Fútbol 11/07/2018 - 12:00 a.m. miércoles 11 de julio de 2018

Umtiti sentenció a la ‘Generación de Oro'

Un testazo del defensa francés dejó en el camino a Bélgica, y puso al onceno galo en su tercera final mundialista en los últimos 20 años

  /

Anterior Siguiente

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

Un soberbio cabezazo del defensa francés Samuel Umtiti hizo la diferencia. Nuevamente, la pelota detenida produjo estragos decisivos.

Francia jugará la final del Mundial de Rusia 2018 al superar a Bélgica 1-0, con un cabezazo del central Samuel Umtiti tras un saque de esquina, la sentencia de un conjunto galo que jugó sus cartas al siempre al contragolpe y frenó en seco el sueño de la ‘generación dorada' del fútbol belga.

NÚMEROS QUE CUENTAN

El Francia-Bélgica dejó algunos números importantes e históricos

1-0

resuelto este marcador, Francia se situó en la final del campeonato mundial de fútbol, gracias al primer gol de Umtiti en el torneo.

3

finales en los últimos 20 años son el saldo de los franceses en las últimas seis ediciones de los torneos mundiales de fútbol.

El balón fue desde el inicio belga, que maniobró entre una zaga de cuatro al defender y el esquema de tres centrales y dos jugadores abiertos en las bandas: Nacer Chadli y Eden Hazard. Por la izquierda, desde la que penetraba la estrella del Chelsea, llegaron las mejores del ocasiones de los ‘Diablos Rojos'.

Conforme avanzó el partido, Francia se iba asentando; aunque Olivier Giroud fallaba aparatosamente balones que debieron haber terminado en gol.

Al iniciar la segunda mitad, la tónica siguió parecida, pero la posesión belga era menos peligrosa y los contragolpes franceses mucho más afilados.

El defensa belga Vincent Kompany evitó un remate a la media vuelta del galo Giroud, pero en el saque de esquina posterior, Samuel Umtiti, que apareció desde el centro, se adelantó a Alderweireld y Fellaini para marcar de cabeza el 1-0.

En adelante, Francia se hizo más incisivo, mientras que Bélgica parecía resentir la anotación en contra.

Los belgas buscaron la igualada y estuvieron muy cerca de conseguirla; la posesión volvía a ser de la ‘generación dorada' del fútbol belga, que sin embargo veía cómo su gran momento se les escapaba entre los dedos.

Conforme avanzaba el reloj, la desesperación belga iba en aumento, junto con la defensa francesa, que se agrupaba en torneo al arquero Hugo Lloris.

El estratega francés, Didier Deschamps, tratará de emular a otros que siendo jugadores, ganaron el campeonato del mundo, y también lo consiguieron desde el banquillo.

Al final, Francia lograba el triunfo por la mínima diferencia, avanzó a su tercera final en 20 años, con un grupo de jugadores donde la juventud es pieza clave, encabezandos por Kilyan Mbappe, gran joya de solo 19 años, Paul Pogba, con 21, y un núcleo sólido donde Antoine Griezmann de 27 años ofrece experiencia y talento.

Bélgica cayó dando la pelea, su entrenador Roberto Martínez no podrá evitar la llamada ‘maldición del entrenador extranjero', ya que todas las selecciones campeonas del mundo de la historia lo han sido con técnicos autóctonos.

La llamada ‘Batalla de San Petersburgo terminó con Francia levantando la diestra en victoria y Bélgica, con una de sus más importantes generaciones de jugadores, apeadas por un detalle: Samuel Umtiti, y su cabezazo prodigioso, que los devuelve a una final mundialista, 20 años después de ganar en su tierra el campeonato.

comments powered by Disqus