Béisbol 04/10/2017 - 12:00 a.m. miércoles 4 de octubre de 2017

Rockies vs. D'Backs, partido de alto calibre

El choque para escoger el comodín de la Liga Nacional promete ser tan ardiente como toda una temporada de grandes batazos y hazañas

Paul Goldschmidt es el corazón ofensivo de los Diamondbacks de Arizona, que esta noche salen en busca de la victoria ante los difíciles Rockies de Colorado. / Archivo | La Estrella de Panamá
Archivo | La Estrella de Panamá

Paul Goldschmidt es el corazón ofensivo de los Diamondbacks de Arizona, que esta noche salen en busca de la victoria ante los difíciles Rockies de Colorado.

Anterior Siguiente

Servicios internacionales
online@laestrella.com.pa

Apostar todo a un solo partido es la gracia que tiene para las Grandes Ligas haber creado la figura del ‘comodín' para completar el cuadro de equipos que jueguen las series divisionales.

El particular encuentro es determinante, pues no importa qué cantidad de juegos hayas ganado en la temporada, ni que tan efectivo haya sido un equipo sobre otro en este período.

Simplemente, se juega al todo o nada: ganando se sigue adelante y perdiendo, hay que irse a casa.

Así es como se pinta el partido de esta noche entre los Rockies de Colorado y los Diamondbacks de Arizona, en el cual dos de los equipos con el mayor poder en sus bates tratará de superar a punta de batazos a sus contrarios.

SIMILITUDES

Tanto Colorado como Arizona vienen de temporadas con marca por debajo de .500, lo que hace aún más electrizante su encuentro de esta noche.

Los Rockies vienen de una marca de 75-87 en 2016 a invertir completamente ese registro (87-75), capturando uno de los lugares para disputar el choque de comodines. Es la primera vez desde el 2009 que los Rockies están en la postemporada.

Todo se ha producido tras el despido el año pasado de Walt Weiss y la oportunidad dada a Bud Black.

Colorado trajo entonces para reforzar el plantel a Ian Desmond, un veterano con ocho temporadas a cuestas y al cerrador Greg Holland, que se había perdido la temporada del 2016 por la operación de Tommy John, y que aportó 41 rescates, como líder del Viejo Circuito.

Un puñado de fuertes bates con Nolan Arenado, Carlos González, el campeón bate de la Liga Nacional, Charlie Blackmon, Mark Reynolds, DJ LeMahieu, y Trevor Story, forman una artillería al servicio de Black, que ha sabido manejar bien estas piezas.

Por su lado, los Diamondbacks vienen de un proceso de reconstrucción, de la mano de Torey Lovullo, quien ha transformado a un puñado de buenos peloteros en excelentes jugadores.

Los D'Backs descansan toda su poder en Paul Goldschmidt, líder en todos los departamentos ofensivos del equipo, acompañado por el joven Mike Lamb, quien logró su primera campaña con 30 cuadrangulares y más de 100 carreras empujadas.

La llegada de JD Martínez, procedente de los Tigres de Detroit, impulsó fuertemente a los de Arizona, con sus 29 jonrones y 65 carreras empujadas desde que se unió al equipo en julio.

Otra real fortaleza de los Diamondbacks está en su cuerpo de lanzadores, con Zack Greinke como líder, seguido por Robbie Ray, Patrick Corbin, con un bullpen consolidado en el renacimiento de Fernando Rodney y sus 39 rescates.

Es un partido de equipos que el año pasado estaban descartados, y que en el 2017 han encontrado caminos ganadores, basados en sus fortalezas. Solo uno de ellos prevalecerá al final.

‘Es solo un partido, hay que darlo todo, ganar es seguir adelante en la postemporada'

BUD BLACK

MÁNAGER DE LOS ROCKIES DE COLORADO.

comments powered by Disqus