Más deportes 11/05/2018 - 12:02 a.m. viernes 11 de mayo de 2018

El fuego sagrado que recorre toda Bolivia

En la competencia deportiva sudamericana, participarán atletas de 14 países en 35 disciplinas, 377 pruebas y 44 escenarios

El ex atleta boliviano Jhonny Pérez (c) sostiene la antorcha de los XI Juegos Suramericanos, que comienzan el 26 de mayo en la ciudad de Cochabamba. / Martin Alipaz | EFE
Martin Alipaz | EFE

El ex atleta boliviano Jhonny Pérez (c) sostiene la antorcha de los XI Juegos Suramericanos, que comienzan el 26 de mayo en la ciudad de Cochabamba.

Anterior Siguiente

Xinhua
online@laestrella.com.pa

La llama de los XI Juegos Suramericanos 2018 fue encendida esta semana, con un tradicional ritual indígena en la zona arqueológica de Tiahuanaco, a 71 kilómetros al suroeste de La Paz.

Los XI Juegos Suramericanos 2018 se llevarán a cabo del 26 de mayo al 8 de junio próximo en la ciudad de Cochabamba, capital del departamento homónimo en la zona centro de Bolivia.

La ceremonia de encendido contó con la presencia del mandatario boliviano, Evo Morales, así como del presidente de la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), Camilo Pérez.

El fuego alumbrará durante los días de la competencia a la ciudad de Cochabamba, evento que se desarrollará en tierras bolivianas luego de 40 años de los primeros juegos organizados en La Paz (oeste) en 1978.

Tiahuanaco, donde nació el fuego suramericano, volvió a recibir la ceremonia ancestral del encendido de la llama, que recorrerá alrededor de 5 mil kilómetros por toda Bolivia, antes de llegar a Cochabamba para la inauguración de los XI Juegos Suramericanos 2018.

Como parte de la tradición de los Juegos Suramericanos, el fuego se enciende siempre en Tiahuanaco y luego se lleva al país sede del evento, que en esta oportunidad se quedará en territorio boliviano después de 40 años.

‘Es un honor recibir a tantos atletas en una competencia sana, de unidad y paz',

EVO MORALES

PRESIDENTE

El escenario para el acto simbólico fue el templo de Kalasasaya o Templo de las Piedras Paradas, sitio en el que dos jóvenes caracterizados de Bartolina Sisa y Túpac Katari, héroes indígenas aymaras, encendieron la antorcha.

La antorcha suramericana pasó a manos del presidente de la Odesur, Camilo Pérez, quien entregó el fuego al mandatario Morales, que a su vez la delegó al ex atleta boliviano, Johnny Pérez, ganador de tres medallas de oro en 1978. Después, Johnny Pérez pasó la antorcha a la nadadora boliviana, Karen Tórrez, para comenzar con el recorrido de Tiahuanaco a Cochabamba.

Morales destacó en la ceremonia el esfuerzo de todos los que trabajan para hacer realidad el sueño de convertir a Cochabamba en sede de los XI Juegos Suramericanos.

Pidió a los bolivianos mostrar la hospitalidad que caracteriza al país y recibir con los brazos abiertos a las delegaciones participantes. Dijo que este lunes empezó la fiesta deportiva suramericana en la que participarán 14 países con sus respectivos atletas.

‘Misión cumplida con los preparativos, deseamos mucho éxito a los 14 países. Esperamos con mucho respeto y cariño al pueblo boliviano esa hospitalidad y a los atletas que nos representen dignamente', comentó Morales.

Según el programa de los organizadores, el fuego pasará por distintas localidades antes de ingresar a Cochabamba. Pasará por Copacabana (oeste), La Paz (oeste), Oruro (oeste), Chuquisaca (sur), Potosí (sudoeste), Tarija (sur), Santa Cruz (este), Beni (noreste) y Pando (norte). -

comments powered by Disqus