Más deportes 03/03/2018 - 12:03 a.m. sábado 3 de marzo de 2018

Lonzo Ball, y la nueva química para los Lakers

Desde la vuelta del novato, el equipo se transformó de una forma positiva. El técnico Luke Walton está encontrando la fórmula

El trabajo de Lonzo Ball comienza a tener efecto. Hay buena química con Isaiah Thomas. / Rhona Wise | EFE
Rhona Wise | EFE

El trabajo de Lonzo Ball comienza a tener efecto. Hay buena química con Isaiah Thomas.

Anterior Siguiente

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

El regreso del novato Lonzo Ball a la alineación de los Lakers de Los Ángeles ha sido el ingrediente necesario para ponerle una sazón muy diferente (y efectiva) a una combinación de jugadores que, sin grandes nombres o súper estrellas, comienza a ofrecer su mejor versión sobre la duela.

Cuando se midan hoy sábado a los Spurs de San Antonio, los renovados Lakers llegarán al campo contrario sumando cuatro victorias en línea desde la llegada de Ball, tras perderse 15 encuentros por una lesión en su rodilla.

Esos cuatro triunfos le permitieron al quinteto seguir terceros en la División del Pacífico, que comanda Golden State, un equipo repleto de grandes estrellas, con dos campeonatos en las últimas tres temporadas, dos jugadores ‘MVP'; es decir, nada parecido a los Lakers.

A pesar de esto, Luke Walton está sacando las mejores cosas de cada uno de sus jugadores.

Tras la salida de Jordan Clarkson y Larry Nance Jr, dos jóvenes de gran talento, los Lakers recibieron a Isaiah Thomas, un versátil armador que llevó a los Celtics de Boston en dos excelentes temporadas y Channing Frye, veterano ala pivót que aún espera por destacar.

Habiendo añadido a Kentavious Caldwell-Pope procedente de Detroit, al pivot Brook López y jugadores jóvens en la plantilla como Brandon Ingram, Julius Randle y el novato Kyle Kuzma, los Lakers de Luke Walton cuentan con personal para desarrollo a corto plazo, y concretas oportunidades de alcanzar la postemporada.

Y con Lonzo Ball liderando el grupo, todo indica que los Lakers están por el camino correcto.

¿HASTA DÓNDE LLEGARÁN?

Los Lakers de Los Ángeles han encontrado un punto de equilibrio entre sus jugadores, que podría llevarles mucho más allá de lo que haya podido pensarse al iniciar la temporada.

En parte, los cambios operados con Thomas son visibles al establecer la combinación con el novato Ball.

Teniendo al padre de Lonzo lejos de los focos de atención, o más bien de distracción, el equipo está mucho más enfocado, apreciándose el trabajo de Walton, quien ha demostrado que su pasaje dirigiendo a los Warriors cuando se ausentó por más de 20 encuentros el entrenador titular Steve Kerr, no resultó el de un novato con el mejor equipo de la liga, sino el de un técnico estudioso, capaz y con las herramientas para conducir a un equipo en la NBA.

Por otro lado, a pesar de que en el encuentro ante Miami, Ball lucía por momentos incómodo de su rodilla izquierda, su trabajo de 34 minutos en la duela (la mayor cantidad de minutos en cancha desde que regresó de la lesión) produjo ocho puntos, siete asistencias, seis rebotes y seis robos de balón, excelentes cifras para un jugador que todavía no está al 100%.

El secreto de los últimos triunfos de los Lakers está en la estrategia de Walton, que consiste en que Ball no sea el tirador principal.

EN BUEN MOMENTO

Los Lakers cuentan con un buen balance entre sus jugadores

4

victoria consecutivas ha hilvanado el equipo desde que Lonzo Ball regresó de una lesión en la rodilla que limitó su participación.

en la División del Pacífico, 20 juegos detrás de los Warriors de Golden States, actuales campeones del baloncesto estadounidense.

comments powered by Disqus