Más deportes 15/04/2019 - 12:04 a.m. lunes 15 de abril de 2019

Las pesas panameñas anhelan sus días de gloria

A pesar de todo, el deporte de las barras y el hierro sigue caminando, programando torneos de controles donde los propios atletas deben salir al frente con sus gastos, como lo hicieron en marzo pasado y en este mes de abril, sin respaldo de patrocinadores ni el apoyo del Estado

  / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Nicolás Espinosa
cafeestrella@laestrella.com.pa

El deporte de la halterofilia o levantamiento de pesas fue uno de los más gloriosos de Panamá. No hubo competición alguna donde no alcanzaran el triunfo o alguna de las preseas en juego.

Nombres como los de Chacón Plata, Carlos Chávez, Ángel Famiglietti, Idelfonso Lee, Henry Phillips, Narciso Orán, Pablo Justiniani, José Díaz, Matilde Ceballos y Tomás Rodríguez, en el pasado; y de Iván y Alexis Batista en un pasado más reciente, y Víctor Víquez, en los últimos tiempos, enaltecieron las capacidades de nuestro país.

No obstante, esas son glorias pasadas. Hoy, los triunfos llegan a cuenta gotas y no precisamente al más alto nivel.

Para los exmedallistas de pesas Henry Phillips y José Díaz, escogidos presidente y vicepresidente de la Federación, respectivamente, el panorama no es el más alentador, pero están convencidos de que hay que trabajar para volver a subir al podio.

SIN APOYO ECONÓMICO

Al llegar a la administración de las pesas, Phillips se encontró con un panorama ‘oscuro y con problemas'.

El primero de ellos fue que el Instituto de Deportes (Pandeportes) no los tenía dentro de su presupuesto. ‘Está suspendido el apoyo de Pandeportes por la falta de unos informes (económicos)' que los ha puesto en la silla caliente de la institución, dijo Phillips.

Díaz explicó, por su parte, que los informes sí fueron presentados por el anterior presidente Manuel Ochoa, pero ‘estaban incompletos', una situación que se debió a su ‘desconocimiento y falta de experiencia'.

Ochoa hizo entrega la pasada semana de los documentos a la institución deportiva, por lo que se espera que la ‘difícil situación' sea pronto superada.

Lo preocupante para los directivos es que la falta de apoyo podría dar al traste con la planificación que se tiene para las competiciones nacionales y regionales.

UN PLAN DE TRABAJO LIMITADO

Debido a este impase, la Federación tiene suspendidos los campeonatos nacionales y la actividad internacional se ha visto limitada.

En ese sentido, solamente se enviarán cuatro atletas, entre ellos una dama, de los diez originalmente programados, al Panamericano de Guatemala, por celebrarse entre el 20 y 27 de abril próximos, y cuyos gastos corren a cargo del Comité Olímpico de Panamá.

Estos son, los capitalinos Ericka Ortega (49 kg) y Juan (73 kg) y Ariel Batista (81 kg), y el veragüense Ronnier Martínez (61 kg).

A propósito, entre los hermanos Batista, el veragüense Martínez y el colonense Eustaciano Arias (81 kg), están los dos pesistas que participarán en los Panamericanos de Lima, en julio próximo.

Díaz indicó que la halterofilia istmeña tenía posibilidades de inscribir más atletas, pero la situación económica solo les permitió asegurar dos de los cupos obtenidos en una competición el año pasado.

A pesar de todo, las pesas siguen caminando, programando torneos de controles, donde los propios atletas deben salir al frente con sus gastos, como lo hicieron en marzo pasado y en este mes de abril.

Dichos controles son supervisados por una comisión técnica, creada para evaluar a los atletas y, con la responsabilidad de recomendar a los mismos, para cada actividad internacional.

La comisión cuenta con una preselección de 90 deportistas, entre hombres y mujeres, unos 60 juveniles y unos veinte con experiencia internacional.

Además de los anteriormente mencionados, en la categoría mayor están Amílcar Araujo, de Colón; y Mario Martínez, de Veraguas; así como los experimentados juveniles Juan Martínez y Jorge Medina, de Veraguas, y el capitalino Ángel Agrazal.

En la femenina, están las juveniles capitalinas Mónica Mora y Allison Barrios y la colonense Valery Ávila; en la mayor, las capitalinas Vianette Herrera y Jessica Saldaña y la veragüense Mariadni Batista.

SIN TÉCNICOS NI INSTALACIONES

Otro obstáculo que deben encarar las pesas es que no se cuenta con entrenadores ni instalaciones, lo que limita su desarrollo a nivel nacional.

Actualmente, solo hay dos técnicos contratados por Pandeportes, uno en Colón y otro en Chiriquí, mientras que en Panamá y Veraguas, y en la comarca Guna Yala, se trabaja con voluntarios.

Para Phillips es imposible una preparación técnica adecuada sin un entrenador calificado y mucho menos sin las instalaciones y el equipamiento necesario.

Explicó que uno de los casos más preocupantes es el de Colón, cuyos atletas están errantes y sin practicar tras el derrumbe de su gimnasio, ubicado al lado del estadio Roberto Mariano Bula. Primero fueron ubicados en un pequeño local del Centro Universitario (CRUC) y luego en un cubículo de la Arena de Colón, donde en principio no hubo luz.

También está la situación de los pesistas veragüenses, que tampoco tienen donde entrenar por la reconstrucción del gimnasio ‘Eduardo Campbell' y del estadio ‘Toco Castillo'.

Según el dirigente, esta situación ha obligado a los preseleccionados nacionales Mariadni Batista y Ronnier Martínez a entrenar en el patio de una casa, sin las condiciones ni los aparatos técnicos adecuados.

‘Debido a lo riguroso de sus entrenamientos, estos jóvenes han tenido que irse en ocasiones a un gimnasio privado, donde tienen que pagar por su uso', explicó Phillips.

‘Nos gustaría que Pandeportes tomara cartas en el asunto, tanto en el caso de Colón como en el de Veraguas, para solucionar esta situación', añadió.

EL DEPORTE COLEGIAL

Uno de los planes que tiene la organización de la halterofilia es introducir las pesas en las escuelas secundarias, pero mientras no haya dinero para comprar implementos y movilizar a los deportistas, es un tema que quedará pendiente.

José Díaz salió precisamente de una competición intercolegial, por lo que es un fiel creyente de que sería un buen semillero para su deporte.

‘Antes de que empezaran las clases, me reuní con algunos directores de las escuelas de Colón y apoyan el proyecto, pero por la situación que estamos atravesando no se ha podido avanzar en el tema', añadió.

Un detalle que destaca el ex pesista olímpico es que los juveniles con que cuenta el deporte fueron reclutados por sus respectivos clubes provinciales, captación que pudiera duplicarse si se realizaran competiciones a nivel colegial.

Hay una realidad, el deporte de la halterofilia está en problemas, pero sus dirigentes, que salieron de las entrañas de esta actividad, pretenden volver a ubicarlo entre los primeros de Panamá.

comments powered by Disqus