Más deportes 09/02/2018 - 12:00 a.m. viernes 9 de febrero de 2018

Lonzo Ball: un gran fiasco o jugador desafortunado

El promocionado novato de los Lakers pasa por una lesión que le ha limitado sus acciones en la liga, perdiendo terreno entre sus compañeros de generación

La ausencia de Ball le ha costado varios encuentros a los Lakers esta temporada. / Michael Reynolds | EFE
Michael Reynolds | EFE

La ausencia de Ball le ha costado varios encuentros a los Lakers esta temporada.

Anterior Siguiente

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

Lonzo Ball llegó a la NBA revestido de una especie de halo glorioso, con la etiqueta de un jugador que caminaría hacia el estrellato por generación espontánea.

Sin embargo, al margen de las cosas que profiere su mediático progenitor, simplemente no ha sido todo lo que de él se habría esperado.

Sobre su novato, el entrenador Luke Walton de su equipo, los Angeles Lakers, indicó que ‘tiene solo 20 años, necesita madurar mucho todavía, aprender a lidiar con situaciones de mucha más presión. Cuenta con las herramientas en su juego, pero tiene que aprender mucho todavía; está en ese proceso'.

Sin embargo, Lonzo Ball ha tenido que lidiar temprano en su carrera con una lesión de cuidado, y verse opacado por otros jugadores de la plantilla, que también son de primer año.

Un esguince en el ligamento colateral izquierdo ha dejado al joven marginado del equipo durante casi un mes, y no se sabe a ciencia cierta cuándo volverá a jugar.

Ball se ha perdido diez partidos consecutivos, contando el de este jueves ante Oklahoma, y todo indica que no estará listo para participar del Rising Stars Challengue, durante el fin de semana del Juego de Estrellas de la NBA.

El propio Ball luce muy preocupado por esta situación. ‘Es la primera vez que he perdido tantos juegos en mi vida', fueron las palabras del jugador, al conocer que todavía no se encuentra en una condición óptima, que le permita retornar a la duela.

Durante el período en que ha vuelto a tomar el balón, ha podido hacer algunos movimientos que implican el uso de su rodilla lesionada, aunque sin una carga real, por no estar en competencia.

DILUIDO

Los números de Lonzo Ball son bastante aceptables, aunque lejos de lo que se veía como una gran promesa, y el jugador sobre el que los Lakers piensan construir un equipo ganador en un mediano plazo.

En 36 partidos de temporada regular, promedia 10.2 puntos por encuentro, junto con 7.1 rebotes y 7.1 asistencias, un potencial que debe explotar conforme Ball madure en la liga.

Ciertamente, no son números para ser considerado como el mejor novato de la temporada, pero ciertamente, deben incrementarse a medida que crezca como jugador, y además gane un poco de fortaleza física.

En este momento, Lonzo Ball está en una encrucijada, pues encara una rehabilitación más larga de lo esperado, y la necesidad de justificar su valor como jugador en el baloncesto de la NBA.

‘Tiene solo 20 años, necesita madurar mucho todavía; va en ese camino; está en esa línea'

LUKE WALTON

COACH PRINCIPAL DE LOS ANGELES LAKERS

comments powered by Disqus