Boxeo 27/05/2019 - 12:00 a.m. lunes 27 de mayo de 2019

Los mejores boxeadores de la historia en Panamá

Con una gran cantidad de campeones del mundo, y púgiles de gran calidad, agrupar a lo más excelso del deporte de los puños entre los nacidos en nuestro país, es una tarea bastante difícil

  /

Anterior Siguiente

Nicolás Espinosa S.
nicolasespinosa619@gmail.com

La historia pugilística istmeña es inmensamente rica en personajes que, a lo largo de los tiempos, brindaron grandes y excelentes espectáculos, que al finalizar sus carreras los ubicaron en la historia de esta fascinante actividad.

Es por ello que es difícil enmarcar a una cantidad determinada de boxeadores y engrosarlos en una exclusiva lista, porque posiblemente se excluya a uno o a varios con méritos.

No obstante, el talento obliga y por ello vamos a mencionar a los diez mejores pugilistas panameños de la historia. Es una increíble mezcla de talentos, estilos, divisiones y épocas, que ubicaron a Panamá en el mapa pugilístico internacional.

Los cinco primeros

1. Roberto Durán (103-16-0- 70 Ko).

Alcanzó cuatro cetros mundiales en igual cantidad de divisiones, siendo el primer latinoamericano en lograrlo, y el tercero en la historia, detrás de Ray Leonard y Thomas Hearns.

Su capacidad atlética le permitió pelear en cinco décadas y disputar nuevamente un título del mundo, veintiséis años después que lo hiciera por vez primera en 1972.

Amasó un récord de 103 triunfos (70 de ellos antes del límite), y 16 derrotas, doce frente a púgiles que llegaron a ostentar un cetro.

Realizó su último pleito en Denver a los 50 años; es decir, 33 años después de su debut en Colón ante el chiricano Carlos Mendoza.

2. Eusebio Pedroza (41-6-1- 25 Ko.).

Ostentó el título pluma de la AMB por siete años, en los cuales realizó 19 exitosas defensas en cuatro continentes.

Hilvanó una serie de triunfos al principio de su carrera frente a experimentados rivales locales, como Senén Ríos, Ernesto Mathias, Marcos Britton y Orlando Amores, que le permitieron una oportunidad titular frente al mexicano Alfonso Zamora, quien lo noqueó.

Después venció consecutivamente al chiricano José Santana y a los capitalinos Reynaldo Hidalgo y Rodolfo Francis, estos últimos clasificados mundiales, que le permitió disputar una vez más un título; lo demás es historia.

3.- Alfonso Téofilo Brown (129-19-12- 59 Ko). Se convirtió en el primer hispano en obtener una corona mundial, al vencer en junio de 1929 al español Gregorio Vidal. Luego de once exposiciones, perdió la faja en 1935.

Sin embargo, siete meses antes había sido reconocido monarca por la Comisión de Boxeo de Estados Unidos, después de considerarse ‘la petición de tres aspirantes'. Seis meses después fue desconocido.

Brown disputó la faja mosca del Istmo en su séptima pelea al estadounidense Sailor Patchett, con quien empató tras 15 disputados asaltos.

4.- Ismael Laguna (65-9-1- 37 Ko.).

Fue considerado la excelencia boxística de su época y, si bien creció alrededor de grandes luminarias, fue a partir de su coronación en 1965, que los caminos del boxeo istmeño se abrieron con mucho más éxitos.

Fue dos veces campeón del mundo y se enfrentó a lo mejor de la época, incluyendo a Carlos Ortiz, Ken Buchanan, Nicolino Locche, Vicente Saldívar y Flash Elorde.

Ganó el titulo nacional pluma en 1962, pero lo rechazó para evitar ser excluido de la lista de contendientes del brasileño Eder Jofre, campeón mundial gallo.

5. Hilario Zapata (43-10-1- 14 Ko.). Siendo un novato obtuvo triunfos sobre los ex campeones Juan Guzmán y Freddie Castillo, que catapultaron su carrera.

En marzo de 1980 venció al japonés Shigeo Nakajima, siendo la primera vez que un panameño triunfaba en tierras niponas, y en nueve meses efectuó cuatro exposiciones exitosas del título de las 108 libras.

Intervino en 24 peleas de título mundial, 15 de ellas como monarca minimosca y mosca, y se convirtió en uno de los púgiles con más asaltos disputados en pleitos titulares con 303.

Los cinco siguientes

6. Santiago Zorrilla (75-38-18- 9 Ko). Debutó a los 15 años y se convirtió en campeón gallo del Istmo dos meses antes de cumplir los 17 en 1924. Ese año celebró 16 pleitos, con récord de 10-3-3.

En diciembre de 1925, cuando viajó a Estados Unidos, y julio de 1928, ganó 35 combates y empató uno en 42 encuentros.

Uno de sus triunfos fue ante el monarca gallo, Bud Taylor, en pelea no titular.

Fue el primer panameño en disputar un título. En diciembre de 1928 empató con el campeón Tod Morgan, quien lo venció cuatro meses después en la pelea de revancha.

7. Ernesto Marcel (40-4-2- 23 Ko.) Ganó el título nacional gallo en 1969, año en que ganó los nueve encuentros que celebró, incluyendo uno frente al dos veces retador mundial, el colombiano Bernardo Caraballo.

Fue dos veces retador a la corona pluma, empatando en una ocasión ante el japonés Kuniaki Shibata.

En la segunda venció al venezolano Antonio Gómez, cinturón que defendió exitosamente en cinco ocasiones.

8. Jorge Luján (27-9-0- 16 Ko.) Ganó sus primeros 15 encuentros, por lo que fue considerado entre los mejores moscas del mundo.

Sin embargo, la oportunidad le llegó en la categoría superior, donde noqueó al campeón mexicano Alfonso Zamora.

Efectuó cinco exitosas defensas antes de perderlo frente al puertorriqueño Julián Solís.

Tuvo otras tres oportunidades titulares, pero en todas perdió.

9. Antonio Amaya (48-21-7- 10 Ko.) Se mantuvo invicto en sus primeras 24 peleas, donde llegó a conquistar los títulos pluma y súper pluma nacional. También fue campeón nacional junior welter.

En los años 70 disputó infructuosamente en tres ocasiones el título súper pluma en Japón, dos ante Hiroshi Kobayashi, y una ante Kuniaki Shibata.

En una pelea perdió por decisión dividida y en otra por decisión mayoritaria.

10. Enrique Pinder (35-7-2 13 Ko.) Fue campeón nacional gallo y de la Federación Norteamericana de Boxeo (NABF).

En la búsqueda del cinturón mundial gallo que ganó en 1972, tuvo un récord de 20-1-1 en pleitos celebrados Estados Unidos, México y Panamá, y obtuvo cinco victorias frente a púgiles mexicanos, uno ante el monarca Rafael Herrera.

comments powered by Disqus