Hípica 07/03/2018 - 12:01 a.m. miércoles 7 de marzo de 2018

Sáez es ponderado por medios en EE.UU.

El panameño busca la marca de triunfos en Gulfstream

Luis Sáez se ha asentado como uno de los mejores jinetes en Estados Unidos. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Luis Sáez se ha asentado como uno de los mejores jinetes en Estados Unidos.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

La gran colonia de jinetes latinoamericanos que actúa en el hipódromo de Gulfstream Park tiene un nuevo líder: el panameño Luis Sáez.

La plaza hípica en Florida siempre ha sido considerada como una especie de trampolín hacia la fama para cuanto jinete de habla hispana que llega a los Estados Unidos.

Por muchos años, jinetes procedentes de países como México, Puerto Rico, Panamá, Perú, Chile, República Dominicana, Brasil, Venezuela y otros del continente llegan en busca de fortuna.

Muchos lo han conseguido, y otros muchos no.

Sin embargo, quienes pudieron usar Gulfstream Park como catapulta no se arrepienten del paso dado.

Hoy, este escenario es uno de los principales de la hípica estadounidense, a la par de los hipódromos de California, Nueva York y Kentucky.

SÁEZ, EL JOVEN LÍDER

El panameño logró desplazar al venezolano Javier Castellano como el mayor productor de victorias.

Sáez, un chico de apenas 24 años de edad, ha ido paulatinamente ascendiendo entre un grupo de grandes estrellas, entre las que se encuentra el propio Castellano, ganador tres veces del premio Eclipse al mejor jinete en los Estados Unidos, y los hermanos puertorriqueños José Luis e Irad Ortiz, los también boricuas Edgard Zayas y John Velázquez, junto con otro joven fusta, el floridiano Tyler Gaffalione.

CARRERA ASCENDENTE

Luis Sáez llegó a los Estados Unidos en el año 2009, procedente de Panamá, cuya escuela de jinetes es una de las mayores productoras de talento en la profesión de conducir caballos de carreras.

Se afincó de inmediato en La Florida. Se quedó en Calder, donde inició como otros jinetes una carrera de la que siempre pensó que podría convertirse en alguien sobresaliente.

Y así lo ha sido. En 2010, ganó 197 en su primera temporada completa en la hípica estadounidense, llamando inmediatamente la atención de los dueños y entrenadores del circuito.

En 2011 ganó 236 carreras y en 2012 logró 281 victorias; sin embargo, en los siguientes dos años su producción cayó drásticamente, ganando 175 carreras en 2013 y 142 en 2014.

Sáez logró repuntar. En 2015 volvió a su nivel de los primeros años, ganando 208 carreras; en 2016 obtuvo 213 triunfos y el año pasado, 236.

Apenas iniciando el tercer mes de competencia en la hípica de los Estados Unidos, Sáez lidera a todos los jinetes con 72 triunfos, y es segundo en ganancias con $3.8 millones; para la temporada de Gulfstream Park, que termina el 1 de abril, lleva 105 victorias, rebasando los 100 ganadores por segundo año consecutivo, y enfilando a derribar la marca que está en poder de Javier Castellano para una temporada, con 132 victorias.

Una vez que termine la temporada en Gulfstream Park, Sáez se debe mover hacia Keeneland, y posteriormente a Belmont Park, para regresar a La Florida para seguir montando a mediados de año.

comments powered by Disqus