Boxeo 16/09/2017 - 12:01 a.m. sábado 16 de septiembre de 2017

"Canelo" vs. Golovkin: una pelea de difícil pronóstico

Este sábado en Las Vegas, uno de los dos púgiles saldrá con la diestra en alto, y el título de las 160 libras en su cintura.

"Canelo" vs. Golovkin: una pelea de difícil pronóstico

Julio Alfaro
jalfaro@laestrella.com.pa

La arena T-Mobile de Las Vegas, Nevada, Estados Unidos, atestiguará una de las peleas más esperadas de los últimos diez años en el pugilismo mundial.

El mexicano Saúl "Canelo" Álvarez y el kazajo Gennady Golovkin se enfrentarán a un límite de 12 asaltos y peso de 160 libras, disputando los títulos mundiales de la categoría, reconocidos por la Asociación Mundial, el Consejo Mundial y la Federación Internacional de Boxeo, además de la que reconoce la Organización Internacional de Boxeo.

El pleito ha levantado muchos comentarios, principalmente después de la mala caricatura de pelea que nos ofrecieron Floyd Mayweather y Conor McGregor el pasado 26 de agosto, un espectáculo que le hizo mucho daño a la credibilidad del deporte de los puños en el mundo.

Hoy por hoy, "Canelo" y "GGG" representan lo mejor del boxeo profesional actual, sus estilos de pelea son atractivos para el exigente aficionado. Por ello, no creo que sea un pleito ni aburrido, ni desprovisto de emoción y dramatismo.

Por el contrario, el drama ronda cada espacio del cuadrilátero, desde que ambos firmaron para enfrentarse. 

Palmo a palmo

Golovkin es un poderoso boxeador que jamás ha perdido en las 37 veces que ha trepado a los encordados, donde 33 de sus oponentes han caído antes del límite.

En Panamá, existe una notable simpatía por el kazajo, quien ganó su primer campeonato mundial, el interino del peso mediano el 14 de agosto de 2010 al colombiano Milton Núñez, con un impresionante nocáut en el primer asalto, en la arena Roberto Durán, mismo escenario de la segunda defensa de la corona el 17 de junio de 2011, noqueando técnicamente al ugandés Kassim Ouma.

Desde entonces, Golovkin despachó por nocáut a cuanto rival osó encerrarse con él en el cuadrilátero, hasta el 18 de marzo de este año, cuando se midió al estadounidense Daniel Jacobs, quien lo exigió hasta llevarlo por primera vez a escuchar la decisión de los jueces en una pelea de título mundial. 

Saúl Álvarez fue creciendo desde temprana edad en el boxeo. Paulatinamente fue avanzando en su carrera, incrementando en cada pleito el nivel de sus contrarios.

Tropezó, sin embargo, ante Floyd Mayweather Jr, quien en ese momento desnudó sus carencias defensivas, en una decisión mayoritaria que debió haber sido unánime.

Aquella pelea en el año 2013 le enseñó una gran lección al "Canelo", al igual que el pleito del 12 de julio de 2014 ante el cubano Erislandy Lara, quien lo deslució, haciéndolo ver mal en el cuadrilátero. La decisión dividida en favor del mexicano produjo las protestas entre los expertos del boxeo.

Aunque se reivindicó superando en toda la línea al boricua Miguel Cotto el 21 de diciembre de 2015, su último pleito ante su compatriota Julio César Chávez Jr resultó de un solo lado en su favor, defraudando una promoción que la dio como una "guerra" entre mexicanos.

Cómo la vemos

Gennady Golovkin nunca ha tenido enfrente a un boxeador con las características del mexicano; pero Álvarez tampoco ha peleado con un hombre tan destructivo como el kazajo.

Una cosa salta a la vista, y es que el europeo tiene una forma de pelear bastante frontal, cuyas falencias dejó ver claramente Daniel Jacobs, quien incluso llegó a conectar varios golpes de consideración sobre su rostro.

Álvarez tiene un boxeo algo más depurado, aunque es también un hombre que no le teme el choque. Se le ha visto caminar el ring, además utiliza su gancho de izquierda como una daga al cuerpo.

No vemos este combate arribando a la decisión de los jueces. Es el poder de Golovkin contra la inteligencia y contundencia de "Canelo" Álvarez. Me quedó con el mexicano, reconociendo que este combate será de estrategias, principalmente del latinoamericano, quien tiene suficiente poder en los puños para hacerle daño a su contrario.

Las opciones de Golovkin, desde mi punto de vista, se circunscriben a hacer valer su poder físico y de puños para minar la resistencia del azteca.

Será una pelea que reivindicará al boxeo y que dejará a uno de los dos como el número uno del mundo, libra por libra. 

comments powered by Disqus