05/12/2017 - 5:23 p.m. martes 5 de diciembre de 2017

En Brasil cientos de trabajadores protestan contra la reforma de jubilaciones

En Sao Paulo trabajadores protestaron contra la reforma del sistema de jubilaciones y pensiones propuesta por el presidente de Michel Temer

En Brasil cientos de trabajadores protestan contra la reforma de jubilaciones

EFE
online@laestrella.com.pa

Cientos de personas protestaron hoy en Sao Paulo contra la reforma del sistema de jubilaciones y pensiones propuesta por el presidente de Brasil, Michel Temer, uno de los pilares fundamentales del plan de ajuste fiscal de su Ejecutivo.

Las centrales sindicales habían convocado inicialmente una huelga general este martes, cuando estaba previsto que el Congreso sometiese el texto a votación, pero la desconvocaron después de que el Gobierno retirara el proyecto de la pauta de la Cámara de Diputados ante la falta de apoyos necesarios.

No obstante, Temer garantizó que no va a tirar la toalla y en los últimos días inició un intenso cabildeo para poder sacar adelante la polémica reforma antes de concluir su mandato, el próximo 1 de enero.

El jefe de Estado ha iniciado negociaciones con los líderes de los partidos políticos para recabar apoyo, un tarea ardua las vísperas de un año electoral.

Mientras el Gobierno acelera los trámites para iniciar una votación antes del receso parlamentario, el 18 de diciembre, los sindicatos protestaron este martes en la capital paulista y alertaron de que convocarán de nuevo la huelga si se fija una fecha en el Congreso para la votación.

Temer, quien hoy recibió al presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que tan sólo marcará una nueva fecha si cuenta con los votos suficientes para su aprobación en la Cámara de los Diputados, lo que, a su juicio, podría ocurrir todavía este año.

"De vez en cuando dicen que van quitarte la jubilación y eso es un terrorismo administrativo inadecuado. La esencia de la reforma es combatir los privilegios", sostuvo Temer.

En los últimos meses el Ejecutivo se ha visto obligado a ceder a las presiones de algunas sectores del Congreso y ha suavizado el contenido para intentar salvar la reforma.

El texto propone aumentar los plazos de cotización de los trabajadores e incrementa la edad mínima para poder obtener la pensión completa por jubilación, lo que ha sido rechazado de pleno por los sindicatos.

Temer, acosado por varios escándalos de corrupción y cuya popularidad se encuentra en mínimos históricos, necesita contar con tres quintos en la Cámara baja y en el Senado para poder aprobar la medida, eje central de su política económica.

Desde que llegó al poder tras la destitución de Dilma Rousseff, en 2016, el presidente brasileño ha lanzado una serie de medidas de austeridad para sanear las cuentas publicas del país, que comienza a salir lentamente de la recesión después de dos años de fuerte caída del producto interior bruto. 

comments powered by Disqus