Boxeo 23/07/2019 - 12:01 a.m. martes 23 de julio de 2019

Pacquiao esperará al 2020, su posible rival saldrá en septiembre

Luego de superar en un duro combate a Keith Thurman, el campeón filipino se dedicará a los quehaceres de la política. El pleito del 28 de septiembre entre Errol Spence Jr. y Shawn Porter podría ser el próximo contrincante de Manny Pacquiao

  /

Anterior Siguiente

Julio Alfaro
jalfaro@laestrella.com.pa

Manny Pacquiao no dejó dudas de que a los 40 años de edad, continúa en una condición física, técnica y atlética excepcional.

Su victoria sobre el estadounidense Keith Thurman el sábado último en Las Vegas despejó muchas de las dudas existentes, principalmente aquella en la que la longevidad pugilística y cronológica del boxeador tagalo tenían un gran signo de interrogación.

Descanso y trabajo

Luego de batallar por doce asaltos con un boxeador diez años más joven, Manny Pacquiao sabe que su cuerpo tiene un límite, y que mantenerlo sano, en una condición óptima, es clave para lo que podría ser el último año de su ilustre carrera boxística.

‘Voy a descansar y a trabajar en el senado de mi país' (Filipinas), destacó Pacquiao, cuando se le preguntó acerca de una posible pelea para el mes de diciembre.

‘He peleado dos veces este año, creo que ahora debo hacer el trabajo para el que fui elegido. Volveré a pelear el próximo año', sentenció.

Aunque emergió triunfador, tumbando en el primer asalto y Thurman, y luego ponerlo al borde del nocáut con una puñalada en el hígado en el décimo asalto, las huellas de una dura refriega quedaron bien marcadas en el rostro del filipino.

La contabilidad de los golpes de ambos boxeadores, principalmente en el noveno asalto, dejan ver que el estadounidense acertó 26 golpes, el 75% estremeciendo a Pacquiao.

¿Qué es lo que sigue?

La lógica del negocio del boxeo es precisamente en el caso de Manny Pacquiao descansar y mantenerse en el mundo de la política, indudablemente con menos trajín que el del boxeo.

Esto pone la lupa sobre la que se espera sea la mejor pelea del año, y que se celebrará el 28 de septiembre entre dos campeones mundiales del peso wélter.

El invicto Errol Spence Jr., campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) se enfrentará en el Staples Center de Los Ángeles a Shawn Porter, campeón del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en una pelea que se espera sea de alto impacto.

Spence Jr. está invicto, con 21 de sus 25 victorias logradas antes del límite; Porter ha sido dos veces titular del mundo en las 147 libras, su estilo avasallador le ha dado grandes triunfos y un espacio importante entre los mejores pesos wélter de la actualidad.

El ganador de este combate parece un lógico contrincante para Manny Pacquiao en los primeros tres meses del próximo año.

Sin embargo, está en el camino el británico Amir Khan, quien asegura tener un acuerdo para pelear en noviembre con Pacquiao, algo que el filipino ha negado en reiteradas ocasiones.

Por su parte, Keith Thurman expresó su deseo de tener un desquite ante el filipino; sin embargo, a pesar de que remontó mucho terreno en el pleito del sábado, fue notoria su pérdida.

Hay un par de remotas posibilidades en un par de púgiles con un gran nivel competitivo.

El cubano Yorgenis Ugás mostró gran calidad en su triunfo sobre Omar Figueroa Jr, en una de las peleas previas a la de Pacquiao y Thurman el sábado.

Ugás le hizo un gran combate a Shawn Porter, que en la apreciación de más de un experto, resultó despojado de un legítimo triunfo.

Lució en gran forma sobre Figueroa Jr, a quien derribó y no dio opciones.

Otro nombre en la baraja es el de Danny García, quien perdió con Thurman y Porter, pero que posee un estilo que bien encajaría en un combate ante Pacquiao.

¿En las últimas?

El astro filipino no ha dado indicios de querer colgar los guantes, mucho menos después de su demostración ante Thurman.

Sin embargo, la idea de dedicarse ‘a los asuntos inherentes al trabajo' deja ver que sin dudas hubo huellas implícitas en su cuerpo, por el fragor de la dura batalla del sábado ante Thurman.

Queda claro que no hay precisamente ‘Pacquiao para rato', antes bien, un alto en el camino luego de una pelea sumamente exigente, indica la necesidad imperiosa de tomar las cosas con calma, máxime que las que podrían ahora sí ser sus últimas peleas estarían pactadas para el próximo año

¿Qué le espera a Thurman tras esta derrota?

POSICIÓN

Aunque un juez votó en su favor, Keith Thurman sabe que pudo haber hecho algo más ante Manny Pacquiao.

Su situación es la del boxeador que por primera vez en su carrera se ve en una encrucijada. Sin un título mundial en su poder, lograr una nueva mega pelea luce como un evento para el que tendrá que esperar bastante.

La caída que sufrió en el primer asalto marcó definitivamente el rumbo que tomaría once asaltos después el disputado combate.

En todo esto hay algo muy cierto: Keith Thurman se quitó un poco aquello del arrogante e impertinente; demostró que es un boxeador de primer orden, y que a pesar de la derrota, se mantiene entre los mejores pesos welter del mundo en la actualidad. Tendrá, sin embargo, que esperar su turno, en la cola de la fila.

comments powered by Disqus