Más deportes 15/04/2019 - 11:03 a.m. lunes 15 de abril de 2019

Entrenador de Saladino desnuda el drama de formar atletas olímpicos en Panamá

Florencio Aguilar contempla la desgastada pista del estadio Armando Dely Valdés, en la provincia de Colón

Entrenador de Saladino desnuda el drama de formar atletas olímpicos en Panamá

EFE

El ex atleta y entrenador panameño Florencio Aguilar contempla con Efe la desgastada pista del estadio Armando Dely Valdés, en la provincia de Colón, mientras desnuda el drama de crear atletas olímpicos en Panamá y lo lejos que está su país, "a años luz", del nivel de Europa o Suramérica.

En su natal Colón, en el Caribe panameño, recuerda que cuando trabajaba con Irving Saladino tuvo que librar "una batalla para clasificarlo a los Juegos Olímpicos de Atenas, porque no había apoyo para entrenar y no había una fosa adecuada de salto, entre otros instrumentos".

"Irving hizo la marca, se consiguieron medallas mundiales y olímpicas y seguimos sin apoyo", manifestó.

El descubridor de Saladino, oro mundial en 2007 y oro olímpico en 2008 en salto de longitud, el único de la historia de Panamá, señaló que su país y Centroamérica están "a años luz del atletismo del primer mundo", como el de Europa o Suramérica.

"Perdemos competencias por problemas con el factor económico, no tenemos un centro de alto rendimiento como lo tienen en Suramérica y Europa. Para mí, el atletismo en el área de Centroamérica está a bastantes años luz por detrás de Suramérica y Europa", lamentó.

Aguilar agradeció a Dios que el saltador panameño ganara una beca de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) para entrenar en Sao Paolo, Brasil.

"Si trabajaba con Irving aquí en Panamá, no se hubiese logrado lo que se tiene ahora", reconoció.

A pesar de la beca, Aguilar señaló que en Brasil el saltador tuvo muchos problemas por la falta de apoyo económico desde Panamá, hasta el punto de que su alimentación no era especializada: "La comida era criolla, lo que nos daban no alcanzaba para una alimentación especial".

Aguilar compara los tiempos actuales con los tiempos de cuando entrenaba con Irving Saladino en Colón y concluye que no ha cambiado nada.

"En la formación de Irving tuve una línea de carrera que no llegaba ni a 40 metros, no había nada para trabajar. En estos tiempos solo hay unas cuantas pesas oxidadas, igual que las de 1999", señaló.

Consideró que en Colón, que ha dado al único campeón olímpico y mundial del país, "deberíamos haber un centro de entrenamiento de primer nivel, pero no se cuenta con eso".

Hay jóvenes, de ambos sexos, que han mostrado talento a nivel colegial, pero no perseveran, prefieren desertar y dedicarse a otra cosa, porque no hay seguimiento y apoyo.

"Un fiel ejemplo es (el seleccionado nacional) Abdiel Arroyo, que prefirió jugar fútbol, cuando era un excelente velocista en su vida colegial", lamentó.

Advirtió que, mientras no se trabaje desde la base y no se invierta, todo seguirá igual. "Saldrá un campeón olímpico o mundial cada 80 años o más. Saldrá un Alonso Edward cada 20 o 40 años, porque desde hace años no vemos un atleta de ese nivel, nacido en Panamá, en pista", dijo en referencia al subcampeón mundial de 300 m en 2009.

Florencio, quien entrena actualmente a Nathalee Aranda, campeona bolivariana y centroamericana de salto de longitud, advierte que Panamá puede desaparecer de las competiciones de pista y campo en los Juegos Olímpicos.

"Dentro de poco será difícil asistir a unos Juegos Olímpicos, ya no será por marca mínima, sino por el ránking. En Panamá no tenemos competencias, no tenemos atletas de alto rendimiento, se nos hará difícil llegar a unos Juegos Olímpicos" expresó.

Panamá tiene convenios con Cuba, pero no ha copiado nada de su sistema de atletas de alto rendimiento, dijo Aguilar en tono irónico.

"Si no hacemos nada, seguiremos igual, pensando en clasificar a uno o dos atletas, en vez de pensar en formar una masa de atletas para llevar varios a justas regionales, mundiales y Juegos Olímpicos", manifestó.

Aguilar aclaró que un atleta de 16 años de edad, que está en una etapa formativa que puede durar cinco años o más, es el que debe estar listo para el 2022, año en que Panamá será sede de los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

"Hay que respetar los procesos de desarrollo y formación del atleta. Debíamos estar pensando para el 2022 en atletas de 20 o 21 años, porque están en la etapa de formación de un atleta de alto rendimiento, pero lastimosamente no tenemos una gran masa de atletas de esa edad", sentenció. 

comments powered by Disqus