27/11/2017 - 12:05 p.m. lunes 27 de noviembre de 2017

Caso de brucelosis bovina provoca auditoría en MIDA de Chiriquí

El titular de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Enrique Carles alertó que la renovación en el ministerio es fundamental para atacar con más efectividad hechos como el caso aislado de brucelosis registrados en algunos hatos ganaderos en Chiriquí

En Panamá, las reses que salen positivo al laboradorio son sacrificadas. / Archivo |  La Estrella de Panamá
Archivo |  La Estrella de Panamá

En Panamá, las reses que salen positivo al laboradorio son sacrificadas.

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa


El sacrificio de unas 500 reses, contagiadas con la bacteria de brucelosis bovina, provocaran los próximos cambios administrativos y técnicos, que se darán en la regional de Chiriquí del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA). Lo anterior lo dio a conocer el titular de esa cartera, Eduardo Enrique Carles, al manifestar "en los próximos días se realizarán auditorías en dicha regional".

Según el alto funcionario "la renovación en el ministerio es fundamental para atacar con más efectividad hechos como el caso aislado de brucelosis registrados en algunos hatos ganaderos en Chiriquí (distritos de Bugaba y San Lorenzo), y donde se determinó que este ganado entró al país por contrabando".

Carles por medio de un comunicado de prensa, señaló que es fundamental que el trabajo dentro del ministerio se perfeccione cada vez más, para que el productor y la sociedad en general continúen depositando su confianza en la labor que ejecuta el MIDA. "Esto es un trabajo que toma tiempo, pero se desarrolla día a día, y se hace para garantizar la seguridad y bioseguridad del país, estos cambios también se efectuarán en las demás regionales del MIDA a nivel nacional", destacó.

Legislación
Gracias al Decreto Ejecutivo 20 del 13 de abril de 1999, Panamá es el único país de América, que erradica la bacteria con el sacrificio; el resto de países, incluyendo a Estados Unidos, la controla con tratamiento de vacunación.

"El caso del ganado que se sacrificó por esta enfermedad, ingresó a Chiriquí por contrabando, es por ello, que estamos haciendo un trabajo interinstitucional para erradicar este delito y evitar que vuelvan a ingresaer al país ganados enfermos", apuntó.

Con el caso de la brucelosis "hemos sacrificado unas 500 reses en siete fincas; hay orígenes de animales que no pasan por nuestra custodia por lo que estamos tomando medidas más estrictas para evitar este tipo de situaciones y solicitamos la colaboración especial de los productores".

Previo al anuncio de auditaoria, Juan Carlos Arango, presidente de la Comisión de Asuntos Agropecuarios de la Asamblea Nacional, se reunió con representantes del MIDA, Ministerio de Salud (MINSA), Asociación Nacional de Ganaderos (ANAGAN), Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) y Autoridad Nacional de Aduanas (ANA), para coordinar acciones para salvaguardar la salud zoo sanitaria del país, por lo que ve con buenos ojos todas las acciones que se llevarán adelante para combatir la bacteria. Hay un "profundo interés por salvaguardar la salud alimentaria del país", sentenció.

Por su parte, Francisco Rodríguez, de la Dirección Regional de Chiriquí de la ANA, señaló en días pasados que "en lo que va del año se ha retenido un total de 56 reses para impedir el posible traslado de animales infectados con la enfermedad, quienes coordinan con la Dirección de Cuarentena Animal sobre el comportamiento epidemiológico de la brucelosis en la región, en donde hasta el momento se han confirmado más de mil pasos clandestinos entre la frontera de Panamá y Costa Rica".

Por la ANAGAN, Aquiles Acevedo, mostró su preocupación al señalar que "por el relajamiento que se ha venido dando en la provincia de Chiriquí, sobre todo en la parte fronteriza, producto del alto número de sacrificio de reses que se han venido dando en lo que va del año, y que guarda relación con la participación de dos entidades, la Dirección de Sanidad Animal del MIDA y MINSA".

En ese sentido, el director médico del MINSA en la provincia de Chiriquí, Agustín Saldaña, consideró que se hace oportuna la coordinación con todas las entidades involucradas en el tema de la brucelosis, ya que se debe ser más estricto con el cumplimiento de los protocolos establecidos, y que señalan el sacrificio para la res rectora para evitar la proliferación de la enfermedad, sobre todo por la cercanía con Costa Rica.

A pesar de lo anterior, el titular del MIDA considera que en la provincia de Chiriquí, "el trabajo que se está realizando con el programa de Trazabilidad Bovina en Chiriquí, que aunque tuvo retrasos, ya tiene un avance del 80%".

Mediante el este programa de rastreabilidad, como también es conocido, se ingresa los datos de cada res de la finca a un sistema computarizado, que permitirá conocer el historial de alimentación, clínico y de dueños que tuvo el animal. Para obtener esa información, las reses portan un arete electrónico en la oreja, donde la información es obtenida realizando un escáner del dispositivo.

Panamá y la brucelosis
En Panamá, las primeras confirmaciones de brucella abortus o brucelosis se registraron en la década del 50, mediante una encuesta seroepidemiológica realizada a bovinos y porcinos, donde se determinó que la bacteria estaba difundida en todo el país. Desde entonces, el país lanzó su campaña de erradicación mediante el sacrifico.

El Decreto Ejecutivo 20 del 13 de abril de 1999, establece que todo animal cuyo reactivo sea positivo o sospechoso debe ser sacrificado en matadero en un periodo no mayor de quince días y bajo normas de bioseguridad, donde analizan el tejido de la ubre, los ganglios mamarios y el útero; mientras que en los toros analizan los testículos. De confirmarse la bacteria, solo la carne ingresa al circuito de consumo.

La brucelosis bovina es una bacteria que puede contraer al hombre a través del consumo de productos lácteos no pasteurizados. En el animal, el contagio también es de forma digestiva, pues la res lame las secreciones vaginales pre y pos parto, de abortos o por comer pasto contaminado, así como en la leche, esto provoca en los cuadrupedos abortos, retención de placenta y producción de crías débiles.

Gracias al Decreto 20, Panamá es el único país de América, que erradica la bacteria con el sacrificio; el resto de países, incluyendo a Estados Unidos, la controla con tratamiento de vacunación.

Actualmente, en el país hay presencia de la bacteria en Panamá Oeste, específicamente en una finca en Capira (Panamá Oeste); en Bocas del Toro y en Chepo (Panamá Este). Mientras que la bacteria está erradicada en la provincia de Colón, Los Santos, Herrera y el sur de Veraguas.

comments powered by Disqus