Fútbol 09/09/2018 - 12:00 a.m. domingo 9 de septiembre de 2018

Stempel muestra sus armas

Tal como lo había dicho a principio de semana, trabajó ayer sábado con el once que mostrará ante sus rivales

  / Albin García | La Estrella de Panamá
Albin García | La Estrella de Panamá

EFE
online@laestrella.com.pa

El seleccionador panameño Gary Stempel mostró ayer sábado la figura táctica que utilizará el próximo martes frente a la selección de Venezuela, en el primer duelo amistoso de los centroamericanos luego del Mundial de Rusia.

Tal como lo había dicho, Stempel trabajó con el once que mostrará ante los suramericanos, sin mucha sorpresa el anglopanameño puso a Luis Mejía en la portería, cuatro zagueros: Román Torres y Fidel Escobar en el centro, por las bandas Michael Amir Murillo (d) y Guillermo Benítez (izquierda).

Benítez al final le ganó la titularidad a Kevin Galván, uno de los que se esperaban fijos en el once inicial de Stempel.

La posición cinco, esa que tradicionalmente ocupaba Gabriel Gómez, estará en manos de Anibal Godoy, mientras que los otros centrocampistas serían Cristian Martínez, José Luis Rodríguez y Miguel Camargo, todos con llegada; mientras que la delantera no era un secreto, Rolando Blackburn y Gabriel Torres serán pareja.

En el sexto día de trabajos, antes del partidillo, donde se vio el equipo que abrirá el martes, la selección panameña hizo trotes controlados y circuitos de pases de primera intención con movimientos, Stempel destacaba en sus órdenes la precisión de cada toque de pelota.

En el partido de entrenamiento, el técnico interino de Panamá dejó claro que no saldrá a defenderse el martes. Los centrocampistas ofensivos tuvieron mucha movilidad, mientras que Godoy, ocupando la primera línea defensiva antes de la zaga, no salía más allá de la bomba central.

Godoy tocaba la pelota a Rodríguez, para las salidas a velocidad de Amir Murillo por la banda o los ataques de Martínez por el centro, por la otra banda Benítez no tenía tantas libertades, recibía y cedía rápido el esférico.

Roman y Fidel en el centro trabajaron algo de más en cada llegada del equipo contrario, que siempre atacaba con superioridad numérica, debido a la incorporación de jugadores de la sub 17, con la que también trabaja Stempel.

Con el entrenamiento finalizado, la selección nacional de fútbol de Panamá compartió con niños de Casa Esperanza Panamá.

comments powered by Disqus