10/02/2018 - 12:07 a.m. sábado 10 de febrero de 2018

En 2030, las tecnologías emergentes se fundirán con los humanos

Un informe de Dell Technologies reveló que las personas esperan que los sistemas automatizados permitan al hombre tener más tiempo en sus labores

  /

Mileika Lasso
mlasso@laestrella.com.pa

En los próximos doce años, a nivel mundial las organizaciones serán tecnológicas, por lo que los negocios necesitan empezar a pensar sobre la manera en que prepararán a su personal y su infraestructura para el futuro, según revela un informe de Dell Technologies.

De cara a lo que ocurrirá en el año 2030, la investigación, realizada por Vanson Bourne en todo el mundo se centra en la manera en la que las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial, la robótica, la realidad virtual, la realidad aumentada y el cómputo en la nube, transformarán las vidas y la manera de trabajar de los humanos.

El informe, titulado ‘Hacer realidad el año 2030: La próxima era de la asociación entre humanos y máquinas', también ofrece información sobre cómo las tecnologías emergentes forjarán asociaciones entre humanos y máquinas que serán más inmersivas y ricas que nunca, ayudándole a superar sus limitaciones.

Para su elaboración, la encuesta valoró la opinión de 3,800 líderes de negocios a nivel mundial, donde la mitad espera que los sistemas automatizados permitan contar con más tiempo, mientras que la otra mitad está en desacuerdo.

El resultado de la encuesta también deja entrever que el 42% de los líderes de negocios cree que la satisfacción profesional aumentará en el futuro gracias a que las máquinas realizarán más tareas, mientras que un 58% desaprueba esa posibilidad.

Los líderes de negocios coinciden con esa predicción: el 82% de los encuestados prevé que los humanos y las máquinas trabajarán como equipos integrados en su organización en los próximos cinco años.

No obstante, tienen opiniones encontradas respecto de si este futuro representa una oportunidad o una amenaza, y se encuentran divididos por la necesidad de mitigar esos riesgos. Por ejemplo: El 48% cree que cuanto más dependamos de la tecnología, más será lo que perderemos en caso de un ataque cibernético; el 52% no está preocupado por esa posibilidad; un 50% de los líderes de negocios solicita protocolos claros en caso de que fallen las máquinas autónomas, la otra mitad se abstiene; el 45% afirma que las computadoras necesitarán descifrar entre comandos buenos y malos, el 55% no cree que sea necesario.

Jeremy Burton, director de Mercadeo de Dell Technologies, comentó que las razones por las cuales la comunidad de negocios está tan polarizada son claras. Agregó que ‘hay dos perspectivas extremas acerca del futuro: el temor impulsado por la ansiedad de la obsolescencia de los humanos o la visión optimista de que la tecnología resolverá los problemas sociales más graves. Estos puntos de vista diferentes pueden provocar que sea difícil para las organizaciones prepararse para un futuro que está cada vez más cerca y, sin duda, podrían obstaculizar las iniciativas de los líderes para llevar a cabo los cambios necesarios'.

Dada la promesa de un cambio radical, potenciado por el crecimiento exponencial de los datos y las aplicaciones, la capacidad de procesamiento y la conectividad necesarias para aprovecharlo, el 56 % especula que las instituciones educativas deberán enseñar cómo aprender en lugar de impartir conocimientos a fin de preparar a los estudiantes para trabajos que todavía no existen. Este pensamiento corrobora la proyección de IFTF de que el 85 % de los trabajos que existirán en 2030 aún no se han inventado.

RODEADOS POR OBSTÁCULOS

Asimismo, muchos negocios no están adaptándose con la velocidad necesaria ni con el nivel de detalle necesario para superar los obstáculos comunes que les impiden funcionar como una empresa digital exitosa. Solo el 27% de los negocios cree que lleva la delantera mediante la adopción de la digitalización en todo lo que hace. El 42% no sabe si podrá competir en la próxima década y la mayoría (el 57%) de los negocios tiene problemas para mantenerse al día con el ritmo de los cambios.

Los obstáculos principales para convertirse en un negocio digital exitoso en 2030 son los siguientes:

1. Falta de una estrategia y una visión digital: 61%

2. Falta de preparación de la fuerza de trabajo: 61%

3. Restricciones tecnológicas: 51%

4. Restricciones de tiempo y dinero: 37%

5. Leyes y normativas: 20%

UNIDOS POR LA NECESIDAD DE TRANSFORMACIÓN

Si bien los líderes pueden estar divididos respecto de su visión del futuro y la forma de enfrentar los obstáculos que impiden el cambio, están unidos por la necesidad de transformación. Es más, la gran mayoría de los negocios cree que habrá avanzado considerablemente en su proceso de transformación dentro de cinco años, a pesar de los retos que enfrentan.

Es probable que se logre lo siguiente dentro de cinco años:

—Contar con defensas de seguridad cibernética: 94%

—Brindar ofertas de producto como servicio: 90%

—Completar su transición a un negocio definido por software : 89%

—Lograr que I y D impulse la organización: 85%

—Proporcionar experiencias del cliente hiperconectadas con realidad virtual (RV): 80%

—Usar la IA para prever las exigencias del cliente: 81%

‘Estamos iniciando una era de cambios radicales. A pesar de que los líderes de negocios tengan visiones contrapuestas sobre el futuro, comparten fundamentos comunes respecto de la necesidad de realizar una transformación. En función de las muchas conversaciones que tengo con clientes, creo que llegamos a un momento de inflexión. Los negocios pueden asumir el reto de transformar la TI, la seguridad y la fuerza de trabajo, y cumplir una función clave en el futuro, o quedarse atrás', agregó Burton cuando se reveló el informe.

‘Tenemos el temor impulsado por la ansiedad de la obsolescencia y la visión de que la tecnología resolverá todos los problemas',

JEREMY BURTON

DELL TECHNOLOGIES

comments powered by Disqus