Fútbol 14/11/2017 - 12:00 a.m. martes 14 de noviembre de 2017

Suecia echa fuera de Rusia 2018 a Italia con empate en San Siro

Por primera vez en seis décadas no habrá una selección azurra en una etapa final del campeonato mundial de fútbol. Hay luto en Italia y celebración en Suecia

Los jugadores suecos celebran la clasificación al Mundial Rusia 2018. / Daniel Dal Zennaro | EFE
Daniel Dal Zennaro | EFE

Los jugadores suecos celebran la clasificación al Mundial Rusia 2018.

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

Por primera vez en seis décadas, una selección italiana no será parte de la etapa final del campeonato mundial de fútbol.

La selección de Italia no pasó del empate 0-0 contra la de Suecia en el partido de vuelta de la repesca para acceder al Mundial por lo que, en virtud del 0-1 que encajó en la ida, no consiguió clasificarse para la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Italia buscó con todo el gol para forzar como mínimo la prórroga en el duelo del estadio San Siro de Milán, pero no consiguió romper la sólida defensa de Suecia, que, por su parte, volverá a jugar un Mundial tras perderse las dos últimas ediciones.

SORPRESIVA DERROTA

El equipo italiano no pudo romper el cerco defensivo planteado por el onceno sueco

1958

última vez que Italia no compitió en una etapa final de un Mundial de fútbol, precisamente en Suecia.

3

veces ha estado fuera del Mundial de fútbol el seleccionado italiano, en 1930, 1958 y en 2018.

Los italianos solo habían fallado la clasificación a la Copa del Mundo en 1930 y en 1958.

En un ambiente que puede considerarse bastante hostil en San Siro, los suecos aprovecharon el triunfo logrado en casa 1-0 sobre los italianos, recogiéndose en el fondo, sin más armas ofensivas que muy esporádicos y contados ataques mediante contragolpes.

El repechaje era la última esperanza para los italianos de avanzar al Mundial del próximo año en Rusia, con una suerte sellada desde el momento en que se conformaron los grupos eliminatorios, donde los tocó jugar ante España, que con un equipo que ya dejó atrás a la generación que se coronó en Sudáfrica en 2010, ha apostado por renovarse, encontrando jugadores jóvenes, a diferencia de los italianos, que siguieron apostando a la veteranía de Gianluiggi Buffon en el marco, y a jugadores que se encuentra en proceso de descenso.

Lo sucedido en el Giuseppe Meazza debe considerarse como una de las derrotas más dolorosas para el fútbol italiano, al no poder superar a una selección sueca que se limitó a encerrarse alrededor de su portería, sin ceder espacios en la retaguardia, con muy poco fútbol y casi nada de emoción en su accionar.

Italia dispuso de múltiples oportunidades de anotar, pero era tan poblado el cerrojo defensivo sueco los balones siempre se estrellaron con ese muro.

De nada le valió a los italianos la camiseta azul, la tradición de cuatro campeonatos del mundo y sobretodo, el respecto ganado en tantos años, perdido esta vez ante un rival que ni siquiera podría considerarse más allá del esquema ultra defensivo al que apostó en San Siro.

comments powered by Disqus