Fútbol 25/04/2019 - 12:02 a.m. jueves 25 de abril de 2019

UEFA Champions League, semifinales

Solo quedan cuatro. Y en este espacio nos asomamos a algunas de las historias más recientes y significativas de los equipos semifinalistas de la Champions

  / Shutterstock
Shutterstock

Anterior Siguiente

Alberto Gualde
periodistas@laestrella.com.pa

Hoy me dispongo a brindar un recorrido por las historias más interesantes de los equipos semifinalistas de la Champions

BARCELONA – LIVERPOOL

Ida: 1 de mayo

Vuelta: 7 de mayo

En una entrevista reciente, Virgil Van Dijk, incuestionablemente uno de los mejores defensas centrales del mundo, se declaraba en estado de total incertidumbre cuando le preguntaron por Messi: ‘¿Cómo vamos a parar a Messi? No tengo ni idea. Ya lo veremos. Tenemos que hacerlo entre todos'. Luego se extendió explicando que lo peor que podría hacer su equipo es optar por una estricta marcación personal. Y Van Dijk tiene razón: marcar a Messi es una obligación colectiva y aún así, incluso si participan en la marca los masajistas del equipo rival, no existe la menor garantía de éxito en la monumental tarea.

Este será uno de los mayores retos que enfrentará el Liverpool en el enfrentamiento semifinal contra el Barcelona. Me corrijo: no es uno de los mayores; es sin duda el reto mayor. Nadie es tan capaz de desequilibrio como Messi. Sea en la organización, las transiciones, la habilidad individual, la potencia goleadora. Nadie, en el fútbol actual, merece con mayor énfasis la etiqueta de genio. Por eso nos dice sabiamente Jorge Valdano: ‘En fútbol llamamos genio a aquel que no se ajusta a un patrón e integra en la normalidad cosas que parecen mágicas, hasta el punto de transmitir una relajada sensación de naturalidad cuando hacen lo imposible. O sea, Messi.'

Valverde, exitoso entrenador del Barcelona, que comparece en cada partido con una pinta inconfundible y opaca de funcionario público, ha formulado una expresión futbolística en la que el ídolo argentino es mucho más que imprescindible. Es columna y vértigo, sabiduría y genio. El Barça depende más que nunca de Messi y Valverde no se excusa: ‘Messi nos saca de muchos problemas, pero no vamos a pedir perdón por tenerlo'.

El choque contra el Liverpool es, sin duda, un enfrentamiento contrastado. Pausa contra aceleración; verticalidad ardiente, contra paciencia horizontal a la espera del zarpazo oportuno y feroz. Dos escuelas enfrentadas en un duelo que promete chispas, y un genio que desde el inicio de la temporada proclamó y definió que su obsesión primordial era ganar la Champions.

TOTTENHAM – AJAX

Ida: 30 de abril

Vuelta: 8 de mayo

Mucho se habla en estos días de la juventud del Ajax, de su cantera prodigiosa, de su inconfundible estilo de fútbol asociado.

Este Ajax es una nueva versión de un modelo futbolístico que auna tradicionalidad e innovación al mismo tiempo. Su fundamento está en la filosofía de cantera como gestora infatigable de talentos. Cuando Cruyff retornó a su club de nacimiento en 2011, como asesor deportivo, gestó una revolución que tenía raíces muy bien establecidas en la propia tradición del club.

Cruyff propuso la reestructuración de la cantera como motor competitivo del primer equipo y fuente primordial de financiación. El mayor cambio fue acelerar los procesos formativos de los jóvenes para desarrollar sus talentos individuales. A partir de esta reinvención, respaldada por una fuerte inversión económica, el Ajax produjo un equipo de jóvenes que han vencido con amplitud a equipos que fácilmente cuadruplican su presupuesto.

Y en la acera de enfrente de esta semifinal está el Tottenham de Pochettino, con méritos superlativos y ascendentes. El entrenador argentino ha logrado configurar un equipo con una identidad futbolística muy concreta, sin apoyarse en mayores tradiciones que sus propios conceptos emocionales y comunitarios. La solidaridad es esencial, la energía también. Además, similarmente al Ajax, Pochettino conecta muy bien con los conceptos de cantera y desarrollo. Desde su paso por el Southampton el estratega se caracteriza por promover jugadores muy jóvenes y apoyarlos eficazmente en sus procesos de desarrollo. Tanto, que Pochettino parecía tener más fe en los jóvenes jugadores ingleses que los propios entrenadores ingleses. Su exitosa relación con la promoción y la cantera, puede evidenciarse en el balance de gastos de los seis clubes más ricos y exitosos en la actualidad de la Premier League. En las últimas cinco temporadas, el Manchester City invirtió 900 millones de euros en la contratación de futbolistas; el Chelsea 830; el United 820; el Liverpool 700; el Arsenal 500; y el Tottenham, que el verano pasado no realizó contrataciones debido al freno impuesto por los gastos de su nuevo estadio, apenas invirtió 450.

Con el apoyo infatigable de Pochettino, el Tottenham convirtió en figuras internacionales a jóvenes como Dele Alli, Dier, Walker, Trippier, Winks y Rose. Y eso sin contar el talento goleador del incuestionable Harry Kane. Ahora, por primera vez desde 1962, el Tottenham está en las semifinales del mayor torneo europeo de clubes. El doble duelo contra el Ajax promete mucho. En lugar de contrastes, se juntan en el campo dos filosofías parecidas, dos estilos que se miran en el espejo. No es casualidad que algunos baluartes del Tottenham (Christian Eriksen, Toby Alderweireld) fueron formados en el Ajax. Más allá del resultado, el fútbol, el buen fútbol está muy bien servido.

comments powered by Disqus