24/06/2019 - 12:00 a.m. lunes 24 de junio de 2019

¿Cómo tomar las mejores decisiones con nuestro equipo?

Para formar un equipo de alta efectividad hay que evaluar las habilidades y las motivaciones

  /

Anterior Siguiente

Myrja S. Ceballos M.
myrjaceballos@yahoo.com

Todas las organizaciones están formadas por personas que a su vez se transforman en equipo de trabajo para el logro de las metas. Pero como líderes debemos ser certeros en realizar las preguntas correctas, para conocer al equipo, estar claro del objetivo y, por supuesto, tomar la decisión correcta.

Siempre se ha pensado que como líderes se debe enfocar o dedicar más tiempo a las personas que tienen bajo desempeño para que puedan mejorar, pero la realidad nos refleja que el único camino hacia el crecimiento y desarrollo de la empresa es dedicar tiempo a desarrollar a las personas que son buenas, para pasarlas a grandiosas y de grandiosas a superioriores.

Y en cuanto al personal de bajo desempeño, el líder debe definir expectativas claras, como fechas específicas, entregables, hitos, métricas, al igual que las consecuencias si no se mejora su desempeño.

Para formar un equipo de alta efectividad, se toma en cuenta una serie de conglomeraciones pero las más importantes son las habilidades y las motivaciones que tienen ellos para funcionar bien, el líder juega un papel crítico donde asigna roles y los papeles de las personas dentro del equipo; él puede llevar a tomar la decisión final del equipo y todos sus miembros deben estar seguros de haber tenido la oportunidad de abordar temas difíciles donde el objetivo final es resolver el problema sin necesidad de involucrar sus asuntos personales.

El equipo debe funcionar siempre junto, unido, a pesar de que se pueda presentar algún sabotaje y aunque al final se toma la decisión obtenida por un miembro del equipo que no fue adoptada por el resto, todos deben sentir que se les escuchó y que la decisión final fue para el equipo.

Una vez formado y establecidas las personas correctas para formar un equipo, el programa scale up de Babson College hace mención de cuatro tipos de decisiones que ayudarán al crecimiento de la empresa.

Grandes apuestas: Son infrecuentes, por eso no estamos tan familiarizados con ellas. Son decisiones importantes, consecuencias importantes y tiene un impacto normal en la empresa.

Rango amplio: decisiones que surgen de forma episódica o en ese momento con un análisis previo y se debe entender el impacto en la organización.

Decisiones transversales: son frecuentes y requieren una amplia colaboración entre departamentos.

Y por último, las decisiones delegadas, que son más frecuentes, familiares y rutinarias. Son parte del día a día.

Las buenas decisiones empiezan con las preguntas correctas y parte de ello es analizar las respuestas que provienen de esas preguntas o realizar un check list .

Calidad de la información: ¿Los datos provienen de varias fuentes?

Proceso de toma de decisiones: ¿El equipo participó en un debate honesto o en un pensamiento de grupo para evitar conflictos?

Diferencia de liderazgo: ¿La opinión del líder influyó hacia la decisión?

Mentalidad de grupo: ¿El grupo aceptó los datos sin cuestionarlo o hubo apuro?.

Pruebas de suposición ¿qué suposiciones de nuestros clientes aportamos?

Examen del entorno: ¿Qué ha cambiado en nuestro sector?

Prueba de inventar cosas: ¿Qué inventamos en este proyecto para seguir adelante?

ESPECIALISTA PYMES

comments powered by Disqus