Fútbol 27/01/2018 - 12:02 a.m. sábado 27 de enero de 2018

Panamá, la gran sorpresa mundialista

Sorprendente cómo un país donde el fútbol no es deporte nacional, y sufre de escasez de infraestructuras, pudo obtener un cupo  al Mundial 

  /

Anterior Siguiente

Nelson A. Fernández
na.fernandez@laestrella.com.pa

Muchos se asombran de la forma cómo un país, del que se conoce que no posee infraestructuras deportivas para desarrollar el fútbol en un nivel de alto calibre, y que ha tenido unos pocos logros en sus categorías inferiores, haya podido convertirse en una de las 32 selecciones que ocupará un puesto en el Mundial de Rusia 2018.

Una situación en la que se muestra este planteamiento lo constituye la Liga Panameña de Fútbol (LPF). Ello se pone de manifiesto al observar la liga como tal, la cual no es considerada por algunos expertos como una liga ‘élite'; incluso para la FIFA, ya que en Panamá no existe la cantidad necesaria, ni de equipos, como infraestructuras. También los estadios que se utilizan para la LPF, no todos cumplen los requisitos que la FIFA da a conocer para establecer a una liga como profesional.

Para un país que no es reconocido profesionalmente su respectiva liga de fútbol, el clasificar a su primer mundial, por encima de países con ligas totalmente reconocidas, como Estados Unidos, da esa emoción y esa alegría, ya que da a conocer que aquí en territorio panameño hay talento, pero a ese talento se le tiene que enseñar con disciplina y arduo trabajo, con esto queremos decir que si deseamos ser un país reconocido profesionalmente por nuestro deporte, todos los factores que posee el mismo deben tratarse con responsabilidad y sinceridad, no que sea beneficio para una persona importante, sino que sea un trabajo limpio, debido a que representa al país entero.

Lo que los ciudadanos quieren a partir de el suceso de la selección al clasificarse a Rusia 2018 es que el país pueda tener más oportunidades como esas, Panamá no quiere ser conformista y decir que ya con ir a un solo mundial, están satisfechos o contentos, lo que quiere la población es primero, ver una buena actuación de la selección, en lo que será su debut en un torneo de muchísimo calibre como la Copa del Mundo y después poder ver a las futuras selecciones poner en lo alto el nombre de Panamá en otras participaciones mundialistas.

La selección panameña de fútbol logró el pasado 10 de octubre de 2017, el pase directo a la fiesta más grande del fútbol, la Copa Mundial Rusia 2018, ganándole por marcador final de 2-1 a la selección de Costa, con goles de Gabriel Torres y Román Torres.

Los ‘Canaleros' obtuvieron el tercer puesto en la hexagonal, asegurando el último pase directo al Mundial, con un total de 13 pts.

La plantilla de Panamá sabemos que esta en sus últimos momentos ya que la media de edad de la selección es 29.4, convirtiéndola en el país con la plantilla de más edad en todo el Mundial de Rusia 2018, lo más probable es que después del Mundial la mayoría se retire de la selección, abriéndole las puertas a los jóvenes de categorías inferiores para que representen al país a nivel profesional. Pero una incógnita que se mantiene con los años es si la juventud podrá sobrepasar lo que esta generación de fútbol ha logrado ya que se ve poca inversión del país hacia la base deportiva en Panamá, lo que son las academias, escuelas, etc.

Para demostrar algunos inconvenientes que se tienen en Panamá con la inversión en el área deportiva, tenemos sus estadios:

1. Rommel Fernández, capacidad para 27,000 personas, un número aceptable para ser el estadio nacional, y es considerado el mejor con grama natural en toda Centroamérica.

Un detalle es que fue remodelado en 2010, con mejoras de 25 millones de dólares.

2. Maracaná, capacidad para 5,500 personas, es uno de los estadios más nuevos pero no es ni la mitad de lo que es el estadio Rommel Fernández, esto es un factor muy importante debido a que primero que nada no hay suficientes estadios en Panamá para todos los equipos de la LPF. Segundo, los estadios que sí existen, no poseen un mantenimiento continuo y eficaz, para mantener no solamente la cancha sino también lo que la rodea, la estructura.

Panamá posee 3 estadios que sobrepasan los 1,000 de capacidad, una cifra muy escasa para un país que quiere poseer una liga profesional autorizada por la FIFA. Lo que preocupa no es solo en el fútbol, sino también en todos los deportes, como por ejemplo el estadio Rod Carew, o la arena Roberto Durán, son estructuras ya antiguas que requieren un cuidado más intensivo y una remodelación para tener un mejor desempeño.

Otro punto crítico en la inversión deportiva del país son las categorías inferiores. Para marzo de 2014 la selección Sub-20 se ubicaba en el puesto 29 del ranking FIFA, pero para la última tabla de posiciones, Panamá ha decaído demasiado, ya que en diciembre de 2017 se ubicó en el puesto 56.

Claro, no podemos opacar todos los méritos que estos han logrado ya que en la UNCAF, Panamá en el año 2017 se proclamó campeón del torneo, pero si queremos seguir contemplando estos honores que la selección nos regala, se debe invertir no solo en lo monetario sino también en lo disciplinario y cultural para hacer de estas grandes participaciones que poseen nuestros muchachos un hábito que podamos hacer y convertirnos en una amenaza para los demás países del mundo.

En el pasado pudimos apreciar a el gran boxeador panameño Roberto Durán ser reconocido mundialmente como otras leyendas del deporte panameño como Rod Carew, Rommel Fernández, Mariano Rivera, Julio César Dely Valdés, entre otros. Si queremos llevar el orgullo panameño a lo alto y demostrar que Panamá no es un país deficiente en el ámbito deportivo, se debe inculcar en las bases del mismo lo que son el esfuerzo, el trabajo duro y sobre todo la disciplina.

SELECCIÓN DE PANAMÁ

Cómo Panamá se está preparando para el Mundial

1 -1

resultado final del partido amistoso contra Gales. Último del 2017 rumbo al Mundial.

22

de marzo, primer partido de preparación de La Roja contra Dinamarca para Rusia 2018.

comments powered by Disqus