%, máquinas tragamonedas tipo ‘A' en 6.0%, salas de apuestas de eventos deportivos 23.5% y salas de bingo 16.2%.

EN ALZA

Las únicas actividades que registraron números positivos fueron el hipódromo, que creció en 110.3%, y la venta de lotería, que incluyendo los premios pagados aumentó en 4.0%, y al excluirle los premios —apuestas netas— registró un avance de 15.6%, según se desprende el informe de la Contraloría.

APUESTAS

Según los datos de la Junta de Control de Juegos (JCJ) del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), las puestas en los juegos de suerte y azar disminuyeron $97 millones en los primeros seis meses de 2016.

En el segundo trimestre de 2016, las apuestas sumaron $562.4 millones, inferior a los $660.3 millones que registró en igual periodo del año previo (2015).

Esto quiere decir que de enero a junio 2016, la actividad económica de esta industria se redujo 14.8%.

Al sumar de enero a junio pasado, la actividad ha generado cerca de $1,107.7 millones en apuestas, una caída de $200.2 millones, al compararle con igual periodo del año pasado, cuando se ubicó en $1,307.9 millones.

De las cinco actividades que registra el informe de la JCJ, la más pujante es las máquinas tragamonedas tipo ‘A', con $486.6 millones, no obstante, representó una baja significativa de $75.4 millones al compararle con el periodo similar del año pasado, cuando logró $562.0 millones.

Del reporte de la JCJ se desprende que la segunda apuesta más gustada son las mesas de juegos. Al segundo trimestre las mesas obtuvieron $56.0 millones, mientras que el año pasado se había ubicado en $77.2 millones, sin embargo, obtuvo una disminución de $21.2 millones, de acuerdo con el informe del MEF.

El hipódromo se ubicó como el tercer juego de azar y apuesta más gustado por los panameños, con $10.9 millones; mientras que de enero a junio del año pasado, esa actividad obtuvo $11.3 millones.

Las salas de apuestas de eventos deportivos y las salas de bingos obtuvieron $8.0 millones y $809,852, respectivamente. Ambos rubros registraron una significativa disminución con $719,162 y $116,985, respectivamente al compararlos con sus similares del año pasado, según se desprende del documento de la JCJ.

JUEGO RESPONSABLE

Invitan a ludópatas a excluirse
La Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja) mantiene un anteproyecto de ley para la exclusión y autoexclusión de ludópatas en Panamá.
Se trata de dos anteproyecto de ley. El proyecto de ley 021 será discutido ante la Comisión de Salud, que establece la prevención y el tratamiento de la ludopatía, y el otro anteproyecto sería discutido por la Comisión de Trabajo, Salud y Desarrollo Social, el 047, que establece la prevención y el tratamiento de la ludopatía en las salas de juegos de casinos y máquinas tragamonedas, según explicó Antonio Alfaro, al presentar los anteproyectos ante la Asamblea Nacional.
Ambas iniciativas contemplan la exclusión o autoexclusión, que permite trabajar en la rehabilitación para ayudar a minimizar este trastorno, así como la creación de un patronato que trataría el tema.
Actualmente solo los miembros de Asaja cumplen con este programa e impiden que las personas que están registradas puedan ingresar a los casinos. Al no existir una ley que permita la exclusión, Asaja solo puede atender a autoexcluidos. Está en manos de la comisión de Salud de la Asamblea Nacional trabajar en conjunto con los operadores para que se apruebe una ley consensuada para ayudar a estas personas.
El programa se constituye en una herramienta destinada a aquellas personas que voluntariamente decidan excluirse a sí mismos de concurrir a las salas de Juegos de Azar administradas por los miembros de la Asaja.
La Asociación además propone que en el caso de aquellas personas que se resistan a recibir ayuda, sus familiares —a través de la figura de juez de familia—, puedan ingresarlos en la lista de excluidos.
De acuerdo a las estadísticas que mantiene Asaja, actualmente hay 398 personas inscritas en la base de datos y que además de estar autoexcluidas, tienen acceso a tratamiento.

comments powered by Disqus