16/08/2014 - 12:00 a.m. sábado 16 de agosto de 2014

De cómo David le ganó a Goliat

Cómo incrementar la visibilidad de un pequeño negocio y atraer más clientes utilizando el poder de internet y las redes sociales

En el mundo de las redes sociales , las empresas son del mismo tamaño. / | Shutterstock
| Shutterstock

En el mundo de las redes sociales , las empresas son del mismo tamaño.

Carlos Atencio
catencio@laestrella.com.pa

Con libros o artículos a los que puede acceder de forma gratuita, David Gómez, que estará en el país para la Feria del Libro, le dice cómo ganar más con las herramientas digitales.

LAS EMPRESAS, POR PEQUEÑAS QUE SEAN, DEBEN INVERTIR EN INTERNET, ¿CÓMO HACERLO?

Internet es una poderosa plataforma que no distingue tamaño, una pequeña empresa está en igualdad de condiciones que cualquier gran empresa. Hay varias formas para empezar a participar en internet, dependiendo del tipo de negocio y del mercado al cual se dirija, habrá unas herramientas más prioritarias que otras. El primer paso es contar con una página web. Ahí es donde la empresa puede educar, informar y generar confianza en clientes potenciales. Es tener un local 24 horas al día, 7 días a la semana. En el libro, hay referencias a herramientas gratuitas y que no requieren ningún conocimiento técnico para crearlas. Adicional a la página, la empresa cuenta con otras posibilidades para incorporar en su estrategia, como son los motores de búsqueda, la publicidad, redes sociales, e-mail marketing o el comercio electrónico. Todas estas herramientas es la que he llamado en el libro ‘Las 6 palancas digitales de una pequeña empresa’.

TENER INTERNET EN LAS EMPRESAS REQUIERE DE CONOCIMIENTOS, ¿CÓMO EMPEZAR?

Si bien hay ciertas herramientas que para explotarlas en toda su dimensión requieren algún tipo de conocimiento, lo que necesita saber un empresario es para qué le sirve y cómo puede usar cada una. Un empresario no necesita saber diseñar páginas web, lo que necesita saber es qué información debe incluir, qué quiere que la gente haga cuando la visite y cómo le va a generar clientes, y ya luego puede apoyarse en alguien para el diseño. Hacer marketing en internet es un tema de estrategia, no de tecnología. Las herramientas existen, pero si no sabe para qué le sirven, no tendrán impacto en el negocio. El problema que tiene el empresario no es saber, por ejemplo, cómo crear una página de Facebook, eso es sencillo. El problema es saber si realmente necesita estar en Facebook, y de ser así, para qué le va a servir en su estrategia de negocio, cómo va a pasar de tener fans a tener clientes. Ese es el eslabón que no está claro. Y eso es lo que resuelve el libro, explicar ante todo el para qué usar cada herramienta, de manera que no se convierta en una pérdida de tiempo.

¿QUÉ OTRAS OBRAS TIENE, O PIENSA ESCRIBIR...?

En cuanto a libros publicados, este es mi segundo libro, el primero fue Facebook Toolbox , publicado en el 2011 también por Ediciones B, el cual se enfoca específicamente en el uso de esta herramienta para los negocios. Aunque hay algunas ideas de un próximo libro, por ahora el foco está en ‘El día que David venció a Goliat’. En cualquier caso, la temática siempre girará alrededor de cómo las empresas pueden hacer un mejor marketing .

HÁBLEME DE LAS DIFERENCIAS ENTRE LAS TRADICIONALES PÁGINAS WEBS Y LAS NUEVAS REDES SOCIALES.

Las páginas web siguen siendo la herramienta más poderosa con la que cuenta un negocio. Es un vendedor bien capacitado que nunca duerme. Antes las páginas las hacían ingenieros de sistemas, ahora las puede hacer cualquier persona y gratis. Por otro lado las redes sociales crearon nuevos espacios de congregación de las personas alrededor de un interés común.

¿CÓMO FUNCIONA LA NO COMPETENCIA CON EL PRECIO?

Cuando un cliente no identifica por qué un negocio, producto, marca o servicio es diferente del competidor, se irá por el más barato. Y tiene sentido, nadie quiere pagar más por algo que considera es igual al del vecino que lo vende más barato. El punto, entonces, para dejar de competir en precio es establecer y comunicar un diferencial que le explique al cliente el valor agregado. No todos quieren comprar barato, pero sí tienen que saber por qué van a pagar más. La página web, redes sociales, etc., ventilan por qué usted es mejor que sus competidores y por qué cuesta lo que cuesta.

comments powered by Disqus