Más deportes 10/11/2017 - 12:03 a.m. viernes 10 de noviembre de 2017

El paso inicial para llegar hasta los juegos de 2020

La justa que comienza en Santa Marta, Colombia, representa el punto de partida para el deporte de once países, cuyos atletas ya miran su participación en la contienda de Tokio

La llama bolivariana arderá en Santa Marta hasta el 25 de noviembre. / Ricardo Maldonado Rozo | EFE
Ricardo Maldonado Rozo | EFE

La llama bolivariana arderá en Santa Marta hasta el 25 de noviembre.

EFE
online@laestrella.com.pa

Comenzar con buen pie un nuevo ciclo olímpico es la meta de más de cuatro mil deportistas de once países que desde este sábado y hasta el próximo 25 de noviembre en Santa Marta, Colombia, protagonizarán la XVIII edición de los Juegos Bolivarianos. Con una Venezuela que ha sido el gran dominador, pues ha ganado trece de las diecisiete ediciones anteriores, esta justa surgió hace 79 años como un espacio de preparación para los deportistas de los países liberados por Simón Bolívar de cara a las olimpiadas. La competencia fue propuesta por los representantes colombianos en los Olímpicos de Berlín 1936 liderados por el entonces director de Educación Física del país, Alberto Nariño, quien además gestionó ante el Comité Olímpico Internacional (COI) el reconocimiento de los Bolivarianos y que disputaran su primera edición en 1938 en Bogotá. En los primeros Juegos participaron los seis países bolivarianos: Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Venezuela y Panamá y se disputaron pruebas de ajedrez, atletismo, baloncesto, béisbol, boxeo, ciclismo, ecuestres, esgrima, fútbol, golf, levantamiento de pesas, lucha, natación, tenis, tiro y voleibol. Ese evento, para el cual se inauguró el 15 de agosto de ese año el estadio El Campín de Bogotá, lo ganó la delegación de Perú, con 26 medallas de oro, tres más que Colombia. En 1941, los comités olímpicos de las seis naciones participantes acordaron que los Bolivarianos se disputarían cada cuatro años. Los peruanos mantuvieron el dominio y se llevaron los segundos Juegos, disputados en Lima en 1947, y también ganaron los celebrados en Caracas en 1951. Una de las grandes figuras que surgió de los Juegos fue el atleta venezolano Asnoldo Devonish, que ganó el bronce olímpico en salto triple en Helsinki 1952, un año después de llevarse el oro Bolivariano. Diez años después, la caribeña Barranquilla acogió la cuarta edición en la que participaron 681 deportistas de Ecuador, Perú, Panamá, Venezuela y Colombia, y de la que estuvo ausente Bolivia. Venezuela obtuvo allí su primer título, con 49 oros, y comenzó una senda de trece triunfos que rompió Colombia 52 años después en los Juegos de Trujillo (Perú) 2013. Los V Juegos de 1965 fueron organizados por Quito y Guayaquil, en los que destacaron el decatlonista venezolano Héctor Thomas y el atleta peruano Roberto Abuggattás, ganador de la prueba de salto alto. En Maracaibo 1970, los protagonistas fueron los nadadores Juan Carlos Bello de Perú y la colombiana Olga Lucía de Angulo. El dominio venezolano perduró en los Juegos de Ciudad de Panamá 1973, La Paz 1977 y Barquisimeto (Venezuela) 1981, donde barrió con 140 medallas, al igual que en los de Ambato, Cuenca y Puerto Viejo (Ecuador) 1985. En 1989, Maracaibo acogió la XII edición de los Juegos después de que Panamá declinara su elección como sede. Ese año, Venezuela mantuvo su dominio con 141 preseas doradas, seguida de Colombia con 64, Perú con 31, Ecuador con 19, Panamá con tres y Bolivia con una. En las justas celebradas en las ciudades bolivianas de Santa Cruz de la Sierra y Cochabamba (1993) y en la peruana Arequipa (1997) destacaron el ecuatoriano Jefferson Pérez, campeón olímpico de marcha en Atlanta 1996, y la colombiana María Isabel Urrutia, oro en Sidney 2000 en la categoría de 75kg de levantamiento de pesas. Ambato 2001 fue la oportunidad para que Ecuador sobrepasara a Perú en el medallero histórico. Venezuela obtuvo 167 oros, seguido de Colombia con 83 y Ecuador con 34. En Ecuador, la colombiana Caterine Ibargüen, campeona olímpica en Río 2016 en salto triple, ganó su primer oro Bolivariano en salto alto. Para los Juegos de Armenia y Pereira 2005, Colombia acortó distancias con Venezuela y estuvo a siete medallas de arrebatarle el título Bolivariano. Allí Ibargüen ganó el oro en salto largo y alto, mientras que en el triple ganó una medalla de plata. Otro de los deportistas colombianos que se destacó a nivel regional en estas justas fue Óscar Figueroa, que ganó dos oros en la categoría de 62kg de envión y arranque de levantamiento de pesas. En Sucre 2009, a pesar de los problemas de la organización para tener listos los escenarios donde se disputarían las competencias en septiembre y que obligaron a que los Juegos se celebraran en noviembre, la delegación venezolana ganó sus últimos Bolivarianos con 193 preseas doradas. En mayo de 2010, la asamblea de la Organización Deportiva Bolivariana (Odebo) aceptó la inclusión de Chile como su miembro y fue por ello que participaron en los Juegos de Trujillo (Perú) en 2013. Panamá iba a acoger esa edición, pero la Odebo decidió quitarle la sede por problemas entre el Gobierno y el Comité Olímpico Nacional de ese país. A Trujillo fueron invitadas delegaciones de El Salvador, Guatemala, Paraguay y República Dominicana. Colombia fue campeón en esos XVII Juegos Bolivarianos con 166 medallas doradas, cinco más que Venezuela, y rompió el dominio de sus rivales, hazaña que espera repetir como anfitriona.

PRIMERA PARADA

El certamen bolivariano da el paso de inicio para el nuevo Ciclo Olímpico en América Latina

11

países, entre ellos Panamá, inician este fin de semana la XVIII versión de los Juegos Bolivarianos en la ciudad colombiana de Santa Marta.

168

atletas componen la delegación panameña a esta justa regional, que tratará de mejorar la actuación de hace cuatro años en Perú.

comments powered by Disqus