Hípica 24/11/2017 - 11:19 a.m. viernes 24 de noviembre de 2017

 Bernabé Pérez  dispuesto a enrumbar la hípica   hacia sus mejores días

El dirigente   ha logrado  transparencia e   iguadad para todos los agremiados

Bernabé Pérez F., presidente de la Sociedad de Dueños de Caballo. / David Beitía
David Beitía

Bernabé Pérez F., presidente de la Sociedad de Dueños de Caballo.

Marcos Thils
mthils@laestrella.com.pa


Bernabé Pérez Fracciola, un ingeniero civil que por tradición a legado la actividad hípica de su progenitor  de la misma profesión José A. Perez, como presidente de la Sociedad de Dueños de Caballo se ha dispuesto a enrumbar el gremio y la hípica hacia mejores días.

Para ello Pérez desde que asumió la dirección del importante gremio lo primero que hizo fue un diagnóstico de las condiciones en las que se encontraba la hípica, valiéndose para ello con versados en la materia.

Teniendo de antemano mucho conocimiento de la hípica desde muy pequeño por tradición y haberse desempeñado en varias facetas de la hípica, a finales del año 2016, cuando tomó las riendas de la Sociedad de Dueños de Caballo nombró un administrador general, al igual que comisiones de trabajo, para hacer frente a las falencias que adolecía la hípica.   

Otro de los objetivos de Pérez fue lograr una debida transparencia en las competencias, para participar de manera transparente e igualitaria, haciendo respetar el derecho a las confrontaciones de los ejemplares de una manera limpia.

Enumerar los objetivos y metas logradas de Pérez en dicho gremio seria larga de enumerar, razón por la cual a continuación transcribimos de su propia autoría los detalles y pormenores de ellos.  

Archivo  

José A. Pérez (i) y Bernabe Pérez F.

La defensa de los intereses de los Dueños de Caballos viene por la condición de presentar una competencia, pareja para los distintos dueños de caballos que compiten con sus ejemplares entre sí (que gane el mejor caballo), y transparente al público apostador que es el que sostiene en gran parte el espectáculo.

Cuando existen elementos o personas contenidas dentro de esta actividad que distorcionen ese norte, éstos deben adecuarse a sus acciones y enrumbar las mismas o sencillamente deben se reemplazados por nuevos elementos que realmente crean en la visión que se tiene.

El hecho de aplicar los usos y costumbres al desempeño de una actividad solo constituye una tendencia a repetir una y otra vez los mismos errores. "No pretendas que las cosas cambien si sigues haciendo lo mismo cada día", parafraseando a uno de los genios que conoció la humanidad.
Indicando lo anterior debo señalar que a estas alturas de mi vida no hay muchas cosas que no haya visto, sobre todo en la materia hípica.

Llegué al Hipódromo Presidente Remón a los ocho años de edad y obtuve licencia de preparador a los 20 años.

Durante ese tiempo entrenaba entre 20 a 25 caballos que eran productos de la inversión de mi padre, quien fue por más o menos 10 años como presidente de la Sociedad de Dueños de Caballos, pero más que eso, "Pérez" ha sido un inversionista importante en la hípica desde los años sesenta hasta nuestros días,  con inversiones multimillonarias en caballos por más de 40 años.

La Estrella de Panamá

La actividad hípica se mantiene vigente durante las 52 semanas del año.

Cuando a finales del 2016, llegamos a la Sociedad de Dueños de Caballo para asumir  la presidencia de la misma, conversamos con amigos, todos nos apoyaron, ahí se incluía a todo el que considero amigo, incluyendo a los señores, 'Panchito' Reyes, Curro Martínez, Johnny Prado, mucha gente de Apucapa y otros más. Todos teníamos el mismo norte.
 
A nadie le ocultamos que íbamos por: adecentar el sistema y por lograr que los concesionarios respetaran a los inversionistas hípicos.

