Boxeo 19/08/2019 - 12:05 a.m. lunes 19 de agosto de 2019

El boxeo: un deporte donde está latente el peligro

El pugilismo se encuentra entre las diez actividades con mayor riesgo de muerte en el mundo; los golpes han producido desenlaces fatales, desde que el arte de la defensa propia con los puños comenzó a documentarse, en el siglo XVIII

Duk Koo Kim murió noqueado por Ray Mancini, 1982. / Cedida
Cedida

Duk Koo Kim murió noqueado por Ray Mancini, 1982.

Anterior Siguiente

Nicolás Espinosa
cafeestrella@laestrella.com.pa

Hay una vieja sentencia que afirma que ‘hay más muertes en otras actividades que en el boxeo' y, si nos vamos a las estadísticas, es muy posible que los defensores de esta tesis tengan algo de razón.

Según algunos estudios, el boxeo está ubicado en medio de la tabla entre las diez más peligrosas, aunque se encuentra unos peldaños más arriba cuando se habla de las secuelas que trae su práctica.

Las alarmas sobre este particular tema volvieron a encenderse y sus detractores a insistir en su abolición, cuando en julio pasado dos jóvenes gladiadores murieron días después de celebrar enconados combates.

El primero fue el ruso Maxim Dadashev, de 28 años, luego de un pleito celebrado en Estados Unidos; y el segundo, el argentino Hugo Santillán, de 23, tras un encuentro en su natal país, Argentina.

Actividad peligrosa

Un estudio del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional (Nioshtic) de Estados Unidos describe al boxeo como ‘singularmente peligroso' porque ‘requiere golpes intencionales en la cabeza y otros órganos vitales con el propósito de incapacitar al oponente'.

Según la entidad, las lesiones en la cabeza representan hasta el 68% de todas las lesiones entre los boxeadores profesionales y, si bien en la actividad aficionada hay mayor protección, las tendencias en lesiones cerebrales ‘se correlacionan con la cantidad de combates librados'.

El documento también llama la atención sobre los daños oculares que se sufren, detectados en un 66% de los púgiles que fueron examinados.

Debido a esta situación, el boxeo ha sido prohibido en algunos países de Europa, sobre todo el profesional, y las prevenciones sanitarias endurecidas, pero aún así, es muy difícil que la actividad escape de sus propios riesgos.

Factores de riesgo

UN DEPORTE CON RIESGOS

El boxeo ha tratado de cambiar algunos aspectos en su historia

12

asaltos se combaten en las peleas de campeonato mundial; antes, el pleito se extendía tres asaltos más.

68

por ciento de las lesiones en el boxeo se producen en la cabeza, según un informe.

Para el doctor Jorge Puerta, vinculado a la Comisión de Boxeo Profesional de Panamá por algo más de dos lustros, ‘existen múltiples factores que pueden incidir en este tipo de eventos trágicos y que terminan con la vida del atleta, y no solo en el boxeo sino en otras disciplinas'

‘No podríamos decir que el boxeo per se produce este tipo de defunciones' —porque en términos generales— ‘todo deporte trae su riesgo', destaca el galeno.

Puerta, con cuatro décadas en la práctica de la medicina, enumera diversas formas en que las lesiones pueden producirse.

‘En forma congénita, por traumas severos que no son diagnosticados apropiadamente, por el uso de sustancias prohibidas y por enfermedades adquiridas o hereditarias no diagnosticadas'.

‘Lo que sería importante es el de tener mejores revisiones médicas, estudios más profundos y rutinarios, que traerían como resultado el disminuir al máximo estas defunciones', matizó.

En esa línea, aseveró que también es necesario de que los pugilistas tomen conciencia de la ‘importancia de practicar hábitos alimentarios sanos y de exámenes médicos rutinarios', porque es una forma de protegerse y de evitar lesiones severas.

Asimismo, llamó la atención sobre uno de los problemas clásicos de los deportistas, el sobrepeso, que se produce por la falta de un concienzudo trabajo en los entrenos, y donde no solo se le da ventaja al contrario sino que se juega con su salud.

‘Son las cosas que tenemos que mejorar dentro del ámbito boxístico. Hay trabajo, tenemos que sacar el tiempo y convencer a las personas (involucradas) para lograr el objetivo'.

Panamá, en la mira

A raíz de las muertes registradas en diferentes momentos y regiones, las máximas organizaciones boxísticas han adoptado medidas para proteger la vida de los púgiles, su mayor activo.

Sin embargo, éstas aparentemente no han sido suficientes y, en el caso de las comisiones esa responsabilidad se las han pasado a los entrenadores y boxeadores en las prácticas, a los médicos en los exámenes previos al pleito y a los árbitros durante la refriega.

Panamá no escapa del peligro que se incurre al practicar el boxeo, si bien las lesiones serias y los fallecimientos han sido contados.

El último de ellos se registró en noviembre de 2015, cuando el púgil santeño Hernán Vergara falleció tras un pleito en el marco del torneo nacional aficionado, llevado a cabo en Santiago de Veraguas.

En cuanto al boxeo profesional, el caso de más reciente data se dio en diciembre de 2004, cuando el colombiano Carlos Meza falleció días después de celebrar un pleito en la Arena de Colón.

El ex presidente de la Comibox capitalina y actual asesor, Harmodio Cedeño, dijo que a partir de la muerte de Meza se redoblaron los esfuerzos en materia de seguridad y se incrementaron las charlas médicas.

No obstante, no fue sino hasta este año en el marco de la convención nacional, que se plasmó en blanco y negro algunos aspectos inherentes a la seguridad de los púgiles, aunque esto solo tiene que ver con aquél que sale al exterior.

En ese sentido, Cedeño explicó que el documento es un anexo que se le agregó a las modificaciones hechas al reglamento interno del boxeo profesional, que en estos momentos está en Pandeportes para su aprobación.

‘Los aspectos que se incluyeron habla de la obligación que tiene el atleta de ser examinado por un médico de la Comibox antes de viajar al exterior, y la que tiene su entrenador de dar fe de que su pupilo tiene de cuatro a seis semanas practicando', precisó.

Cedeño puntualizó que una vez sea aprobado este reglamento, regirá para todas las comisiones de boxeo de Panamá (Colón, Chiriquí y Panamá).

Señaló que se tiene programado un convivio con todos los entrenadores de boxeo en Panamá, para darles a conocer las actualizaciones que se hicieron e insistir sobre las medidas de seguridad que deben tener con sus boxeadores.

comments powered by Disqus