Hípica 12/01/2017 - 12:00 a.m. jueves 12 de enero de 2017

El gran engaño sobre la sede de los 24º JCC

El silencio del contralor Humbert contribuye a que el COP y el alcalde no revelen costos de las obras, etc.

Bienvenido Brown
bienve9120@yahoo.com

El inicio del año 2017 con otro escándalo financiero como lo es el reclamo que el consorcio Grupo Unido por el Canal (GPUC) elevó a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) por la suma de $5,673 millones, o sea, que representa un aumento de $2,396 millones, es el reflejo de la mala planificación y, sobre todo, de la fiscalización deficiente y transparencia cada vez más cuestionada del manejo de fondos en el país. Desde luego, el deporte no se escapa de esto.

Cuando leí el Decreto 411-DFG, firmado por el contralor de la República, Federico A. Humbert, que fue promulgado en la Gaceta oficial Digital N° 28131, y que en el artículo primero dice: ‘Todos los actos de manejo de Pandeportes que excedan $50,000.00, y que se expidan con corrección y conforme a las disposiciones legales vigentes serán refrendados por el Contralor General de la República', pensé que iba a poner orden en el deporte.

Aún está vigente el Punto 5º del artículo 11 de la Ley N° 50 de 2007, que rige el deporte, y dice: ‘Autorizar, contratar y realizar operaciones financieras con personas naturales o jurídicas para cumplir las funciones de Pandeportes, hasta por la suma de $300,000,00'. En el proyecto de ley 219, de Juan Moya, que está archivado y le dieron ‘‘muerte”, en el Punto 3º del Artículo 9º, elevó esa cifra a $500,000.00, sin ningún refrendo de la Contraloría. Por un momento elogié al contralor Humbert, porque también pensé que le daría vigencia al Decreto N° 188-2011-DMySC de 13 de abril de 2011, es decir, ‘Procedimientos Administrativos y Fiscales para la regulación y control de los aportes por Pandeportes a las federaciones o asociaciones deportivas'. Confieso que me equivoqué.

Los XXXI JO de Verano se celebraron en Río de Janeiro, Brasil, del 5 al 21 de agosto de 2016. Ya han transcurrido 4 meses y 21 días de haber terminado, y pese a que se ha gastado más de un millón de dólares, no se ha publicado un informe económico, y aquí no ha pasado nada. Es triste que el vontralor Humbert, pese a lo anterior, en cuanto a la solicitud de la sede de los XXIV JCC del 2022, por Camilo ‘‘Madurito” Amado, que da la impresión de que es un ‘‘intocable” ya que ha publicitado que es ‘primo' del Presidente Juan Carlos Varela, y ahora incluso está en su firma, podría estar ignorando o le falta más agresividad, en cuanto a su responsabilidad del artículo 11 Numeral 2 de la Ley 32 del 8 de noviembre de 1984, que dice: ‘Regulará y controlará todos los actos de manejo de fondos y bienes públicos. A fin de que tales actos se realicen con corrección y según lo establecido en las normas judiciales respectivas'.

Sin publicar los detalles, los ‘‘tres (3) mosqueteros”, ‘Madurito', Blandón y Pozo, dicen que los XXIV JCC de 2022 tendrían un costo de $250 a $300 millones. Esta cifra en dólares no debe asustarnos, pues, de tenerlos, de lo que se trata es de invertir en nuestro deporte, que al igual que otras instituciones de la vida nacional, está en crisis. Pero no se trata de malgastar esa importante suma de dinero si no tenemos los objetivos claros ni una visión objetiva de hacia dónde vamos con nuestra juventud y el deporte. En los XI JCA y del Caribe celebrados en Panamá, del 28 de febrero al 13 de marzo de 1970, solo participaron 21 países y 2,096 atletas. En los XXII, Veracruz 2014, compitieron 5,072 atletas (mujeres 2,164, hombres 2,908). Participaron 31 países y 40 deportes. ¿Tenemos suficientes instalaciones que alberguen cada una de esas disciplinas deportivas? Esa cifra será parecida en Barranquilla, 2018.

¿Usted ‘Madurito' y Blandón, en esa aventura deportiva expondrá a todo un país ante el concierto regional de las naciones deportivas a improvisar, hacer el ridículo, o simplemente actuar como el mal anfitrión de una fiesta a tener que decir que no tenemos, de eso no hay, o se nos acabó? Los panameños que pagamos impuestos, Sr. Contralor Federico Humbert, tenemos el derecho de saber cuánto costarán la construcción de nuevas instalaciones deportivas o remodelar las existentes, acondicionar edificios que no son aptos para el ejercicio de ningún deporte. Sr. Contralor, los que aún tenemos buena memoria recordamos a un presidente (MT) y un DG del INDE, (RC), que gastaron dicen que cerca de $100 millones en remodelaciones de infraestructuras deportivas y edificios enfermos que no rindieron su cometido, y nunca vimos publicado un informe. Esto se podrá repetir con los 24º JCC del 2022. Tomen nota de esto. Así es.

COCTEL DEPORTIVO

comments powered by Disqus