Más deportes 10/08/2018 - 12:00 a.m. viernes 10 de agosto de 2018

¿Dará el COP Informe Técnico de los 23° JCC?

Debería ser tarea de los dos ‘gurús paisas', Fabio Ramírez y Carlos Bermeo, que ‘trabajan' para el COP

Bienvenido Brown
bienve9120@yahoo.com

Para hablar de la celebración de los 24° JCA y del Caribe del 2022 en Panamá, hay que partir de la premisa de que los Estatutos de la Organización Deportiva Centroamericana y del Caribe (Odecabe), dueña de estos Juegos, pese a que ha perdido su seriedad y, agrego, gran parte de su credibilidad, el artículo 40 del Capítulo X (De la solicitud de la sede de los Juegos) dice: ‘Los CONs miembros de la Odecabe que aspiran a celebrar los Juegos deberán solicitarlo por escrito, a más tardar el 31 de enero seis (6) años antes de la celebración de los mismos ofreciendo en forma detallada y precisa, las garantías y facilidades, así como una declaración oficial del Gobierno de su país (el presidente JCV) y de su ciudad (el alcalde J.I.Blandón), en que aceptan esta responsabilidad'. Este periodo, igual al que otorga la Odepa para los JP, y el COI, para los JO, es porque las obras etc., necesitan tiempo para su construcción y supervisión.

A Panamá se le otorgó la sede el 5 de febrero de 2017. Un año y días más tarde (10 de agosto de 2018), no se conoce un plan concreto y serio, solo medias verdades, sin un ‘CO', Comisiones de Trabajo, obras a construir, etc. El país sede está comprometido a participar en todas las disciplinas deportivas. Los 23° JCC, Barranquilla 2018, tuvieron una participación de 37 países, 44 deportes, y unos 5,500 atletas. Panamá participó con 123 atletas —79 hombres y 44 damas— en 23 deportes. Uno era colectivo, béisbol, con 26 atletas. Las más numerosas fueron: natación, 10 atletas; atletismo, 17; tiro, 8; y ustedes, lectores, conocen los resultados. El COP, por intermedio de sus ‘gurús paisas', el desaparecido Fabio Ramírez, y el que al parecer ahora lleva la ‘batuta', Carlos Iván Bermeo, no presentarán un Informe Técnico. Más bien ‘Madurito' ha recrudecido su hostigamiento internacional e indisposición contra sendos dirigentes locales, ante las confederaciones panamericanas. Ignora a Pandeportes, máxima autoridad del deporte (Ley 50 del 2007).

Con esa seriedad que caracteriza al deporte cubano, y su presidente del Inder, Antonio Becali, que tendrá que rendir un Informe al ahora presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, que sigue el deporte como lo hacía Fidel Castro. Al concluir los 23° JCC 2018, Cuba perdió el primer lugar de estos Juegos que tenía por 48 años, desde los XI JCC, Panamá 1970. Becali pronosticó que Cuba ganaría los 23° JCC con 115 de oro, lo que era el 2º lugar de México en los 22° JCC, Veracruz 2014, y México superó esa cifra con 132 de oro, y Cuba, apenas 102 preseas doradas. Las primeras palabras de Becali a la prensa fueron: ‘Acerca de la actuación cubana en los 23° JCC, el final fue muy parecido al de Veracruz 2014, con una espectacular jornada de 21 títulos la víspera y 48 en los últimos tres días para totalizar 102 primeros lugares y 241 medallas en totales'. Al referirse a la labor que llevó a México al primer lugar por países, subrayó: ‘lo relevante de esa actuación, fue una estrategia que concibieron para los Juegos precedentes, y luego sostuvieron a lo largo del cuatrienio, al presentarse aquí con una hornada de nuevos atletas capaz de conquistar 132 títulos. Señaló en detalles de que Cuba estuvo ausente en 92 pruebas que no pertenecen al programa olímpico, situación que se le planteó a la Odecabe, la cual se comprometió a tenerlo en cuenta para los JCC del 2022'.

El colega Oscar Sánchez Sierra señaló otros puntos importantes en su escrito en el diario Granma de Cuba: ‘La Cuenta Olímpica y el dedo en la llaga': Detrás del medallero de los CA y del Caribe hay otro, el del programa olímpico, ese por el que se mide a una potencia. En Barranquilla se disputaron 450 pruebas, 148 más que las 302 de la más encumbrada escena atlética, algo que afortunadamente fue tratado en el prólogo de este certamen, como una amenaza letal de gigantismo que ya vivieron los olímpicos, razón por la cual se ajustó la cantidad de finales en ese contexto. Si evaluamos a la lid barranquillera por el formato bajo los cinco aros los dos países que encabezaron la tabla de laureles seguirían siendo los mismos, solo que el orden cambiaría: México bajaría al segundo escaño, y Cuba ascendería al primero'. La pregunta es: ¿por dónde se escapó el trono y por qué la diferencia de 30 títulos?

Hay varias aristas. Es cierto que la delegación cubana es muy joven, (el 66% debutaba en estas porfías); que como nunca aparecieron atletas de nivel mundial, que Colombia cedió en áreas donde era favorita y México copó ese vacío, que los entrenadores cubanos con otras escuadras hicieron diferencias, que la desventaja de no intervenir en 91 discusiones de medallas. (Continuará).

COCTEL DEPORTIVO

comments powered by Disqus