Hípica 31/07/2017 - 12:05 a.m. lunes 31 de julio de 2017

Caballos purasangre que más dinero han ganado en la historia

A la cabeza de la lista está el norteamericano ‘Arrogate', en el ‘top ten' que incluye a otros tres coterráneos y los restantes seis ejemplares representativos del Japón

El norteamericano ‘Arrogate', en una corta campaña de nueve carreras, es el mayor ganador de dinero. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

El norteamericano ‘Arrogate', en una corta campaña de nueve carreras, es el mayor ganador de dinero.

Anterior Siguiente Fotos Previas Fotos Próximas

Marcos Thils
mthils@laestrella.com.pa

No hay dudas de que el objetivo de todo propietario de un ejemplar purasangre de carreras es obtener una buena remuneración pecuniaria durante su vida activa como pistero, y las bolsas logradas es una de las formas de medir su grandeza.

Sin embargo, sus ganancias son relativas para establecer comparaciones en la mayoría de las ocasiones, con mayor acento cuando se hacen sobre distintas épocas y diferentes plazas hípicas.

Si tomamos en cuenta que los premios en la actualidad han aumentado en forma vertiginosa en comparación con décadas anteriores, razón por la cual los líderes de hoy pueden, con pocos triunfos y en una corta campaña, acaparar muchos millones de dólares, casualmente por la existencia de las llamadas carreras millonarias.

Un típico ejemplo de esto es el líder de la tabla de los mayores ganadores de dinero de todos los tiempos, ‘Arrogate', que acumula bolsas por el orden de 17,102,600 dólares.

El norteamericano ha logrado tan elevadas ganancias en solo siete triunfos, para mencionar entre ellos a Breeders' Cup Classic 2016, TraverStakes 2016, ‘Pegasus World Cup Invitational 2017,y Dubai World Cup 2017, en los Emiratos Árabes Unidos, (UAE), pruebas de jugosos y codiciados premios.

Otro elemento a tomar es el ya conocido por todos en lo concerniente a las bolsas que se disputan los purasangres en los diferentes continentes, cuyos premios son de una gran variación.

En este renglón se puede mencionar a los ejemplares de Japón, los cuales participan en plazas con elevadas remuneraciones, razón por la cual se registran en el ‘‘top ten” a seis equinos de dicha nacionalidad.

Ello involucra la variación en el cambio de moneda en el tiempo que el caballo realizó su campaña.

Como mencionamos, algunos en esta nómina pudieran estar localizados en otras posiciones dependiendo la moneda que utilicen en su ranking y el momento en que se realiza la conversión en el año que corrieron.

Como un ejemplo ponemos al ejemplar ‘TM Opera O', caballo del año en Japón en el año 2000, aparece número uno en el listado de la Asociación de Carreras de Caballos Japonesa (JRA) por sus siglas en inglés, sin embargo, en otros listados como la del Bureau Internacional de Carreras de Caballos se registra por debajo de su coterránea ‘Gentildonna', porque al momento que ‘TM Opera O' compitió, el yen (moneda oficial de Japón), estaba por debajo en valor de lo que estaba cuando ‘Gentildonna' compitió y al realizar la conversión en libras inglesas el listado varía.

Las preguntas siempre existirán si las comparaciones entre caballos purasangre se basan única y estrictamente en el total de dinero ganado.

¿Cuánto dinero pudo haber ganado el norteamericano ‘Spectacular Bid' en estos tiempos?

¿Cómo le pudo haber ido a estadounidense ‘John Henry' que ganó clásicos a sus nueve años, con una Pegasus World Cup con bolsa de 12 millones de dólares?

Entre los ejemplares, el que presenta la campaña más antigua es el estelarista norteamericano ‘Cigar' , que cierra el ‘top ten', cuyas actuaciones datan de los años 1994 a 1996, anexándose tradicionales pruebas como NYRA Mile (1994), Oaklawn Handicap (1995), Gulfstream Park Handicap (1995), Hollywood Gold Cup (1995), Jockey Club Gold Cup (1995), Pimlico Special (1995), Breeders' Cup Classic (1995), Donn Handicap (1995), Massachusetts Handicap (1995), Woodward Stakes (1995), Dubai World Cup (1996), Arlington Citation Challenge (1996), Donn Handicap (1996), Massachusetts Handicap (1996) y Woodward Stakes (1996).

Si tomáramos en cuenta la gran cantidad de pruebas conmemorativas ganadas y les asignáramos los actuales premios, no habría dudas que estuviera entre los líderes.

Deduciendo este razonamiento, pudiéramos preguntarnos ¿en realidad los caballos japoneses son los mejores del mundo o es solo que las altas sumas de dinero en su país son desproporcionadas?

Para finalizar, hay que señalar que el listado de los diez mejores ejemplares es solo el resultado de los registros de sus ganancias y no se pretende evaluar quiénes entre ellos han sido los mejores sobre la pista.


comments powered by Disqus