14/03/2019 - 12:00 a.m. jueves 14 de marzo de 2019

Copa Airlines suspende operaciones de aviones MAX 9, había pedido más de 70 para 2025

La medida es de carácter ‘temporal' y consecuencia de la prohibición de dichos equipos, el Boeing 737 MAX8 y MAX9, por parte de Estados Unidos y Canadá. Copa tiene actualmente seis aviones de ese modelo en su inventario

Copa Airlines incorporó a su flota de aviones el primer Max 9 de Boeing en septiembre de 2018. / Mirta Rodríguez | La Estrella de Panamá
Mirta Rodríguez | La Estrella de Panamá

Copa Airlines incorporó a su flota de aviones el primer Max 9 de Boeing en septiembre de 2018.

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

La Autoridad de Aeronáutica Civil de Panamá (AAC) prohibió ‘temporalmente' las operaciones de todos los aviones marca Boeing modelo 737-8 Max y 737-9 Max en el espacio aéreo de la República de Panamá.

La suspensión de las operaciones de los nuevos modelos en territorio panameño se hizo a requerimiento de la Administración Federal de Aviación (FAA, en inglés), —órgano regulador del sector en Estados Unidos— tras dos accidentes ocurridos en menos de cinco meses y en los que estuvo involucrado el modelo fabricado por la compañía Boeing.

Con ello, Panamá se suma a EE.UU., Canadá, India, Malasia y Tailandia, que en las últimas horas también prohibieron las operaciones de los modelos Max. La Unión Europea (UE) y otros países como China, Australia, Turquía e Indonesia ya habían adoptado esta decisión antes.

La FAA sustentó la prohibición en nuevas evidencias recabadas en sitio el día de ayer y que les hacen pensar en las similitudes entre las razones del accidente de los vuelos operados por Lion (JT610) y Ethiopian (ET302), respectivamente.

COPA SUSPENDE OPERACIONES

Copa Airlines señaló, a través de un comunicado, que en coordinación con la Autoridad de Aeronáutica Civil de Panamá y conforme a los acontecimientos que se han dado, decidió suspender ‘inmediatamente' y de manera temporal la operación de sus Max 9, hasta tanto se cuente con los hallazgos sobre las causas del accidente mencionado.

La AAC destacó que la medida es ‘temporal' en vista de la ‘poca' información oficial obtenida del fabricante y del estado de diseño en relación a las causas de ambos accidentes ocurridos.

‘Estamos haciendo todo lo posible para comprender la causa de los accidentes en asociación', expresó Dennis Muilenburg, presidente y CEO de la compañía Boeing.

La empresa ratificó, por medio de una nota, su ‘plena confianza' en la seguridad del modelo aunque alegó que, tras varias consultas con autoridades aeronáuticas y del transporte de EE.UU., decidió solicitar que se dejen en tierra los más de 370 aviones del modelo.

Por su parte, Copa señaló que la aerolínea cubrirá los vuelos que operaban sus Max 9 con el resto de su flota y hará lo posible por minimizar el impacto a los itinerarios de sus pasajeros.

La aerolínea panameña actualmente tiene un total de 106 aeronaves, de las cuales 6 son Max 9; 82 Boing 737 NG y 18 Embraer-190.

‘La prohibición temporal de las operaciones de todos los aviones Max se sustenta en nuevas evidencias recabadas que hace pensar en las similitudes de las razones que causaron los accidentes de Lion y Ethiopian',

ADMÓN. FEDERAL DE AVIACIÓN (EE.UU.)

Copa comenzó a incorporar a su flota los nuevos modelos Max 9 de Boeing en septiembre del año pasado y los directivos anunciaron que recibirían de manera progresiva un pedido de 71 aeronaves para 2025.

En su momento, Pedro Heilbron, presidente ejecutivo de Copa Airlines, dijo que el contrato original era por 61 aviones por un monto de $6,000 millones, pero no especificó el monto total por los 71 aparatos.

La Estrella de Panamá trató de conocer qué pasará ahora con el pedido de las aeronaves, pero la empresa se limitó a contestar que ‘al momento' no tiene comentarios.

Para este 2019, se esperaba la llegada de otros ocho aviones más y para el 2020 la de otros nueve, hasta completar las 71 aeronaves mencionadas, anunció Copa el año pasado durante el lanzamiento del Max 9.

Las primeras aeronaves serían utilizadas a partir de enero de 2019 en las rutas más largas de los 80 destinos en 32 países que tiene Copa.

La aerolínea panameña especificó en su comunicado que sus seis aeronaves Max9 han ejecutado casi 1,400 vuelos y más de 7,700 horas de vuelo desde septiembre de 2018, registrando ‘óptimos' índices de fiabilidad y desempeño.

‘Copa Airlines, cuyo principal compromiso es la seguridad de sus pasajeros y colaboradores, se mantendrá monitoreando de cerca la situación y en comunicación cercana con las autoridades correspondientes, confiando en restablecer las operaciones de sus aviones Max 9 a la brevedad posible', remarcó.

Añadió que mantiene plena confianza en el robusto sistema de gestión de programa de mantenimiento, entrenamiento y seguridad de la empresa.

INVESTIGACIÓN

Las alarmas de un posible problema con este tipo de aeronave se encendieron luego de que el pasado 10 de marzo un avión Boeing 737 Max de la aerolínea Ethiopian Airlines se estrellara poco después de despegar de Adis Abeba, Etiopía, con rumbo a Nairobi, Kenia. Los 149 pasajeros y ocho tripulantes fallecieron en el accidente.

El hecho ocurrió cinco meses después de que otra aeronave del mismo modelo, pero de la aerolínea de bajo coste Lion Air también se accidentara (el 29 de octubre de 2018), a pocos minutos de despegar de Yakarta. Sus 181 pasajeros y ocho tripulantes murieron.

Se conoció que ambas naves tenían pocos meses de antigüedad, puesto que a nivel global el Boeing 737 Max 8 está en uso comercial desde apenas el año 2017.

Y aunque las autoridades todavía investigan las causas, la similitud entre ambos accidentes y las ‘fallas técnicas' en el primero han situado al software de la aeronave como el foco mediático. El software de control de vuelo es un sistema automático denominado MCAS ( Maneuvering Characteristics Augmentation System ) que bajo determinadas circunstancias inclina hacia abajo la ‘nariz' del avión.

La teoría apunta a que en ambos casos el avión perdió altitud poco después del despegue, impactando contra el suelo sin dejar sobrevivientes.

También se dijo que el vuelo de Lion Air había sufrido ‘problemas técnicos' un día antes, según un libro de registro de vuelo al que tuvo acceso la BBC en octubre.

La FAA considera que el avión es ‘seguro', pero le pidió a Boeing unos cambios en el diseño del software , que la firma promete implementar ‘en abril como tarde'.

Adelantó que un equipo está en Etiopía asistiendo a la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, en inglés) como parte de la investigación del accidente del vuelo 302. ‘La agencia seguirá investigando', afirmó la agencia.

El Boeing, el mayor fabricante de aviones del mundo, expresó que sigue teniendo ‘confianza' en la seguridad de sus aeronaves, sin embargo, después de consultar con la FAA, la NTSB, las autoridades de aviación y sus clientes en todo el mundo, han determinado cautela y precaución para garantizar al público en vuelo la seguridad de la aeronave.

comments powered by Disqus