10/05/2018 - 12:01 a.m. jueves 10 de mayo de 2018

Cebolleros piden revisión técnica

Los productores se quejan de la laxitud de la Aupsa en la inspección del producto importado y advierten peligro de plagas por falta de análisis de laboratorio

En Panamá se cultiva cebolla durante todo el año, mientras que Holanda solo lo hace de marzo a agosto. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

En Panamá se cultiva cebolla durante todo el año, mientras que Holanda solo lo hace de marzo a agosto.

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa

En 2017, Panamá recibió 363,063 quintales de cebolla procedente de Holanda, Estados Unidos y Belice, según datos del Sistema de Notificación de Importación de Alimentos de la Aupsa, situación que, a juicio de los cebolleros nacionales, es asfixiante por el descontrol que existe y más cuando el bulbo foráneo vulnera la seguridad fitosanitaria del país.

Adicional a los más de 360 mil quintales de cebolla que ingresaron al país ese año, los productores locales cultivaron otros 366,861 quintales de cebolla, según el Ministerio de Desarrollo Agropecuario. La mayoría se cultivó en la provincia de Chiriquí, con 327,710 quintales; mientras que en Coclé se sembraron 30,340 quintales; en Herrera, unos 6,005 quintales; y en Los Santos, unos 2,806 quintales.

Para Augusto Jiménez, expresidente de la Asociación de la Comunidad Productora de Tierras Altas, la situación es ‘alarmante', pues desde que se creó la Autoridad Panameña de Seguridad de Alimentos (Aupsa) en 2006, se desamparó la producción nacional para darle pie a las importaciones. ‘El personal de Aupsa no tiene la culpa de que la ley no establezca que todo alimento que ingrese al país cuente con una certificación de análisis de riesgo de plaga, pues el personal que aprueba la entrada solo hace una evaluación visual y no científica', afirmó.

CONSUMO

Las provincias productoras del bulbo son Chiriquí, Coclé, Herrera y Los Santos

6.7

kilogramos por habitante fue el consumo de cebolla en 2010, según datos de la Contraloría.

Según el productor, la importación que más afecta al país es la procedente de Holanda, pues esta se produce de marzo a agosto y luego es exportada, perdiendo su frescura en 120 días, y la cual podría estar contaminada con la plaga Ditylenchus dipsaci , un gusano que no existe en Panamá y que, de llegar por mal manejo, podría representar pérdidas económicas en la oferta exportable de cucurbitáceas panameñas.

‘En Costa Rica está prohibida la entrada de cebolla holandesa, pero en Panamá, con la Aupsa, los importadores han abarrotado el mercado', denunció Jiménez, quien, además, dijo que los comercios que venden ese bulbo ‘incurren en otra falta, pues su procedencia debe poder ser diferenciada por parte de los consumidores'.

El punto de vista de Jiménez surge días después de que el presidente de la Asociación Holandesa de la Cebolla, Gijsbrecht Gunter, visitara el istmo para compartir conocimientos con los productores panameños, visita que hacen para dar seguimiento a los países compradores.

Cada año, Panamá adquiere del 1 al 1.5% de los 90 millones de toneladas de cebolla que exporta Holanda; sin embargo, ese volumen representa más del 50% del consumo nacional.

Gunter dijo que con la visita pretenden mostrar respeto hacia los agricultores locales. En un intento por limar asperezas, el holandés aclaró que su país ‘honra las regulaciones sobre importación y solo exportan cebolla dentro de los 120 días después de cosechada para no inclumplir las normas Copanit.

comments powered by Disqus