12/09/2018 - 12:04 a.m. miércoles 12 de septiembre de 2018

Cebolleros contradicen al Colegio de Agrónomos

Cinap defiende la importación de cebolla de Holanda, señalando que no es un riesgo para la salud ni para la producción local. Los productores opinan lo contrario

Productores aducen que para introducir la plaga necesariamente no hay que sembrar la cebolla. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Productores aducen que para introducir la plaga necesariamente no hay que sembrar la cebolla.

Mirta Rodríguez P.
mrodriguez@laestrella.com.pa

Persisten las discrepancia entre los gremios agropecuarios por las importaciones del rubro cebolla procedente de los Países Bajos (Holanda). A través de una carta de dos páginas, el presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Panamá (Cinap), Enrique Castillo, defendió de la importación del rubro, asegurando que la cebolla comercial que se está trayendo de Holanda a Panamá para consumo humano ‘no' es utilizada para la siembra.

Además reconoce que Panamá durante años ha importado bulbos de cebolla de Holanda y otros países productores en los que Ditylenchus dipsaci está presente, solo para consumo humano y que éstas ‘no' representan ningún peligro para la salud del ser humano ni para la producción local.

En otra misiva de siete páginas, el presidente de la Asociación de la Comunidad de Productores de Tierras Altas, Lorenzo Jiménez, contradijo a Castillo sobre el hecho de que la cebolla ‘no' es utilizada para la siembra, pues considera que esto no es cierto porque ‘para introducir una plaga en un área y dispersarla no necesariamente se requiere sembrar el material de propagación' (en este caso la cebolla).

Jiménez también expresó su preocupación porque el presidente de Cinap no esté actualizado y desconozca la cronología de la importación de cebolla de Holanda a este país y advirtió que D. dipsaci es una plaga cuarentenaria de importancia económica para el país.

‘El concepto expuesto por Cinap referente a que la cebolla con plaga de Holanda es para consumo humano y no para propagación es descabellado y abre la oportunidad a que importadores inescrupulososo importen para consumo papas con gorgojo de los Andes, carne de países con fiebre aftosa, etc.', destacó el productor chiricano.

Castillo también se refirió al Análisis de Riesgo de Plagas elaborado por un consultor de Costa Rica y entregado al Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), señalando que ‘si bien este documento es un instrumento que ayudaría a tomar decisiones no representa la verdad absoluta ni tampoco significa que es un documento incuestionable'. Sin embargo, reconoció que en Panamá ‘no se ha realizado ningún estudio científico para determinar el estatus fitosanitario de D. dipsaci (plaga presente o ausente)'.

A esto, Jiménez respondió que estamos ante una realidad que es la amenaza de la plaga porque no se puede hacer un estudio de algo que no se ha reportado. Destacó que el 31 de mayo de 2018, Panamá reportó el D. dipsaci como ‘plaga cuarentenaria tipo A1' tanto para el material de propagación: cebolla como para siembra y bulbos de cebollas frescas para consumo. Y ‘si no ha habido reportes de plagas aquí en Panamá no hay por qué hacer estudios. Lo que se hace en ese caso es vigilancia general', afirmó.

En cuanto a la vigilancia, dijo ‘no' estar seguro de que la Dirección de Sanidad Vegetal del Mida lo hace.

El embajador de Holanda, Dirk Janssen, afirmó recientemente a este diario que ese país exporta cebolla después un estricto control por la Autoridad Fitosanitaria Holandesa (NVWA). ‘Solamente exportamos cebollas de alta calidad', sostuvo.

El impacto de la plaga está reconocido por más de 180 Organizaciones Nacionales de Protección Fitosanitaria ante la Convención Internacional de Protección Fotosanitaria y socios comerciales ante la Organización Mundial del Comercio (OMC).

comments powered by Disqus