07/05/2014 - 12:00 a.m. miércoles 7 de mayo de 2014

Claves para evitar la quiebra de tu empresa o negocio

Siempre es mejor hacer lo imposible para rescatar su negocio de una situación de fracaso. 

Conversa con expertos para que te orienten.

Conversa con expertos para que te orienten.

Anterior Siguiente

Redacción Digital La Estrella
online@laestrella.com.pa

Definitivamente, la situación económica de un país es clave para que los negocios grandes y pequeños se mantengan estables. Sin embargo, ante una situación de inestabilidad, los que siempre se ven vulnerables son los pequeños negocios.

Aunque es cierto que la situación económica coyuntural influye, siempre es mejor hacer lo imposible para rescatar su negocio de una situación de fracaso. Revisando sugerencias para evitar la quiebra de tu negocio, es importante que tomes nota y empieces a buscar alternativas para que eso no suceda.

Estas son algunas de las recomendaciones para ayudarte en tu pequeña o mediana empresa.

1. Aunque se trate de una pequeña empresa, no hay que escatimar el gasto relacionado con la contabilidad. Controlar las cuentas consiste en algo más que pagar impuestos. Hay que contar con un profesional idóneo que tenga el tiempo suficiente para dedicarse exclusivamente al tema. Contratar una gestoría es la mejor de las alternativas para que la empresa funcione y se mantenga en condiciones durante el transcurso del tiempo.

2. Tener el número indicado de departamentos. El equilibrio es muy importante y debe existir armonía entre la estructura productiva y organizativa. La eficiencia debe ser el resultado final. Si no se encuentra es que algo está fallando y hay que reducir o aumentar la cantidad de trabajadores.

3. Saber atraer financiación. La mejor manera de poder contar con dinero extra y hacer avanzar los diferentes emprendimientos de la empresa sin tener que arriesgar el capital, es contar con apoyo externo que pueda hacer crecer rápidamente el negocio.

4. Mantener una actitud responsable frente a las deudas. No es bueno endeudarse más de lo debido. Una actitud demasiado confiada u ocasionada por la falta de experiencia puede ser el factor que dispare el mal camino que se irá transitando hasta llegar a la inevitable ruptura de la compañía.

5. Admitir el fracaso y poner en marcha el cambio. Es uno de los aspectos más difíciles de modificar, pero el más necesario. Una actitud soberbia u omnipotente no lleva a nada positivo. Hay que saber reconocer cuando un negocio no va bien y se debe tener la suficiente flexibilidad para admitir otras propuestas que ayuden a levantar la empresa.

Ponerse en acción es fundamental para no dejarse estar y esperar a que suceda lo inevitable. El comportamiento que se tenga hará la diferencia y decidirá si se quiere rescatar la empresa o si se prefiere seguir el camino que lleva a la pérdida.

6. No vivir ahogados. Tan importante como fijar una serie de prioridades en lo que a los acreedores se refiere es el establecer una serie de plazos para los pagos. Una empresa con problemas de caja no podrá hacer frente a todos sus gastos de forma inmediata y por eso hay que tratar de cerrar acuerdos para el pago a seis meses e incluso un año vista. Diferir estas entregas de dinero será lo que permitirá recuperar caja y no dejar que el negocio muera por falta de recursos.

Para la administradora de negocios Lady Contreras, todas las personas tienen la capacidad de ahorrar y saber manejar sus finanzas, pero hay que contar con orientadores o expertos que te motiven a hacerlo. ‘Es un tema de fortaleza, a nadie le gustaría ver cómo su negocio se viene abajo, hay que saber aplicar métodos para reducir gastos y saber invertir en lo necesario’, agregó.

comments powered by Disqus