28/09/2014 - 12:00 a.m. domingo 28 de septiembre de 2014

Abogan por más estabilidad laboral

‘El empleado político no se siente que tiene derecho al puesto, por eso busca influencias para mantenerse en él’

El secretario general de FENASEP, Alfredo Berrocal. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El secretario general de FENASEP, Alfredo Berrocal.

Rekha Chandiramani
rchandiramani@laestrella.com.pa

La permanencia es el eje transversal para la estabilidad laboral en un puesto público, expuso Carlos Ayala Montero de la Fundación del Trabajo el pasado jueves en la jornada ‘Derechos laborales, hacia una productividad con equidad en el sector público’.

Ante la presencia de directores administrativos y jefes de recursos humanos del sector gubernamental, Ayala explicó que desde el punto de vista laboral, la estabilidad consiste en mantenerse en el puesto que se desempeña mientras no se produzca una causa de terminación laboral (despido o renuncia), e hizo un recuento histórico de la normativa laboral, su balance y proyecciones, a 45 días de un fallo de la Corte Suprema de Justicia que decretó la inconstitucionalidad de ciertos aspectos de la Ley 4 del 25 de febrero de 2010, entre ellos la ‘desacreditación de un empleado por jubilación o jubilación próxima’.

A juicio de Ayala, el Estado incurre en gastos altísimos (sufragados con impuestos de todos los panameños) en la medida en que aplica principios de clientelismo partidario, amiguismo o nepotismo para llenar los puestos públicos.

‘El empleado político no se siente que tiene derecho al puesto, por eso busca influencias para mantenerse en él’, señaló el experto.

En ésta misma línea se pronunció el secretario general de la Federación Nacional de Asociaciones y Organizaciones de Empleados Públicos (FENASEP), Alfredo Berrocal, indicando que hay una férrea oposición a aplicar la ley por el anacronismo y clientelismo que aseguran el apoyo electorero cada cinco años.

20 AÑOS DE DESIDIA

La aplicación de la Ley de Carrera Administrativa, aprobada en 1994, asegura que la integración del recurso humano al Estado se haga con carácter científico, en donde los subsistemas se pongan en ejecución de manera eficiente, a través de evaluaciones, ascensos en base a resultados y remuneraciones basadas en escalafones salariales previamente establecidos.

Pero ‘no es un problema coyuntural. La ley lleva más de 20 años de absoluta indiferencia. Ha sido un homenaje a la desidia’, dijo el secretario general de la FENASEP.

DÉFICIT SALARIAL

Además de la débil estabilidad de los puestos ‘de libre nombramiento y remoción’ en el gobierno, otro de los puntos medulares, que aún no se corrige, es el salario del funcionario público.

Berrocal señaló que mientras se concedan al margen de la ley y bajo las mismas premisas de clientelismo y compadrazgo, ‘seguirán costando millones de dólares a los contribuyentes en pasivos laborales’.

En la jornada también se abordaron temas como la profundización sectorial en Derecho del Trabajo, el manejo del estrés ante los efectos y consecuencias sicológicas por la pérdida de trabajo, la importancia del trabajo como un derecho humano, el concepto de desacreditación del mérito y la desigualdad de género en los puestos gubernamentales.

De acuerdo a encuestas del mercado laboral, al cierre del primer trimestre de 2014 en Panamá e 15.1% de la población empleada eran funcionarios del sector estatal.

Los indicadores reflejaban una cifra absoluta de 256,530 servidores públicos hasta ese momento.

comments powered by Disqus