07/04/2017 - 12:05 a.m. viernes 7 de abril de 2017

Cepal: Panamá es el que más evade el ITBMS en América Latina

Este país tiene una tasa de evasión de impuesto al consumo de 39.7%. 

Lo que en Panamá se llama Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (ITBMS), en otros países se conoce como Impuesto de Valor Agregado (IVA). / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Lo que en Panamá se llama Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (ITBMS), en otros países se conoce como Impuesto de Valor Agregado (IVA).

Anterior Siguiente

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Panamá es el país que más evade el Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (ITBMS), arroja el estudio ‘La movilización de recursos para el financiamiento del desarrollo sostenible 2017, panorama fiscal de América Latina y el Caribe', elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Lo que en Panamá es llamado ITBMS, en otros países se conoce como Impuesto de Valor Agregado (IVA).

De acuerdo con el reporte internacional, Panamá se ubicó en la posición de mayor evasión del ITBMS, con una tasa de evasión de este impuesto al consumo de 39.7%.

Los países en segundo y tercer lugar con más evasión de este impuesto al consumo fueron República Dominicana, con una tasa de 38.6%, y Guatemala, con una tasa de 34.2%.

Otros países con alto niveles de evasión son El Salvador (33.1%), Costa Rica (33.1%), Ecuador (31.8%), Nicaragua (31.8%), Paraguay (30.9%), Perú (28.3%), Brasil (27.5%) y México (24.3%).

Por el contario, los países con menos evasión son Uruguay, con una tasa de 13.3%, Bolivia (17.9%), Argentina (19.8%), Chile (20.3%) y Colombia (20.1%).

Para la evaluación de la evasión fiscal, la Cepal utilizó distintos años, considerando la información disponible.

ESTABILIDAD FISCAL

Otro aspecto que desarrolla el informe sobre el panorama fiscal de la Cepal es la situación de las finanzas públicas en la región.

Según el organismo internacional, durante 2016 el déficit fiscal promedio se mantuvo estable en los países de América Latina respecto a 2015, ubicándose en 3% del Producto Interno Bruto (PIB) por segundo año consecutivo. Este resultado es producto, principalmente, de un aumento en el pago de intereses, agrega.

DIFERENCIAS

El organismo aclara también que existen diferencias en el desempeño macroeconómico de los países. En el norte de la región, por ejemplo, señala que, en Haití, México y República Dominicana, se observa una mejora en las cuentas fiscales.

En estos países, el déficit promedio continuó disminuyendo, de un 2.4% en 2015 a 2.2% en 2016.

En el caso de México, el reporte destaca que el déficit del sector público federal se redujo de un 3.5% en 2015 a un 2.7% en 2016, producto de la evolución favorable de los ingresos públicos.

En América del Sur, el déficit fiscal empeoró, y pasó de 3.6% en 2015 a 4% en 2016, producto de la caída de los ingresos públicos, los cuales venían disminuyendo desde 2013.

Para el Caribe de habla inglesa y holandesa, la Cepal calcula que el déficit fiscal se redujo significativamente, de 2.6% en 2015 a 0.7% en 2016, principalmente por el alza de los ingresos públicos de un 28.1% del PIB al 28.8% en el mismo periodo.

DEUDA PÚBLICA

El informe de la Cepal también aborda el problema de la deuda pública. Según el organismo, la deuda pública bruta, para el conjunto de los países de América Latina, ha mantenido una trayectoria ascendente, hasta alcanzar un promedio de 37.6% del PIB en 2016.

Esto significa que tuvo un incremento de 1.7 puntos porcentuales del PIB en relación con 2015. Esta tendencia se evidenció en 16 de los 19 países de la región, siendo Brasil el país con el mayor nivel de deuda pública (70.5% del PIB), seguido por la Argentina (57.9%), Honduras (46.6%) y Uruguay (46.3%).

En el otro extremo, señala la Cepal, Paraguay presentó el nivel de deuda pública más bajo de la región (19.6% del PIB), seguido por Perú (20.8%) y Chile (21.1%).

Ante este escenario, el organismo alerta sobre la importancia de proteger la inversión pública a la hora de considerar medidas de consolidación fiscal, dado el efecto positivo de la inversión público-privada en el crecimiento económico.

PRESIÓN TRIBUTARIA

El documento también promueve la necesidad de fortalecer la presión tributaria, no solamente para proteger la inversión pública, sino también para atender las necesidades de los gastos permanentes, en particular el gasto social.

A pesar de los avances observados en los últimos años, en varios países de la región, aún hay mucho camino por recorrer respecto de la carga tributaria.

Particular atención merece la recaudación del impuesto sobre la renta de las personas físicas, que sigue siendo muy baja en comparación con otros países del mundo, incluso cuando se toman en cuenta las diferencias en los niveles de desarrollo.

SOBRE LA RENTA

Los estudios de la evasión fiscal del impuesto sobre la renta de las personas físicas señalan que en los países de América Latina la recaudación por este concepto es significativamente menor que la que cabría esperar dado el nivel actual del impuesto, lo que ha redundado en una pérdida de su capacidad redistributiva, algo muy diferente de lo que se observa en los países de la Unión Europea.

Además de la evasión del impuesto sobre la renta de las personas físicas, debe agregarse la evasión de otros impuestos clave para la región, como el impuesto sobre la renta corporativa y el impuesto al valor agregado, que sigue siendo alta.

La Cepal ha estimado que, en 2015, los países de la región perdieron $340 mil millones (6.7% del PIB) por la evasión de estos tres impuestos, lo que supone una pérdida de recursos que duplica con creces el valor total de los gastos de capital de los Gobiernos Centrales de América Latina (alrededor de $150 mil millones en 2015).


comments powered by Disqus