Al asumir el cargo, la Junta Directiva y nosotros encontramos entre otros, temas domésticos que incluían un régimen irregular en la Clínica Veterinaria y acuerdos previamente pactados al respecto, temas de mantenimiento  de costosas infraestructutras como el mirador Prudencio Piñillo Pérez y los colaterales de control antidopaje sumado a la casi terminación de la negociación de Estado y Codere con la prórroga al contrato de concesión existente.

Inmediatamente se designaron comisiones de trabajos y una nueva estructura de un Administrador General por la Junta Directiva primero.  Todo ratificado por la Asamblea General.

Se solicitó a la misma Asamblea autorización para el envío de las muestras de las carreras en general fuera del país para someterlas al control antidopaje, ya que no había funcionalidad en el laboratorio de la República de Panamá y se inició de forma legal la implementación de un sistema de detección de sustancias prohibidas que ne las posteriores semanas de su implementación produjo un resultado cercano a  35 sustancias sospechosas en un total de 57 muestras analizadas en dos países distintos, esto es algo más que escandaloso.

De las reuniones con Hípica de Panamá y Codere, junto a la misma Junta de Control de Juegos  y Apucappa, se obtuvo respaldo conjunto de todos con un mismo objetivo, adecentar el sistema y modernizar los controles y demás métodos para hacer de la Hípica algo floreciente.

Todo ha sido un trabajo en grupo.

Solicitamos un sistema de capacitación para los palafreneros ya que en Uruguay los caballos entran al partidor en 20 segundos y en Panamá en casi 10 minutos, solicitamos mejor equipo y más trabajo en el mantenimiento de la pista, solicitamos mejor supervisión durante los trabajos matutinos para evitar accidentes, también solicitamos un aumento en los premios equiparando las condiciones con el nuevo contrato a las que originalmente se aplican, reglamentamos el uso de los fondos internacionales y modificamos tanto el calendario clásico como el reglamento de cotejamiento junto a Hípica de Panamá y Apucappa.

Todas estas iniciativas fueron aprobadas por la Junta Directiva y fueron ratificadas y/o expuestas para este fin a las Asambleas que se han realizado entre los dueños de caballos.

Los métodos para todos estos fines han sido los  que establece el sistema democrático que respetamos y representamos, se han aprobado por la mayoría de los responsables para cada fin. Las nuevas actualizaciones solicitadas incluyen: handicap correcto, reglas de entrada a la gatera, palafreneros comprometidos, análisis de dopìng, seguridad en la muestras, revisión para eliminar bacterias, etc., etc.

La estrella de panamá

Pérez se ha concentrado en defender los intereses de los Dueños de Caballos. 

Hoy estamos a punto de terminar con la firma de un nuevo Contrato entre los Dueños de Caballo y Codere. 
Este contrato contiene elementos importantes como lo son: regula el tema de la luz, establece el derecho de uso de los establos, otorga el espacio para el local de la Sociedad de Dueños de Caballo durante las carreras.

Aparte de un aumento proyectado  los premios mínimo de 280 mil balboas que puede llegar a cerca de medio millón de balboas, tan solo en el primer año.

Sentimos que llevamos el objetivo nuestro y de nuestros compañeros de la Junta Directiva al frente, con una hípica transparente para todos los inversionistas.

Hoy administramos para los dueños de caballo, defendemos los interese de los mismos, y trabajamos dentro el margen de la ley, empleador y empleado de la Sociedad de Dueños de Caballos.

Hacemos que se respete el derecho a una competencia limpia entre los dueños de caballos cuando se compite en una carrera y tratamos de atender los problemas de todos los miembros de la Sociedad de Dueños de Caballo con criterio de un buen padre de familia, para que al final sea por el bien de la actividad que tanto esfuerzo y dinero que ha costado a mi familia y a las familias de los verdaderos hípicos, que buscan fondos en otra parte para que esta actividad, que nos apasiona, sea digna de ejemplo en nuestro país. 
             

comments powered by Disqus